2009, el año de los fondos cerrados


Muchas gestoras han llegado a tres conclusiones en los últimos meses: los reembolsos han hecho muy complicada la gestión de muchos productos en 2008, existen activos (como la renta fija privada) que necesitan un tiempo para obtener unas atractivas rentabilidades y, por último, actualmente existen interesantes oportunidades de inversión.



Ante estas tres premisas algunas casas se han lanzado a comercializar productos que buscan colocar un patrimonio en un activo determinado y esperar después un tiempo a que de sus resultados, sin necesidad de estar pendientes de la salida de dinero que suelen perjudicar a los partícipes que permanecen en el producto ya que el gestor se ve obligado a deshacer posiciones antes de lo esperado a unos precios que drenan el resultado final de la inversión.



Para intentar controlar estas fluctuaciones de capital, se está recurriendo a la inclusión de elevadas comisiones para la entrada y salida de dinero fuera del periodo establecido.



En España, de los 3.000 fondos nacionales, hay 1.182 que aplican comisión de reembolso (con 326 que tienen la máxima del 5%) y 837 con gastos de suscripción (con 545 con el 5%). La mayoría son garantizados, pero en las últimas semanas se ha comenzado a ver fondos sin garantía que recurren a esta estrategia.



El objetivo de todos ellos es aprovechar las oportunidades que existen en el mercado de renta fija privada. Por ejemplo, Ibercaja ha lanzado su Monetario 5, que contará con un periodo de suscripción y reembolso todos los años entre el 15 de diciembre y el 10 de febrero. Fuera de este periodo aplicará una comisión de entrada y salida del 0,5%.



BBVA AM también se ha apuntado a esta moda pero en su caso con una particularidad: ha lanzado el primer producto no garantizado registrado en España que paga un cupón fijo. Éste será del 3% y se abonará, mediante reembolso de participaciones, al final del primer año. El fondo invertirá mayoritariamente en activos de renta fija privada que presenten una calificación crediticia alta y media, tanto nacional como extranjera. El plazo de vencimiento estará próximo a los 36 meses y la inversión mínima es de 10.000 euros. El objetivo de este producto es proporcionar a los partícipes una rentabilidad acorde con los activos en los que invierte, cuyo vencimiento estimado se sitúa alrededor de enero de 2012. Para que esta rentabilidad no se vea estropeada por ventas forzosas para hacer frente a los reembolsos, el fondo impone una comisión de salida del 5%, así como una comisión de suscripción del 2%. No obstante, si una vez adquirida la cartera los activos vencieran antes de la fecha estimada (enero de 2012), las comisiones de suscripción y reembolso dejarían de operar a partir de esa fecha.



También con el objetivo de aprovechar las excelentes oportunidades de inversión que hay actualmente y gestionar un patrimonio fijo, Fineco impone una comisión de suscripción del 5% para el dinero que entre a partir de febrero en su nuevo fondo, el Best Timing Fund II. Es un fondo global referenciado al DJ EuroStoxx 50, con un horizonte de inversión de dos años, que tiene una comisión anual de gestión del 1,25% y del 5% sobre sus resultados positivos. Santander Asset Management ya lanzó en julio del pasado año el Santander Financial Opportunities, con una cartera en deuda bancaria subordinada a tres años con una TIR del 7%. Para limitar las entradas y salidas, aplica un descuento a favor del fondo del 3% en las suscripciones y reembolsos entre julio de 2008 y de 2011.

Lo más leído