Tags: Alternativos |

2009: año distressed


Phillip Schaeffer, gestor de Katonah Scott's Cave Management, asegura que "el momento de apostar por los activos distressed llegará en 2009". Schaeffer gestiona fondos distressed desde hace más de 20 años. Esta estrategia, que invierte en títulos de empresas en dificultades financieras, está entre las que pueden tener un mayor potencial de generar rentabilidades positivas en los próximos años. Schaeffer maneja más de 100 millones de dólares para la estadounidense Katonah Scott's Cave Management y además gestiona el fondo Lyxor/Scott's Cove Special Credits Fund.

"Invierto en distressed desde 1986 y este es el momento más difícil que me ha tocado vivir", reconoce. "Por un lado el mercado de distressed y y de bonos de alta rentabilidad ha tenido una alta correlación con la renta variable. Eso empezó hace un año. Nunca me había preocupado mucho si el S&P 500 subía un 1% o bajaba un 1%. Pero ahora hay mucha correlación. Soy muy bueno tomando decisiones en bonos de alta rentabilidad y distressed, pero no soy tan bueno en decidir qué hará la bolsa y el mercado me ha obligado a tener que pensar en ello. Además, hay mucha volatilidad y esto dificulta tomar decisiones si el mercado sube o baja un 2% en un solo día", afirma Schaeffer.

Ahora, las posiciones largas representan sólo el 6,7% de la cartera de su fondo. "Se trata de un número increíblemente bajo. Si hace dos años me hubieran preguntado cuál es el mínimo de posiciones largas que podría tener el fondo en un entorno negativo, habría dicho que el mínimo sería de un 50% o un 40% de la cartera", señala Schaeffer.

"En EEUU todavía es muy pronto para comprar y para volver a estar largos, pero pensamos que se puede ganar dinero estando cortos. Este entorno difícil se mantendrá durante algún tiempo. Dudo que el momento de cambiar de estrategia se dé en este año; espero que llegue durante 2009", opina el gestor.

Lo más leído