Vuelve la volatilidad al mercado de divisas

Vuelve la volatilidad al mercado de divisas

Funds People

Con la guerra comercial mantenida entre EE.UU. y China en stand by, la distensión que se ha visto entorno al Brexit, la ausencia de nuevos riesgos geopolíticos en el horizonte, tras unas primeras sesiones en 2020 en la que el mercado se puso nervioso con el conflicto abierto entre EE.UU. e Irán,  y la sensación de que los bancos centrales no modificarán, al menos no este año, su hoja de ruta, el mercado de divisas ha pasado a un segundo plano para los inversores.

De hecho, según recogen en la gestora Legg Mason, el Deutsche Bank FX Volatility Indicator marcó la semana pasada niveles mínimos no vistos desde 2001. “El valor de las divisas y la correspondiente volatilidad reflejan ciertamente la geopolítica y las tasas relativas de crecimiento económico. Pero también están muy influidos por las acciones de los bancos centrales que influyen en el curso de las tasas de interés y la inflación y los consiguientes flujos de capital”, afirman desde la gestora.

image001__1_

Toca preguntarse entonces si esta baja volatilidad de la divisas se mantendrá en el corto plazo o si habrá una reversión de esta tendencia teniendo en cuenta que el mercado se está poniendo cada nerviosos ante los nuevos casos de coronavirus que se están conociendo  en China y el potencial impacto que puede tener esto en su crecimiento y, sobre todo, en su consumo interno. No en vano, desde la firma norteamericana consideran que aunque el precio actual de la volatilidad de divisas es "bajo pero justo", “las oportunidades en este espacio es probable que surjan de casos puntuales de desviación de la volatilidad en lugar de amplios cambios en la volatilidad misma”.

Y uno de esos casos es el brote de coronavirus. Y es que pese a que la semana pasada, las divisas se mantuvieron en un segundo plano en la mente de los inversores, esta semana sí ha arrancado con muchos de ellos recurriendo a las clásicas divisas refugio. De hecho, el yen japonés se anotó en la sesión de ayer alzas cercanas al 0,3% tanto en su cruce con el dólar como con el euro, marcado su mayor nivel desde el 8 de enero. Por su parte, el remimbi chino se ha dejado en apenas una sesión el 0,4% de su valor en su cruce contra el dólar.