Revuelo en la composición de los índices bursátiles:  ¿por qué las grandes cotizadas quieren estar presentes?

Revuelo en la composición de los índices bursátiles: ¿por qué las grandes cotizadas quieren estar presentes?

Laura Rey

BBVA y Telefónica dicen adiós al índice Euro Stoxx 50 al que han pertenecido desde su creación en el año 1998. La revisión anual del índice a cargo de Stoxx Limited, perteneciente a Deutsche Borse, ha dejado a dos de las blue chips españolas fuera, disminuyendo el peso de España en el índice al 6% bajo el paraguas de cuatro cotizadas: Inditex, Iberdrola, Santander y Amadeus. El índice que incluye compañías de 12 países de la eurozona también deja fuera al banco francés Société Générale, Orange y Fresenius, gestor alemán de hospitales.

En su lugar desde hoy entran a cotizar en el índice dos compañías holandesas: Prosus –división de la sudafricana Naspers, compañía de medios de comunicación y tecnología-,  y la plataforma de pagos Adyen; una francesa: Pernod Ricard, fabricante de licores; una alemana, la inmobiliaria Vonovia y el fabricante finlandés de escaleras mecánicas Kone.

¿Cómo se forma el Euro Stoxx 50 y qué impacto tiene para las compañías estar dentro?

Este índice incluye las 50 blue chips de la zona euro, es decir, empresas sólidas de gran tamaño y con liquidez bursátil. El Euro Stoxx 50, que nació a finales de los años 90 con el objetivo de ser el Dow Jones europeo, es un índice ponderado en función de la capitalización y el free float de cada compañía. Las revisiones del índice se realizan de forma periódica y pertenecer a este selecto club aumenta su visibilidad de cara a que posibles grandes inversores se fijen en el valor. El Euro Stoxx 50 sirve de escaparate para muchos gestores de fondos que toman de referencia el índice a la hora de invertir en la Eurozona.

Por esta razón que el BBVA y Telefónica salgan del índice son "malas noticias para la bolsa española", en palabras de Pedro del Pozo, director de inversiones financieras en Mutualidad de la Abogacía. Aunque “esperadas en buena medida por el mercado, que ya lo estaba descontando en las valoraciones de estas acciones", del Pozo prevé que “puede también provocar volatilidad en las acciones de estos valores ya que los ETF´s y fondos indiciados deben sacarlos de cartera y, dado su peso en el Ibex, puede tener un efecto en la evolución del índice". No obstante, explica que estos movimientos en la composición de los índices son acordes a los tiempos que corren “salen valores tradicionales como bancos y telecos y entra tecnología o consumo discrecional". De hecho, con los cambios que se han producido hoy el sector tecnológico representa el 17% del índice, el sector que mayor peso tiene de todos los que lo forman.

Los cambios anunciados en el Euro Stoxx 50 no han sido los únicos y más sonados en este comienzo de curso. El split de Apple revolucionó el Dow Jones Industrial, que aglutina 30 valores representativos para la economía de EE.UU, al acometer la mayor remodelación en siete años. Exxon Mobil, Pfizer y Raytheon salieron y han sido reemplazados por Salesforce, Amgen y Honeywell. La salida más sonada ha sido la de Exxon Mobil que formaba parte del índice desde 1928.  En el caso del Dow Jones Industrial su formación se basa en otros criterios. El índice está ponderado en función del precio de la acción y no del valor en bolsa. Esta manera de conformar el índice hace que los gestores no la usen como referencia a pesar de ser muy conocido. Sin embargo, los índices en su mayoría sirven de referencia para analizar el comportamiento general de determinado tipo de activo y se utiliza como benchmark para evaluar la rentabilidad relativa de  los gestores de fondos e inversores particulares. En la gestión pasiva su papel es más protagonista ya que son el espejo que sirve para conformar estos productos de inversión.

La historia de los índices es cuanto menos curiosa ya que nacen de la mano de un periodista, nada más y nada menos que el fundador del Wall Street Journal, Charles Dow. Fue el primero en medir el precio de algunas de las acciones de empresas famosas y sacar un promedio. En 1884 creo el Dow Jones Transportation INDEX con 11 compañías, que a día de hoy sigue actualizándose. El S&P 500 fue creado en 1923 con 233 compañías y fue el primer índice ponderado por capitalización. El boom de los índices bursátiles llegó en los 60 y en la década de los 80 Morgan Stanley creó la famosa familia MSCI Morgan Stanley Index. Si bien es cierto que hoy en día hay índices bursátiles para todos los gustos (según procedencia, tipos de activo…), urge la necesidad de que estos se adapten al mundo cada vez más globalizado en el que vivimos.