Qué son las empresas sociales

Qué son las empresas sociales

Ana Guzmán

En anteriores artículos hemos hablado de la inversión de impacto, la medición del impacto social y medio ambiental de las inversiones, vehículos de inversión…. Pero poco hemos hablado de las empresas del origen de la inversión de impacto y las empresas objeto de estas inversiones: las empresas sociales o Social Enterprise.

La inversión social tiene como esencia la innovación social, es decir, dar respuesta a un problema social o medio ambiental existente proponiendo soluciones innovadoras – diferentes – a las existentes. En palabras de Muhammad Yunus, fundador del banco Grameen y padre de los microcréditos, Los negocios sociales son empresas creadas para resolver problemas”.

Puesto que la esencia de estas empresas es dar una respuesta a un problema social, por eso se dice que el impacto forma parte de sus valores más profundos, por encima del beneficio financiero, ya que no se concibe que la empresa tenga éxito si no ha sido capaz de dar respuesta al reto para el cual se concibió. Klaus Benz no habría tenido éxito si su primer coche de combustión interna no hubiese resuelto los retos que planteaban los vehículos de vapor…

No hay un término de empresa social estándar, lo cual por un lado dificulta la tarea de lograr un marco de entendimiento común. La Comisión Europea usa el término empresa social para cubrir los siguientes tipos de negocios:

  • Aquellos para los cuales el objetivo del bien común es el principal motivo de su actividad comercial;
  • Aquellos que reinvierten mayoritariamente sus beneficios en la consecución del objetivo social;
  • Aquellos en las cuales el método de la organización y el sistema de propiedad refleja la misión empresarial usando principios democráticos y participativos y enfocándose en la justicia social.

En 2006 nació en EE. UU. un movimiento denominado como B- Corp, con el objetivo de otorgar una certificación independiente a aquellas empresas cuyo objetivo es la mejora de la sociedad. Este certificado garantiza la sostenibilidad organizativa y compromete a la empresa a cumplir voluntariamente con elevados estándares sociales y ambientales, además de adquirir compromisos con la transparencia y la medición de impacto. Hoy en día hay más de 2.500 empresas presentes en 50 países y en más de 130 sectores que cuentan con sello B- Corp.