Qué se compra cuando se adquiere un fondo de bolsa europea

Qué se compra cuando se adquiere un fondo de bolsa europea

Funds People

La encuesta de gestores que mensualmente publica Bank of America Merrill Lynch lleva ya varios meses consecutivos citando la guerra comercial que mantienen EEUU y China como el gran riesgo al, que se enfrentan los gestores a la hora de elaborar sus carteras. Sin embargo, sus expectativa sobre los mercados emergentes y estadounidense no han hecho otra cosa que mejorar en los últimos tiempos, al contrario de lo que ha sucedido con la bolsa europea, que sigue estando en una zona gris de la que le está costando salir.

Y eso a pesar de que en realidad en los últimos doce meses, el mercado europeo se ha comportado mucho mejor que el estadounidense. De hecho, según los datos de Bloomberg, el Eurostoxx 50 se anota a un año una rentabilidad del 4,4%, frente al 1,37% que consigue el Dow Jones. Y eso a pesar de los decepcionantes datos económicos que se van conociendo en Europa, sobre todo en Alemania, y de los riesgos que afronta la región, con el Brexit y el alza del populismo como los grandes protagonistas.

¿Qué explica entonces el buen comportamiento del mercado a pesar del negativo sentimiento de mercado que hay con respecto a la región? Una de las razones puede estar en la alta globalización que presenta el mercado europeo que queda reflejado en este gráfico que ha publicado recientemente Bank of America Merrill Lynch.

Captura_de_pantalla_2019-09-30_a_las_10

Según el mismo, más de un 40% de los ingresos de las compañías que cotizan en el Eurostoxx 50 vienen de fuera de Europa y ese porcentaje es muy superior cuando se analizan individualmente los diferentes índices bursátiles que hay en Europa. Por ejemplo, en el caso del índice suizo ese porcentaje alcanza el 90% y en lo que respecta al Ibex el 70% de los ingresos de las empresas que lo componen proviene de fuera de su mercado doméstico y más de un 40% de fuera de Europa.

“Europa es un mercado estupendo para los selectores de valores que buscan buenas inversiones.  Es un mercado incomprendido, complejo, profundo y líquido y eso lo convierte en perfecto para los selectores de valores”, afirma Ben Ritchie, gestor de bolsa europea de Aberdeen Estándar Investments.