No todo vale al invertir en materias primas: el gráfico que demuestra la importancia de diversificar

No todo vale al invertir en materias primas: el gráfico que demuestra la importancia de diversificar

Ana Palomares

El caldo de cultivo que presenta ahora mismo el mercado (crisis geopolíticas, guerra comercial, valoraciones altas, poca visibilidad de ingresos de las compañías y amenaza de recesión) no solo ha impulsado la demanda de activos considerados seguros como la renta fija o divisas refugio como el yen o el franco suizo. También ha disparado el interés de los inversores materias primas con el doble objetivo de conseguir una rentabilidad añadida a sus carteras y diversificar las mismas.

Al fin y al cabo, según el último informe sobre expectativas de rentabilidad a cinco años elaborado por Robeco, las materias primas son el activo que mejores rendimientos anualizados puede generar en el próximo lustro (un 4% anual según sus cálculos). De ahí que cada vez sean más los gestores que deciden sobreponderar este tipo de activos en sus carteras- lo hacen un 3% de estos profesionales a nivel global según la última encuesta a gestores de Bank of America Merrill Lynch-.

Sin embargo, al igual que no toda la inversión en renta variable o renta fija presenta las mismas oportunidades de inversión, tampoco en el universo de materias primas todo vale para conseguir esa rentabilidad extra y/o esa diversificación en la cartera. Básicamente existen cuatro grandes grupos de materias primas: los metales industriales, los metales preciosos, las materias primas energéticas y las materias primas agrícolas y cada uno de estos grupos se expone a diferentes tipos de riesgos, lo que influye mucho en su comportamiento en el mercado.

Visual Capitalist ha querido reflejar esa descorrelación existente entre unas y otras materias primas con un gráfico que han denominado Tabla periódica de las materias primas en la que incluyen en comportamiento que año a año ha tenido cada una de ellas, y que reproducimos desde Funds Academia.

Captura_de_pantalla_2019-10-23_a_las_17

Fuente: Visual Capitalist con datos de Bloomberg y US Global Research 

Como se aprecia en el mismo, no ha habido ningún ejercicio en el que la misma materia prima haya estado siempre presente ni en la parte superior del ranking ni en la inferior, lo que viene a demostrar la importancia de la diversificación dentro de este mismo micro universo de inversión y la volatilidad que también encierran este tipo de activos. De hecho, tampoco este año se está viendo un comportamiento similar en todas las materias primas. Según los datos de Bloomberg, mientras que el subsector de metales preciosos se ven rentabilidades del 18% en el caso del oro y la plata pero solo del 8% en lo que respecta al platino, mucho más ligado al uso industrial sobre todo en la industria del automóvil. Y eso sin mencionar la caída del 25% que arrastra el petróleo o el  7% que se deja el cobre.

¿Qué tipo de materias primas pueden entonces tener sentido en un momento como éste? Todo depende de la evolución de la economía y de cómo se desarrollen esos riesgos geoplíticos que tanto impacto han tenido en el mercado, pero donde parece haber ahora más consenso es en el oro. “El oro no solo se está beneficiando del entorno de tasas de interés negativas, sino también del aumento de los riesgos geopolíticos, como las tensiones políticas entre Arabia Saudita e Irán y la actual incertidumbre del Brexit que respalda su condición de refugio seguro”, afirma Aneeka Gupta, directora de análisis de Wisdom Tree.

Por su parte, Gilles Seurat, gestor de multiactivos de La Française AM defiende que  el oro puede ser uno de los grandes beneficiados si la Fed sigue reduciendo los tipos de interés a corto plazo “Esto aumentará la presión para obtener rendimientos reales más bajos y debería ayudar al oro”. No obstante, advierte que esas previsibles subidas pueden ser más contenidas que las vistas en el pasado. “Uno de los obstáculos a la subida del oro es el posicionamiento de los inversores, que parece estar saturado; esto podría ralentizar los avances, pero probablemente no consiga invertir la tendencia al alza de los precios del oro”, afirma este experto.