Los nuevos sistemas de pago, una tendencia creciente

Los nuevos sistemas de pago, una tendencia creciente

Funds People

Artículo escrito por Frank Schwarz, gestor de renta variable de Mainfirst

En un mundo digital y móvil, es natural que los pagos también se realicen fácilmente con un solo clic. Esta es la idea detrás de la tendencia creciente de los pagos electrónicos y móviles. Con una nueva generación de nativos digitales (la denominada Generación Z) que nunca han conocido un mundo sin teléfonos inteligentes e Internet móvil, este cambio se acelerará y será una tendencia estructural significativa. Esta tendencia cobrará impulso a medida que los pagos a través de aplicaciones móviles se conviertan en la norma, y a medida que los sistemas de pago se adapten para hacer las cosas de una manera más fácil, rápida y accesible para el cliente.

Esta tendencia global hacia los pagos digitales y móviles también significa que nuestro mundo, cada vez más digitalizado, se está convirtiendo rápidamente en un mundo sin dinero en efectivo. Este desarrollo no sólo está siendo impulsado por la nueva generación de nativos digitales que nunca han conocido un mundo sin teléfonos inteligentes. Además, los nativos digitales prefieren las posibilidades instantáneas y fáciles que ofrecen sus dispositivos móviles, que les permite tener sus finanzas y facilidades de pago siempre al alcance de la mano. A medida que la Generación Z vaya entrando en el mercado laboral, es probable que esperen que las hipotecas, las opciones de pensión y los créditos estén disponibles digitalmente, preferiblemente en su teléfono móvil. También, en el sector de población más mayor, las tendencias hacia los pagos por móvil están creciendo. Según Accenture, el 64%de los consumidores planea utilizar un monedero digital en 2020.

Además, algunos países promueven activamente las transacciones sin efectivo. En la mayoría de los países nórdicos, el dinero en efectivo está a punto de extinguirse y Suecia ha declarado que desaparecerá el dinero en metálico en 2023. Al mismo tiempo, muchos mercados emergentes se están adelantando a los pagos por móvil. China está muy por delante en el aprovechamiento de las aplicaciones de los teléfonos inteligentes y en la posibilidad de utilizarlas como herramientas de pago. La aceptación de los monederos digitales es cada vez mayor. La India ha hecho de la falta de efectivo parte de una iniciativa emblemática del gobierno, alentando e implementando estratégicamente soluciones de pago innovadoras como monederos digitales junto con tarjetas bancarias más tradicionales. En países africanos como Kenia utilizan los teléfonos móviles para realizar pagos.

Gracias a todos estos desarrollos, hay un importante potencial de crecimiento. Las soluciones de pago innovadoras seguirán prosperando y, por lo tanto, los inversores pueden esperar rendimientos atractivos, siempre y cuando cuenten con la experiencia necesaria en materia de inversión.