Guía para afrontar una recesión en EE.UU. (parte 1)

Guía para afrontar una recesión en EE.UU. (parte 1)

FundsPeople

Artículo escrito por Darrell Spence y Jared Franz, economistas de Capital Group

¿Cuándo se producirá la próxima recesión en EEUU? Esta pregunta es cada vez más habitual, especialmente ahora que el brote de coronavirus ha causado trastornos sin precedentes y provocado el primer mercado bajista en 11 años. Aunque durante algún tiempo seguiremos sin conocer el alcance completo de su impacto económico, nos resulta claro que EE.UU. entrará en recesión en 2020, si no lo ha hecho ya.

Las recesiones pueden ser complicadas, impopulares y, a veces, extremadamente aterradoras. Con el fin de contribuir a la preparación para estos tiempos inciertos, hemos analizado las últimas 10 recesiones económicas y, a continuación, hemos extraído nuestras principales conclusiones. Esta guía le ayudará a prepararse para la próxima recesión contestando a nueve preguntas clave.

1. ¿Qué es una recesión?

Una recesión se define comúnmente como al menos dos trimestres consecutivos de caída del PIB después de un período de crecimiento. De manera más formal, la Oficina Nacional de Investigación Económica de EE.UU. (NBER por sus siglas en inglés) define recesión como "una caída significativa de la actividad económica en toda la economía, que dura más de unos pocos meses, normalmente visible en el producto interior bruto (PIB) real, la renta real, el empleo, la producción industrial y las ventas mayoristas y minoristas". En esta guía utilizaremos las fechas oficiales de NBER.

2. ¿Cuáles son las causas de las recesiones?

Las recesiones pasadas ocurrieron por muchas razones, pero generalmente son el resultado de desequilibrios que se acumulan en la economía y que, en última instancia, deben corregirse. Por ejemplo, la recesión de 2008 fue causada por un exceso de deuda en el mercado inmobiliario, mientras que la contracción de 2001 fue motivada por una burbuja de activos en acciones tecnológicas.

Otro motivo puede ser un acontecimiento inesperado —como la actual crisis sanitaria— de tal magnitud que llega a dañar las ganancias corporativas y a provocar pérdidas de empleos.

Cuando el desempleo aumenta, los consumidores tienden a reducir el gasto, lo que ejerce aún más presión en el crecimiento económico, las ganancias corporativas y las cotizaciones bursátiles. Estos factores pueden alimentar un círculo vicioso negativo que derriba la economía. Ya hemos visto caer la primera ficha de dominó, ya que una cifra récord de 3,3 millones de personas presentaron solicitud de prestación por desempleo en EE.UU. en la semana que terminó el 21 de marzo.

3. ¿Cuánto tiempo dura una recesión?

La buena noticia es que las recesiones generalmente no duran mucho. Nuestro análisis de 10 ciclos desde 1950 pone de manifiesto que las recesiones han durado entre 8 y 18 meses, con un promedio aproximado de 11 meses. Para quienes están directamente afectados por el desempleo o el cierre de empresas, puede parecer una eternidad. Sin embargo, a los inversores con un horizonte de inversión a largo plazo no les iría mal si adoptaran una perspectiva más amplia.

Captura_de_pantalla_2020-04-20_a_las_10

Las recesiones son irregularidades relativamente pequeñas en la historia de la economía. En los últimos 65 años, EE.UU. ha estado oficialmente en recesión menos del 15% de todos los meses. Además, el impacto económico neto de la mayoría de las recesiones es relativamente pequeño. La expansión promedio aumentó la producción económica en un 25%, mientras que la recesión promedio redujo el PIB en menos del 2%. Los rendimientos de renta variable pueden incluso ser positivos a lo largo de una contracción, ya que algunos de los repuntes de acciones más fuertes se han producido durante las últimas etapas de una recesión.

4. ¿Qué le sucede al mercado de valores durante una recesión?

Si bien es difícil prever el momento exacto de una recesión, puede ser conveniente pensar en cómo esta situación podría afectar su cartera. Esto se debe a que los mercados bajistas y las recesiones a menudo se superponen, con acciones que dirigen el ciclo económico entre seis y siete meses a la baja y nuevamente al alza.

Durante una recesión, el mercado de valores, por lo general, continúa descendiendo intensamente durante varios meses. Suele tocar fondo unos seis meses después del inicio de una recesión y comienza a recuperarse antes de que la economía vuelva a activarse. (Hay que tener en cuenta que estos son promedios del mercado y pueden variar ampliamente entre ciclos).

Captura_de_pantalla_2020-04-20_a_las_10

Los movimientos agresivos para acompasarse con la marcha del mercado, como cambiar una cartera completa a efectivo, pueden ser contraproducentes. Algunos de los retornos más potentes pueden ocurrir durante las últimas etapas de un ciclo económico o inmediatamente después de un mínimo del mercado. Suele ser más conveniente mantener la inversión para evitar dejar pasar el repunte.