Es oficial: Wall Street ya vive su mayor racha alcista de la historia

Es oficial: Wall Street ya vive su mayor racha alcista de la historia

Ana Palomares

Cuando hace tres años Donald Trump fue elegido, con la sorpresa de muchos, como presidente de EEUU, lo hizo con el mercado en su contra ya que para Wall Street era Hillary Clinton la candidata más “market friendly”. Sin embargo, en la primera sesión de Wall Street tras conocerse al nuevo presidente ya quedó claro que el mercado quizá se había equivocado. No en vano, aunque esa sesión comenzó con caídas, acabó con alzas y esas alzas se han mantenido hasta el día de hoy. Tanto que hoy Wall Street vuelve a cotizar en zona de máximos al tiempo que puede presumir de protagonizar ya la mayor racha alcista de su historia.

En concreto, según los datos que recoge Bank of America Merrill Lynch, 13 son las rachas alcistas que ha protagonizado el S&P500 y la actual, que se inició el 9 de marzo de 2009 con el índice estadounidense cotizando en niveles de 667 puntos se ha prolongado durante 128 meses en los que ha acumulado una rentabilidad del 349%. Estas cifras implican que, en duración, la actual racha alcista del S&P500 es ya la mayor de la historia, aunque en términos se revalorización sigue habiendo otra que la supera, la protagonizada justo antes de que estallara la burbuja de las puntocom.

Captura_de_pantalla_2019-11-06_a_las_9

Las causas del rally son de sobra conocidas: crecimiento económico impulsado por los bancos centrales y, también en EEUU, por la política fiscal llevada cabo por la Administración Trump y política monetaria laxa que se ha caracterizado por varios programas de estímulos cuantitativos, amén de tipos de interés en niveles bajos. La duda está ahora en cuando se pondrá fin a esa racha alcista.

De momento, siguen siendo más los expertos que mantienen su apuesta por un Wall Street al alza que a la baja pero ya no tantos los que creen que el mercado estadounidense seguirá comportándose mejor que el resto de desarrollados en el corto plazo. Sobre todo si la Fed de Jerome Powell opta por el modo wait and see y deja en stand by su política de bajada de tipos, como dejó entrever el presidente en la última reunión de la Fed. “¿Para qué administrar una nueva dosis de medicamentos si no hay síntomas evidentes?, debe de preguntarse el doctor Powell. ¿Tal vez porque el paciente es hipocondríaco?”, se pregunta Olivier de Berranger, director de Gestión de Activos de La Financière de l'Echiquier.

“Gran parte de las noticias se han centrado en los nuevos máximos históricos para las acciones estadounidenses, pero podría decirse que es más importante que muchas acciones mundiales también hayan alcanzado nuevos máximos a medida que las regiones con bajo rendimiento han aumentado. Europa es una de las regiones donde hemos visto nuevos máximos del año hasta la fecha. Una narrativa europea alcista parece estar ganando impulso después de dos años de bajo rendimiento frente a los Estados Unidos”, afirman desde la gestora Franklin Templeton.

De hecho, la semana pasada se vio algo cuanto menos curioso en los datos de flujos de fondos que semanalmente publica Bank of America. “Se ha visto un punto de inflexión en la demanda de acciones no estadounidenses”, afirman desde el banco. Y es que aunque los fondos de acciones estadounidenses cerraron la semana con suscripciones de 1.000 millones de dólares, las entradas de dinero en fondos de bolsa europea y emergentes fueron superiores al acabar con suscripciones netas de 1.300 millones en el caso de Europa (la mejor cifra en 87 semanas) y de 1.400 millones de dólares en emergentes (la mejor cifra en 37 semanas).