El interés por la certificación CFA se dispara

El interés por la certificación CFA se dispara

Funds People

El interés por la certificación CFA se dispara. CFA Institute, la Asociación Global de profesionales de la gestión de inversión, ha anunciado una cifra récord de más de 250.000 candidatos inscritos para los exámenes CFA de Nivel I, II y III, lo que supone un incremento del 11% sobre 2018. Se impartirán en 348 centros de prueba de 95 países de todo el mundo, un aumento considerable desde los 286 centros anteriores. Los exámenes tendrán lugar los días 15 y 16 de junio.

“La obtención de la acreditación CFA es un proceso muy riguroso, siendo menos de uno de cada cinco candidatos los que logran completar con éxito el proceso para obtener la certificación”, declaró Paul Smith, presidente y consejero delegado de CFA Institute.

“El número de candidatos dispuestos a trabajar duro continúa creciendo cada año, alcanzando cifras de récord. Especialmente en mercados emergentes de todo el mundo, donde las finanzas desempeñan un papel tan vital en la construcción de economías sólidas. Además de ser considerada el estándar de oro para la excelencia financiera, el Programa ha establecido y definido un exigente listón de referencia en relación al comportamiento ético y la responsabilidad fiduciaria necesaria para preservar el respeto y la confianza de los inversores" afirma Smith.

Cada año, CFA Institute recibe las aportaciones de los profesionales de todo el mundo, que son incorporadas vía adiciones, eliminaciones y revisiones al currículo, que consta de 9.000 páginas, para garantizar su relevancia. El plan de estudios de 2019 incorpora un total de 10 nuevos temas, como las aplicaciones fintech, el aprendizaje automatizado y dos nuevos casos de ética dentro de un entorno de trabajo fintech; lo más reciente en la gestión de inversión, tanto activa como pasiva; y un capítulo sobre el ejercicio profesional en diferentes ocupaciones dentro de la gestión de inversiones.

Cada nivel del Programa CFA imparte un conjunto de habilidades específicas. El nivel I se centra en las herramientas de inversión y los fundamentos del negocio, dando a los candidatos el conocimiento y la comprensión necesarios; el nivel II en la aplicación de esas herramientas en el análisis de las clases de activos, incluidas las inversiones de capital, renta fija, los derivados y las inversiones alternativas; por último, el nivel III se centra en la gestión de la cartera y la planificación de la riqueza patrimonial, lo que exige que los candidatos sean competentes en síntesis y evaluación al tiempo que toman decisiones de inversión.