El impacto de la actividad en twitter de Trump, en un solo gráfico

El impacto de la actividad en twitter de Trump, en un solo gráfico

Ana Palomares

El presidente de EEUU, Donald Trump, tiene claro el efecto que está provocando la guerra comercial que mantiene contra China en Wall Street. “Si no fuera por la guerra comercial el Dow estaría cotizando 10.000 puntos por encima”, ha afirmado ante los periodistas en la puerta de la Casa Blanca. No obstante, no se arrepiente de haber iniciado esa batalla ya que considera que “alguien tenía que hacerlo”.

Si bien es cierto que la guerra comercial está detrás de las correcciones que se han visto en Wall Street en los últimos meses y en el resto de los mercados de acciones, lo que realmente está cotizando el mercado es los efectos que esta guerra comercial puedan tener en una economía cuyo crecimiento ha ido más ligado a las políticas monetarias (y en el caso de EEUU, también fiscales) que se han desarrollado desde el estallido de la crisis financiera de 2008, que a factores puramente fundamentales. “Las medidas de los bancos centrales parece haberse convertido en la última línea de defensa para prolongar el ciclo y aliviar las tensiones políticas. Sin embargo, de ninguna manera es seguro que esto sea suficiente entre ahora y 2020.”, apuntaba recientemente Igor de Maack, gestor de fondos en DNCA, gestora afiliada a Natixis IM.

Y esas tensiones políticas no han hecho otra cosa que ir en aumento hasta el punto de que , según recoge Bank os America Merrill Lynch el índice de incertidumbre política de EEUU, US Economic Policy Uncertainty Index,  está en niveles máximos no vistos desde julio de 2016. 

A buena parte de ese aumento de la incertidumbre han contribuido las redes sociales, más concretamente al uso que Donald Trump hace de ellas, con Twitter como gran protagonista. De hecho el banco americano ha estudiado la correlación que tiene la actividad de Trump en twitter con las caídas en el mercado de acciones desde que fue elegido presidente de 2016 y ha concluido que a mayor actividad del presidente, mayor caída del S&P500. “Desde 2016, los días con más de 35 tweets (percentil 90) del presidente Trump han visto retornos negativos (-9 puntos básicos), mientras que los días con menos de 5 tweets (percentil 10) han visto retornos positivos ( 5 puntos básicos), lo que es estadísticamente significativo”, afirma el banco.

Captura_de_pantalla_2019-09-05_a_las_16

No en vano, hay que tener en cuenta que gran parte de esos tuits están relacionados precisamente con la guerra comercial que mantiene con China (ver gráfico) y es de esperar que esa actividad tuitera se mantenga al menos mientras que no haya una solución a un conflicto que aunque tiene como protagonistas a EEUU y China, impacta en la economía a escala global. De hecho, desde Schroders han reducido sus previsiones de crecimiento mundial como consecuencia de la reciente escalada de tensión en la guerra comercial entre Estados Unidos y China. “Ahora esperamos un crecimiento del PIB del 2,6% este año y del 2,4% el siguiente (frente al 2,8% y el 2,6% que preveíamos anteriormente). Si se cumplen las previsiones, el crecimiento mundial en 2020 sería similar al de 2008, justo antes de la gran recesión de 2009”, indica Keith Wade, economista jefe de la gestora.