Dividendos vs Cupones: ¿quién da más en cada región?

Dividendos vs Cupones: ¿quién da más en cada región?

Ana Palomares

Esta semana el BCE tiene su primera reunión del año bajo la presidencia de la recién estrenada nueva presidenta de la institución, Christine Lagarde. Más allá de analizar el lenguaje que utiliza la nueva presidenta a la hora de analizar la situación económica de la eurozona, los expertos no esperan que se produzcan grandes novedades con respecto al legado que heredó de Mario Draghi, que no es otro que el de mantener la política de tipos bajos y las compras de deuda. Tampoco se esperan grandes modificaciones en esa política ultralaxa desde el otro lado del Atlántico por parte de la Fed. De ahí que las perspectivas que manejan los expertos para con la deuda pública sean del todo menos positivas de cara a este año.

No en vano, el recorrido que ofrece este tipo de activos no deja de ser escaso teniendo en cuenta que gran parte de la renta fija gubernamental cotiza ya con rentabilidades negativas. En concreto, según explican desde Allianz Global “casi el 25% de la deuda ofrece ya rentabilidades negativas en términos nominales” y la cifra crece en términos reales, lo que complica la búsqueda de rentas que tanto reclaman los inversores.

No obstante, que se complique esa búsqueda no implica que no se puedan encontrar aún oportunidades que sí ofrezcan cupones por encima de la inflación.  En renta fija, el camino pasa por asumir más riesgo, ya sea crediticio o de país ya que las dos vías que ofrecen ahora las mejores rentabilidades son la deuda corporativa y la renta fija emergente. Pero crece también otra vía de obtención de rentas que está ganando protagonismo en las carteras a medida que se contraen los cupones de deuda y esa no es otra que los dividendos.

Basta un gráfico para entender por qué cada vez más inversores están apostando por esta vía en un contexto de tipos al 0% y ese gráfico lo ha publicado Allianz Global Investors en su informe titulado Active is: Generating capital income with dividends. “Como alternativa a la falta de tipos de interés, los dividendos pueden estabilizar la cartera de un inversor de tres maneras: como fuente regular de ingresos, como indicador de un modelo de negocio robusto y para la diversificación de la cartera”, afirma Hans-Jörg Naumer, Director Global de Análisis de Mercados de Capitales y Temáticos y autor del estudio de Allianz Global Investors.

De hecho, según se aprecia en el gráfico, en la gran parte de regiones geográficas, la rentabilidad media del dividendo es muy superior a la rentabilidad de la renta fija gubernamental. Las excepciones se ven solo en India, Filipinas, Indonesia, China y Brasil. Algo lógico teniendo en cuenta que en estos países las tasas de interés siguen siendo elevadas y que no hay tanta cultura de remuneración al accionista como en los mercados considerados desarrollados.

Captura_de_pantalla_2020-01-21_a_las_10

Por el contrario, donde se ve la mayor brecha a favor del dividendo está en países como Alemania, Suiza, Holanda o Finlandia donde esa diferencia se acentúa teniendo en cuenta que mientras que los cupones de los bonos a 10 años son negativos, las rentabilidades por dividendo medias de sus mercados alcanzan niveles del 3,5%  o superiores como es el caso de Finlandia.