Diccionario de derivados financieros

Diccionario de derivados financieros

FundsPeople

Antonino Giaquinta, director del curso FRM nivel I del IEB y Manager - GRM / Risk Solution Group at BBVA

El uso de derivados financieros plantea una atractiva oportunidad cuando analizamos los riesgos financieros de una compañía en búsqueda de protección sobre sus activos. Los derivados son productos cuyo valor dependerá o se “derivará” a partir del comportamiento de un activo subyacente, o de un grupo de activos.

Hoy en día podemos encontrar derivados sobre los activos financieros más comunes (acciones, bonos, commodities, pares de divisa, tipos de interés, etc.). En cuanto a la tipología de productos derivados también encontramos un amplio abanico de oportunidades, siendo los siguientes los más comunes.

Futuros: Los contratos de futuros son acuerdos entre dos partes en los que se estipula la compra y entrega de un activo a un precio preestablecido y en una fecha futura. Estos contratos están muy estandarizados y cotizan en mercados como el MEFF en el caso de España, EUREX o el Chicago Board Options Exchange (CBOE) y el Chicago Mercantile Exchange (CME).

Opciones: Las opciones financieras a cambio del pago de una prima otorgan al comprador de la misma un derecho, pero no una obligación. El comprador podrá decidir si quiere comprar o vender (dependiendo el tipo de opción) el activo y no tendrá obligación de hacerlo, al contrario que en los contratos de futuros.

  • Las opciones Call otorgan al comprador el derecho, pero no la obligación a comprar el activo al precio establecido y dentro del plazo fijado. El derecho se ejercerá cuando el precio spot del activo sea mayor al precio fijado en el contrato de la opción:

gra_fico1

  • Las opciones Put otorgan al comprador el derecho pero no la obligación a vender el activo al precio establecido dentro del plazo fijado. El derecho se ejercerá cuando el precio spot del activo sea menor al precio fijado en el contrato de la opción:

gra_fico_2

Forwards: Los contratos forward son similares a los futuros con la gran diferencia de que no se trata de contratos estandarizados que se negocien en un mercado, se tratan de producto over-the-counter. Los contratos muestran una mayor flexibilidad y adaptación ante las necesidades tanto del comprador como del vendedor.

Swaps: En este tipo de derivado se acuerda el intercambio de flujos entre ambas partes. Entre los Swaps más comunes podemos encontrar los Interest Rate Swaps (IRS) en el que se busca intercambiar el riesgo de variable a fijo o viceversa o los Currency Swaps en los que se busca mitigar el riesgo frente a aquella divisa diferente a la base en balance.

La actividad con productos derivados es muy variada y en base al objetivo del operador, podemos distinguir las siguientes categorías:

Hedgers (operadores de cobertura): Buscan reducir sus riesgos con la utilización de derivados financieros. Los contratos de futuros/forwards buscaran cerrar un precio a pagar/recibir evitando así depender de las fluctuaciones del mismo. Las opciones en cambio actúan como si de un seguro se tratase, obteniendo un derecho que pueda interesar utilizar o no.

En una cobertura corta (short hedge) venderemos el contrato del futuro, buscando así cubrirnos ante posibles caídas en el precio del activo sobre el que tenemos una posición. Cuando el precio de activo decrece, la posición corta sobre el futuro verá aumentada su valor, compensando así la caída de valor.

El caso contrario sería una cobertura larga (longhedge), en este caso compraremos el contrato de futuro buscando una defensa ante subidas de precios en aquel activo sobre el que mantenemos una posición corta.

Speculators (especuladores): Buscan tomar una posición en mercado que les devuelva un beneficio apostando a movimiento alcistas o bajistas del activo. La especulación con posiciones largas en opciones muestra un menor riesgo que la equivalente en futuros, ya que la máxima pérdida estará acotada al coste de la opción. Los productos derivados muestran un elevado apalancamiento el cual puede resultar atractivo en esta estrategia, dado que reduce los requisitos de desembolso iniciales.

Arbitrageurs (arbitrajista): Buscan tomar posiciones en instrumentos de diferentes mercados para asegurar un beneficio con riesgo cero a través de instrumentos incorrectamente valorados.