Desmontando el mito de que las compañías que más suben en bolsa son siempre estadounidenses

Desmontando el mito de que las compañías que más suben en bolsa son siempre estadounidenses

Funds People

Cuando se habla de rally en el mercado de acciones la primera imagen que a uno se le viene a la cabeza es Wall Street. Y con razón ya que en los últimos diez años índices como el S&P500 o el Nasdaq han ido revalidando sus máximos históricos al calor de una política monetaria laxa que se inició con la Fed y al boom que han protagonizado las empresas tecnológicas. Sin embargo, eso no quiere decir que a título individual hayan sido las compañías que cotizan en EEUU las que se hayan llevado los mayores réditos año tras año.

Si nos fijamos en la rentabilidad de los índices, es cierto que el mercado estadounidense ha sido el más rentable en los últimos diez años. Pero hay una manera más interesante de analizar la situación, que es como nosotros lo hacemos, y es prestando atención a las compañías de forma independiente. Por ejemplo, si nos remontamos a 2009 y vemos qué compañías estaban entre las 50 primeras cada año en términos de rentabilidad total, nos sorprendería comprobar que muchas de ellas no eran estadounidenses”, afirma David Polak, director de inversiones de Capital Group en una entrevista publicada en Capital Ideas.

De hecho, la firma ha calculado año tras años que porcentaje de las compañías con mejor rendimiento en bolsa veían de EEUU y su conclusión es que “casi cada año de ese periodo, la mayoría de las 50 mejores empresas se situaban fuera de Estados Unidos. Y si hubiéramos invertido únicamente en Estados Unidos, habríamos perdido muchas de las mejores oportunidades”, apunta Polak.

Captura_de_pantalla_2019-05-23_a_las_15

Otra cosa es comparar no solo el rendimiento individual de cada empresa sino los índices de forma general y ahí sí se ve cómo la construcción de los índices, donde los pesos de las compañías suelen ir en función de su capitalización bursátil, ha dejado a los índices americanos con los mayores réditos en términos generales pese a la poca contribución a ello de gran parte de las empresas que en ellos se incluyen.

De hecho, según un estudio publicado por Bessembinder del que se ha hecho eco Robeco afirma toda la riqueza generada por el mercado de valores estadounidense en el periodo 1926-2016 puede atribuirse tan solo al 4% de las acciones que lo componen.