PMI manufacturero: ¿sigue valiendo como un indicador adelantado de la economía?

PMI manufacturero: ¿sigue valiendo como un indicador adelantado de la economía?

Ana Palomares

En los últimos años, las medidas que se han tomado desde los Gobiernos y bancos centrales para salvar a la economía de una de las peores crisis financieras de la historia reciente han echado por tierra muchas estadísticas y con ellas también a muchos indicadores que gestores y analistas utilizaban como predictores de lo que iba a ser la evolución de la economía.

La curva invertida, el Dry Baltic Index son solo algunos de ellos pero hay uno, el PMI manufacturero que si bien no lo ha hecho ya, también podría perder parte de esas bondades predictivas que hasta ahora se le atribuían como consecuencia de un proceso de desglobalización que puede producirse en un contexto de guerra comercial que tiene visos de mantenerse en el futuro.

“El PMI manufacturero ya no sirve de indicador para predecir el rumbo de la economía y ya no es tan importante como en el pasado. Gana importancia sobre todo en Europa el consumo interno”, afirma Laurent Denize, director de inversiones de ODDO BHF AM. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el dato de PMI (o ISM en e caso de EE.UU.) no solo afecta a las manufacturas si no también a los servicios y esa segunda pata es la que preocupa más a los expertos de cara al impacto que pueda tener en la economía.

De momento, a juzgar por los últimos datos que ha  publicado Markit Economics, que es quien calcula este dato, Europa se está salvando de momento del contagio ya que la fortaleza del PMI del sector servicios está permitiendo que el PMI compuesto (que aúna el sector de manufacturas y el de servicios) siga manteniéndose por encima del nivel de 50 que marca la diferencia entre contracción y crecimiento económico. “La expansión en general de la actividad total nuevamente estuvo centrada en el sector servicios. No obstante, la actividad del sector servicios aumentó a un ritmo ligeramente más débil que en diciembre. Mientras tanto, la producción manufacturera siguió indicando una contracción, pero el ritmo de declive se redujo hasta el menos intenso de los últimos cinco meses”, afirman en la nota de prensa.

Captura_de_pantalla_2020-01-29_a_las_9

Otra cosa es que ese contagio siga sin producirse en el futuro, sobre todo en el caso de aquellos países que más actividad manufacturera tienen como es el caso de Alemania. “La actividad de servicios se ha mantenido relativamente sólida hasta el momento. Sin embargo, existen señales tentativas de que la debilidad en el sector manufacturero está penetrando al sector de servicios, en especial en Alemania (. Un riesgo clave que debemos tomar en cuenta durante el siguiente año es el efecto directo más sustancial en el sector de servicios, el cual representa alrededor del 75% de la economía de la eurozona”, afirman desde la gestora Vanguard.