Cuánto se tiene que revalorizar una inversión para recuperarse de las pérdidas de 2018

Cuánto se tiene que revalorizar una inversión para recuperarse de las pérdidas de 2018

Funds People

El buen inicio de mercado que hemos tenido este 2019, con los mercados de acciones y bonos rebotando con fuerza  al calor de una distensión en la guerra comercial y del stand by en el que se han asentado los bancos centrales en sus políticas monetarias, puede llevar a más de un inversor a creer que 2018, el año en el que prácticamente todo tipo de inversiones se tiñeron de rojo, es ya agua pasada.

Sin embargo, la realidad es muy diferente ya que la recuperación del valor de una inversión no se produce de una manera lineal a la caída en sí sino que es necesario un plus de rentabilidad para poder volver a la casilla de salida. Es decir, si un inversor ha perdido un 5% un año, no basta con que al año siguiente su inversión suba un 5% para recuperarse de la caída.

En el mundo de las finanzas existe una fórmula para calcular cuánto debe subir una inversión tras una caída para recuperar el dinero perdido. Se la conoce como tasa de variación y o es otra cosa que una regla de tres ya que la revalorización que hay que esperar de la inversión  es simplemente el resultado de restar al precio actual el precio anterior, multiplicarlo por 100 y dividirlo entre el precio anterior.

Basta un ejemplo para entenderlo. Pongamos que un inversor invirtió 20.000 euros a principios de 2018 en una cartera y que esa cartera cerró el ejercicio con una caída del 5%. Los 20.000 euros de ese inversor se habrían convertido en 19.000 euros. Si esa cartera se hubiera rentabilizado el mismo 5% que perdió en 2018, hoy tendría 19.950 euros, 50 euros menos que su inversión inicial. Ese extra que necesitaría para recuperar su inversión va en aumento a medida que crece la  pérdida que se ha asumido como demuestra esta tabla

Pérdida en % Revalorización que se necesita para recuperar la inversión
1 1,01
5 5,26
10 11,11
20 25
40 66,67
50 100

De ahí, que en los últimos años de desconcierto en el mercado y aumento de la volatilidad, cada vez sean más los expertos y gestores que priorizan el control del riesgo a la hora de elaborar sus carteras para minimizar el impacto en las mismas que pueda tener una severa corrección del mercado.