Cuál ha sido el producto de ahorro financiero que más ha crecido en la última década

Cuál ha sido el producto de ahorro financiero que más ha crecido en la última década

Funds People

Con el cambio de década son muchos los artículos que se publican haciendo un resumen de lo que ha acontencido en los últimos diez años sobre diferentes materias. Al fin y al cabo no han sido pocos los acontecimientos que se han producido en estos últimos diez años: crisis financiera, crisis de la eurozona, recuperación económica, Brexit, Donald Trump convertido en presidente de EEUU, auge del populismo a uno y otro lado del Atlántico o guerra comercial, por nombrar solo algunos de los que más han llenado las páginas de los diarios económicos.

Y todo ello se han producido mientras el mundo financiero atendía a una transformación del papel de los bancos centrales que dejaban de ser meros guardianes de la inflación a convertirse en los superhéroes que conseguían salvar al mundo de una recesión, e incluso depresión, provocada por una crisis financiera que aún hoy no ha escrito su última palabra. Desde el helicóptero de Bernanke hasta Super Mario (Draghi). Toda la política monetaria ultralaxa de tipos al 0% y compras de deuda estaba llamada a provocar un aumento del consumo que consiguiera elevar las tasas de inflación y provocar un crecimiento económico. Pero esa política de tipos al 0% ha cambiado, además, la forma de ahorrar de los españoles que, además, veían cómo estallaba la burbuja de los activos inmobiliarios.

Se nota cuando uno ve la composición actual del ahorro financiero de las familias españolas y la que había al cierre de 2009. En porcentaje, el mayor sigue estando donde estaba hace diez años, en los depósitos y efectivo a pesar de que en esta época los depósitos hayan pasado de rendir a tasas del 4% a hacerlo en niveles del 0%. Eso sí, el porcentaje, aunque sigue siendo el más alto, ha caído del 46% al 39% en una década.

Captura_de_pantalla_2019-12-26_a_las_16

¿Implica eso que no ha entrado dinero nuevo en depósitos y efectivo? No realmente pero sí supone que ha entrado menos dinero que el que se ha registrado en otros productos financieros. Por ejemplo, mientras que los activos en depósitos han crecido un 12%, los activos en Instituciones de Inversión Colectiva (fondos y sicavs) lo ha hecho en un 116% al pasar de los 150.717 millones de euros de 2009 a los 325.678 (últimos datos disponibles del Banco de España al cierre del segundo trimestre de 2019). Esto implica que son estos productos los que más crecimiento de activos han experimentado en la última década y es ese crecimiento lo que permite que las IIC acaparen el 13,9% del ahorro financiero de las familias, frente al 8,4% que suponían en 2009.

Cae la inversión directa

En la otra cara de la moneda se sitúa la inversión directa en renta fija de las familias españolas. Los activos en renta fija a corto y largo plazo han caído un 53%, en parte porque gran parte de ese ahorro se canaliza ahora a través de fondos de inversión y planes de pensiones, y de ahí que en porcentaje sobre el ahorro de las familias apenas suponga el 0,9%. También ha retrocedido la inversión directa en renta variable aunque apenas lo ha hecho el 3%, lo que deja casi igual el porcentaje que supone la inversión directa en acciones sobre el ahorro financiero: un 14,9%.