COVID-19 y expectativa de rentabilidad  del inversor: ¿ha influido una sobre la otra?

COVID-19 y expectativa de rentabilidad  del inversor: ¿ha influido una sobre la otra?

FundsPeople

El sentimiento de los inversores cada vez tiene más impacto en el comportaiento de los mercados y por ello siempre resulta interesante analizar cómo ha sido ese comportamiento en momentos de crisis como el que se ha producido en esta primera mitad del año a consecuencia de la conversión del Covid-19 en pandemia. A este respecto Schoders acaba de publicar su Estudio Global de Inversores 2020, realizado a partir de una encuesta que se llevó a cabo en el mes de abril y a la que contestaron 23.000 personas que invierten desde 32 lugares de todo el mundo.

Una de las grandes conclusiones es que, como era previsible, el coronavirus ha incrementado la inquietud de los inversores con respecto al comportamiento de sus carteras y lo ha hecho de manera exponencial ya que si antes de la crisis del Covid19 tan solo un 37% de los españoles pensaban con frecuencia en sus inversiones (35% a nivel global), este porcentaje se ha elevado hasta el 53% tras la crisis (49% a nivel global). Ese aumento de la preocupación también vino acompañado de una mayor rotación en las carteras ya que, según el estudio, en febrero y marzo de 2020 el 76% de los inversores españoles hizo cambios en su cartera durante esos meses, el mismo porcentaje que en Europa.

Captura_de_pantalla_2020-09-09_a_las_12

Sin embargo, las fuertes caídas vistas en mercado sobre todo en los primeros meses de este complicado 2020 no han provocado que los inversores hayan optado por recortar su estimación de rentabilidad, al menos no a medio plazo. De hecho, en la actualidad esa expectativa es muy superior a la vista a penas un año antes. En concreto, las expectativas de rentabilidad media anual del inversor español para los próximos cinco años es ahora del 10,03% cuando en 2019 era del 9,2%. Esta expectativas es superior a  media europea (9,4%) pero inferior a la vista en otras regiones como el continente americano, donde esperan un 13.15% o Asia donde esperan un 11.46%.

“No hay duda de que el impacto del Covid-19 en las economías, los mercados y nuestra vida en general será sustancial en los próximos años. Los inversores españoles son conscientes de ello, sin embargo, siguen teniendo unas expectativas de rentabilidad a priori demasiado optimistas, sobre todo en este entorno de tipos bajos, bajo crecimiento y valoraciones ajustadas”, afirma Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal.