Verrazzano: teniendo puentes para la creación de valor en el largo plazo


El explorador Giovanni Da Verrazzano ha pasado a la historia como ser el primer europeo en reconocer la costa atlántica de Norteamérica, en concreto el territorio comprendido entre Terranova y las Carolinas (del sur y del norte), que incluye el río Hudson y el actual puerto de Nueva York. En su honor se erigió el puente Verrazzano, que conecta Staten Island con Brooklyn, y que es conocido asimismo por muchos como el punto de partida de la maratón de Nueva York. Guillaume Rambourg, que creció en Nueva York y es aficionado a las maratones, decidió nombrar en honor del descubridor y del puente a su boutique, Verrazzano Capital, cofundada en 2011 junto con otros tres socios y recién llegada al mercado español. 

Rambourg (ex gestor de Gartmore, hoy parte de Henderson) es el director de inversiones de la firma, una boutique con oficinas en Londres y París que actualmente dispone de un patrimonio de 1.400 millones de dólares. La firma  está especializada en renta variable europea, tanto long only como long/short, y que ofrece hedge funds offshore y fondos con formato UCITS. “Vemos muchas similitudes entre correr una maratón y crear un track record de rentabilidad en el largo plazo: ambas dos requieren mucho trabajo duro y dedicación”, indican desde la firma. También afirman que el nombre de Verrazzano simboliza “la pasión por lo que hacemos, un compromiso de largo plazo con la excelencia, la disciplina, el trabajo duro, la tenacidad, la dedicación, la perseverancia y la convicción”, y comparan la solidez de estructura del puente homónimo con la de las infraestructuras que se han creado para gestionar la firma. 

Las dos estrategias con formato UCITS de la compañía son el Verrazzano European Long Short y el Verrazzano Advantage European Fund. El primer producto fue lanzado en marzo de 2014 y está gestionado por el propio Rambourg y por Karim Moussalem. Es un fondo que invierte en renta variable long short con la intención de generar una volatilidad inferior a la del mercado y una baja correlación, todo con liquidez diaria. Para conseguirlo, los gestores emplean un enfoque fundamental basado en el stock picking y una gestión activa, con la que construyen una cartera que definen como una combinación de exposiciones “core” con vistas al largo plazo y otras inversiones más tácticas y, por tanto, de corto plazo. Generalmente, la estrategia cuenta con entre 40 y 80 valores (incluyendo las posiciones largas y cortas), con una exposición bruta entre el 50% y el 150% y una exposición neta entre el -10% y el 40%. 

El segundo producto es long only, también con liquidez diaria, y dispone de un track record más largo, dado que fue lanzado en diciembre de 2013. También lo gestionan Ramboug y Moussalem, en este caso con el cometido de invertir de forma flexible, activa y con un enfoque fundamental al menos el 80% de los activos en acciones de Europa continental, excluyendo Reino Unido. 
En este caso, la cartera del producto está más concentrada (generalmente entre 40 y 60 valores), pero también con las distinciones entre valores tácticos de corto plazo y posiciones estratégicas de largo plazo; las ideas “core” suelen acaparar habitualmente un 70% de la cartera. 

Profesionales

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos