Ventajas del riesgo sistémico del high yield europeo, combinación y selección


El creciente volumen del mercado de high yield en Europa suma en este momento 300.000 millones de euros. En concreto, este mercado ha crecido un 27% anual en los últimos 5 años y se estima un crecimiento del 10% para los próximos 5 años. Este activo es el más eficiente riesgo/retorno en todos los plazos (1, 3, 5 años).

No en vano, se trata de un activo claramente apoyado por los reguladores, por ejemplo la directiva Solvencia II, que desde enero 2016, favorece la inversión en deuda de alto rendimiento con bajos requerimientos de capital para las inversiones de las aseguradoras. Asimismo, la corrección que se ha registrado este verano dejando los diferenciales medios en 510 puntos básicos (lo cual descuenta una tasa de impago del 6%, en vez del 2-3%), indica que hay margen para una contracción de spreads de en torno a 100-200 puntos, como mínimo.

Para mostrarnos las oportunidades en este nicho de mercado, recientemente hemos contado con la presencia de Bernard Lalière, responsable de estrategias High Yield y Portfolio Manager en Degroof Petercam, en Madrid y Barcelona. Lalière explicaba cómo el high yield actualmente ofrece un buen ratio riesgo/retorno con respecto a la renta variable, lo cual lo convierte en un buen complemento para la cartera, siendo además una clase de activo con potencial de crecimiento que puede seguir ofreciendo un buen rendimiento en el futuro: “Incluso si inviertes en una clase de crédito con una beta alta, todavía cuentas con un riesgo/retorno mejor que el de la renta variable con una menor volatilidad” comentaba el experto.

Dentro del universo de high yield, Lalière prefiere el mercado europeo, ya que tal y como apuntaba, a pesar de que el mercado de high yield estadounidense es diez veces más grande en volumen que el europeo y es una clase de activo más líquido, se trata de un mercado más agresivo y que está más expuesto al sector petrolero, el cual ha albergado mucha volatilidad y donde hemos visto muchos impagos recientemente.

Además, en general la calidad del crédito de alto rendimiento en EEUU es menor que la del europeo, que ofrece mejor rentabilidad y menor riesgo de default. Si observamos la evolución de la tasa de impago a ambos lados del Atlántico, vemos que es mayor en el caso de Estados Unidos que en Europa, ante las diferentes normativas vigentes a la hora de liquidar una corporación. En Europa, se da más tiempo a las empresas para reestructurar su balance cuando tienen dificultades, ya que el 75% de la financiación se hace todavía con los bancos.

Habida cuenta de esto, para encontrar oportunidades dentro de este segmento hay que buscar empresas de calidad, priorizando la capacidad de generación de flujo de caja, la calidad del crédito y sin riesgo de refinanciación. Para Lalière, “la clave está en hacer una distinción clara entre buenas y malas compañías, analizando los fundamentales de dónde puedes extraer valor.” Seleccionando y combinando bien la calidad y liquidez de los emisores, en sectores con visibilidad, se puede aprovechar la recuperación de Europa y la subida de los mercados bursátiles (el high yield tiene una correlación del 50% con la renta variable europea y del 10% con la renta fija).

“Creemos que el entorno de inversión se estabilizará para el mercado de bonos high yield ya que el carry observado en el crédito de alto rendimiento es muy atractivo y está descontando un nivel exagerado de impagos para los próximos 5 años. En general la mayoría de los balances seguirán saneados y se gestionará bien la liquidez” según apunta Lalière. Aunque ya hemos visto una vuelta al mercado de high yield, creemos que en 2016, esta clase de activo atraerá más inversores. Sin embargo, éstos deberán aceptar una mayor volatilidad de aquí en adelante, ya que estamos al final del ciclo de crédito.

Lalière lidera y gestiona varios de los fondos de la casa dentro del activo high yield, con tres aproximaciones diferentes entre sí, enfocándose en diferentes puntos de la curva. El fondo Petercam L Bonds Higher Yield, es una estrategia total return global sin restricciones, que incluye divisas y emergentes.

Petercam Bonds EUR Corporate High Yield, selecciona las mejores emisiones globales en euro y bate la rentabilidad de su índice de referencia con una volatilidad inferior.

Para los inversores más conservadores, que quieran aprovechar las oportunidades en este activo, el Petercam L Bonds EUR High Yield Short Term invierte en  emisiones en euro en diferentes sectores y siempre en compañías con un flujo de caja libre positivo para los 2-3 años, excluyendo el sector financiero, todo ello con el objetivo de preservar el capital. Siendo el primer producto lanzado en esta categoría en Europa y con una baja volatilidad del 2,9%, hasta el momento no ha registrado un impago en cartera desde su lanzamiento hace 5 años y nunca ha invertido en compañías como Abengoa o Isolux.  

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos