Update del Invesco Pan European High Income: gratamente sorprendidos por la rentabilidad de 2014, estrategia para 2015 y posicionamiento actual


El Invesco Pan European High Income es un fondo mixto en el que confluyen las mejores ideas de los equipos de renta variable y renta fija de Invesco afincados en Henley. Gestionado por Paul Read y Stephanie Butcher, se trata de un producto con cinco estrellas Morningstar que durante los últimos dos años ha conseguido atraer el interés de los inversores, lo que ha elevado su volumen patrimonial hasta los 5.700 millones de euros. Desde 2009, el fondo ha sido capaz de posicionarse en el primer cuartil por rentabilidad en cinco años, siendo primer decil en cuatro ocasiones. “Se ha convertido en un producto de rentas muy popular, compite con fondos como el M&G Optimal Income”, aseguraba Paul Read en una reciente presentación celebrada en Madrid.

De visita junto con su compañera Stephanie Butcher, quien se encarga de generar ideas para la parte de la cartera que reservan para renta variable, Read se mostraba muy satisfecho con la rentabilidad del 7,75% que estaba ofreciendo el producto este año. “En 2014 hemos generado una rentabilidad muy superior de la que pensábamos conseguir a principios de año. El gran reto para el 2015 será ser capaz de repetir los resultados de este año y en unas circunstancias que pueden presentar quizás más volatilidad de la que hemos vivido en 2014. El entorno de mercado se ha vuelto muy difícil para los inversores. Nadie esperaba que las tires se fuesen a contraer hasta los niveles actuales. Este año, quien haya ido en contra de la tendencia le ha ido mal”.

Según explica, la manera tradicional de conseguir rentas ha desaparecido. En deuda con grado de inversión, por ejemplo, Read considera que en 2015 será muy difícil hacer dinero. “Las valoraciones se han vuelto extremas. A veces las grandes oportunidades se presentan una o dos veces al año. A finales de 2012, cuando pudimos comprar deuda senior de Santander e Intesa San Paolo al 6-7% fue una gran oportunidad. Hoy no existen. El hecho de contar con un posicionamiento en liquidez del 15,6% nos permitirá capturarlas cuando aparezcan”.

En el mercado de deuda de alto rendimiento, por el contrario, encuentra mejores oportunidades, si bien considera fundamental analizar cuidadosamente cada activo. “El potencial alcista es muy limitado, pero existen más oportunidades en términos relativos frente a la deuda con grado de inversión. Muchas emisiones de high yield están vinculadas al sector energético. Si los precios de las materias primas siguen cayendo, podríamos ver un aumento de los defaults en EE.UU. En Europa no anticipo repuntes de las tasas de impago”.

En high yield, el gestor considera innecesario y poco conveniente invertir en 200 nombres. “Creo que la mejor estrategia en el actual entorno de mercado es apostar por una cartera de activos concentrada. Tener un amplio conocimiento del activo que tienes en cartera será crucial. Abengoa ha sido un buen ejemplo. La compañía ha atravesado varias semanas muy duras porque el mercado no tenía claro la calidad del activo”. En términos generales, en renta fija, Read cree que en el actual escenario lo importante es disponer de la flexibilidad necesaria para poder ir allí donde existan las oportunidades.

Actualmente, la duración de la cartera es de cuatro años. “No es fruto de una decisión del equipo gestor, sino resultado de la selección de activos y la evolución del propio mercado”. El 70% de los activos en los que permanecen invertidos están denominados en euros. La asignación en renta variable alcanza el 22%, porcentaje que supone el máximo que haya alcanzado nunca antes el fondo (el máximo permitido es del 30%). “En agosto hemos elevado el peso de las acciones en la cartera. La corrección del mercado nos ha hecho descubrir oportunidades”, revela Butcher. “Los beneficios en Europa están un 35% por debajo de los niveles máximos alcanzados en 2007. Un entorno de bajo crecimiento, bajos tipos de interés y baja inflación es generalmente favorable para la renta variable. El mercado se está poniendo en el peor de los escenarios (deflación)”.

Estrategia en renta variable

En el comportamiento de la renta variable también han tenido influencia las crisis geopolíticas. “El riesgo político puede provocar grandes incertidumbres en el mercado. El impacto de la crisis con Rusia lo hemos visto en Alemania. Creo que en 2015 el mercado se volverá más volátil a medida se aproximen las reuniones del BCE, los datos de crecimiento de China... Pese a todo, hay que tener en cuenta que durante los últimos tres años el crecimiento de la economía mundial se ha mantenido estable en torno al 3%, lo cual es un ritmo con el que nos sentimos cómodos, más aún teniendo en cuenta que las empresas europeas por las que apostamos presentan negocios muy internacionalizados y diversificados”, afirma la gestora.

Las ideas que generan responden básicamente a criterios de valoración. Buscan compañías con sólidos balances y bien gestionadas. “Mantenemos una posición sobreponderada en países periféricos, particularmente en España. El país ha hecho reformas de gran calado. La reforma de las pensiones o la reforma del mercado laboral son algunas de ellas. Nuestra impresión es que España es un país más atractivo para la inversión que Francia si bien, desde un punto de vista de valoración, España, Italia y Francia son mercados más atractivos que, por ejemplo, Alemania, donde hemos estado infraponderados al encontrar oportunidades más interesantes en otros mercados”. La rentabilidad por dividendo conjunta de la cesta de acciones es del 4%.

El otro rasgo característico de la pata de renta variable es la preferencia por acciones cíclicas frente a defensivas, mostrando una clara preferencia por entidades financieras, industriales, energía y compañías de consumo cíclico. “La prima de riesgo de la renta variable va a bajar. La reducción del precio del petróleo, la acción del BCE y la depreciación del euro son factores que ayudarán a su economía y a su mercado”. La caída de la cotización del barril de crudo podría tener efectos sobre los tipos de interés. “Además de ser positivo porque pondrá más dinero en el bolsillo de los consumidores, podría retrasar la subida de tipos en EE.UU. Creemos que los tipos no subirán hasta finales de 2015, lo cual va en contra del consenso de mercado, que espera este movimiento para mediados de año”.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos