Tags: Gestores | Renta Fija | Latam |

Update del GS Global Strategic Income Bond: las últimas estrategias implementadas en la cartera y visión de mercado del gestor


El GS Global Strategic Income Bond es la estrategia de renta fija flexible que más interés está despertando entre los clientes de Goldman Sachs AM. Apenas unos días antes de su visita a España, el responsable del fondo, Jason Singer, ha hablado para Funds People para explicar cuál es la estrategia que actualmente está siguiendo en la cartera. Haciendo una fotografía general del posicionamiento actual, lo primero que deja claro el gestor es que, dado su optimismo en el crecimiento de EE.UU en comparación con Europa, se inclina por una posición corta en los tipos de EE.UU y por larga en el bono alemán. “Hemos mantenido una posición corta de duración a lo largo de todo el 2014 debido principalmente a nuestra infraponderación de los de los tipos en EE.UU, basada principalmente en nuestra visión de que el crecimiento económico del país parecía razonablemente sólido y con la expectativa de que la Fed acabaría completando su QE. Nuestras perspectivas en relación con el crecimiento en EE.UU y con una subida de tipos a final de año justifican nuestra posición corta en tipos en EE.UU”, explica.

En términos generales, en su estrategia de país, está largo en Europa, Japón y Canadá y cortos en Reino Unido y EE.UU. Como consecuencia de la mayor volatilidad, una gran aversión al riesgo y la incertidumbre que giraba en torno al crecimiento global en el último trimestre de 2014, el gestor decidió reducir su posicionamiento en duración continuando con esta dinámica a comienzos de 2015 debido a tres factores. “Primero, los bajos precios del petróleo estaban pesando en las perspectivas de inflación. Segundo, las expectativas de un QE por parte del BCE aumentaron. Y, tercero, la debilidad en los activos más arriesgados que se tradujo en una mayor fortaleza de los treasuries”. En Europa, después de la fuerte venta de bonos alemanes, añadió una modesta posición larga a principios de mayo. “Creemos que la inflación en la región va a continuar controlada, lo que podría conllevar una posible extensión del QE más allá de septiembre de 2016. Seguimos manteniendo una posición larga en bunds, ya que cree que el final de la curva europea está anclado por el QE”. Singer revela haber reducido a finales de junio la posición general de duración ante la expectativa de un aumento de la volatilidad como consecuencia de las circunstancias actuales de Grecia.

En relación con el resto de estrategias, mantiene una tímida exposición al crédito corporativo. Además, en los últimos meses, ha reducido su posición en esta clase de activo al entender que nos adentramos en un período en el que es menos sostenible tener en cartera activos con un perfil de riesgo mayor. Analizando su estrategia de productos titularizados sigue siendo constructivo dentro de los Non- Agency MBS, ya que considera que aún queda margen de crecimiento. En relación con su estrategia de deuda pública, sigue pensando que las curvas de rentabilidad se seguirán empinando más y más en EE.UU y en Europa. Aquí ha construido varias posiciones en las curvas de EE.UU y de Europa, donde vio varias oportunidades. “Estos cambios han dado buenos resultados desde que los implementamos en mayo y han venido dando rentabilidad hasta ahora”, afirma. En lo que respecta a la estrategia de deuda emergente, se mantiene largo en México y en Brasil y cortos en China a través de CDS. “Recientemente también nos hemos inclinado por productos de alta calidad en sus spreads, tales como CLOs, ya que estos están presentando unos fundamentales atractivos”, reconoce. 

El mercado de crédito es uno de los segmentos donde espera encontrar buenas oportunidades. “Seguimos estando positivos en renta fija corporativa gracias a las buenas condiciones de financiación ante las que estamos y el bajo índice de defaults existente. Estamos mirando puntos atractivos de entrada en este sector. Somos conscientes de su estacionalidad, ya que históricamente el crédito no ha dado mucha rentabilidad en esta parte del año. A lo largo del mes de junio, hemos visto como tanto el mercado de deuda con grado de inversión y el high yield han salido fortalecidos, por lo que estaremos atentos para incrementar nuestra exposición en el momento adecuado. Nuestra estrategia cross-sector nos permite adaptar rápidamente nuestra exposición a mercados con mayor riesgo. Hemos hecho uso de esta flexibilidad para reducir nuestra exposición al Investment Grade y al High Yield a lo largo del trimestre. A pesar de que estamos entrando en un período débil para el crédito, seguimos pensando que este segmento puede generar rentabilidad, ya que la baja rentabilidad de los mercados globales de renta fija está potenciando un incremento de la demanda de activos con mayor retorno”.

Otra de las clases de activo donde actualmente encuentra buenas oportunidades es el mercado de divisas, donde ha incrementado su posición larga en el dólar, principalmente contra el euro. “También estamos favoreciendo las divisas de Centro Europa, de las cuáles esperamos que se beneficien del crecimiento de Europa. Nos mantenemos cortos en la mayor parte de divisas de Asia debido a las preocupaciones existentes en relación con la ralentización del crecimiento en Asia”. Singer se muestra convencido de  su proceso diversificado de inversión –que emplea una serie de estrategias que conviven dentro de un mismo presupuesto de riesgo-  permite al fondo dar buenos resultados en períodos de mayor volatilidad. “No hay una estrategia en concreto que domine el proceso de inversión, lo que limita la exposición de la cartera a los cambios que puedan originarse en el mercado”, asegura. El gestor espera la subida de tipos en EE.UU para septiembre o diciembre de este año, y anticipa más QE en la Eurozona.

En los últimos tres años, la rentabilidad neta ofrecida por el fondo ha sido del 4%. La duración actual es de 1,9 años y a calidad media de los activos que mantiene en cartera es de A+.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos