Update del FF America: resultados, posicionamiento y últimos movimientos en la cartera


El FF America y el FF America Special Situations han sido de los fondos que han batido con mayor margen al S&P 500 en 2014. Los dos están bajo la batuta de un gestor español, Ángel Agudo, que admite su satisfacción “al ver que se cumplía la tesis de inversión de un número de posiciones en cartera, en algunos casos más rápido de lo anticipado”. Agudo explica que esta situación se produjo porque “el mercado fue forzado a reexaminar las valoraciones de unas cuantas de nuestras posiciones después de que se realizaran ofertas de compra, una mejora de los beneficios y/o lanzamientos de productos bien recibidos”.

El gestor de Fidelity Worldwide Investment destaca el particular buen comportamiento de los valores del sector salud. “Sigue siendo un espacio en el que encuentro franquicias valoradas atractivamente, a pesar de la reciente revalorización”, indica al respecto. Entre los valores más rentables destaca la biotecnológica Amgen, el grupo hospitalario HCA y los fabricantes de fármacos Forest Laboratories y Questcor Pharmaceuticals. Asimismo, Agudo ha añadido recientemente valores de los que considera que su cartera de negocio está siendo subestimada por el mercado, como Pfizer o Eli Lilly.

Las otras dos áreas que también han contribuido al buen comportamiento de la cartera han sido consumo y tecnologías de la información. En el primer caso, Agudo habla de la cervecera Molson Coors (su cerveza más conocida a este lado del Atlántico es Heineken) y, en el segundo, del creador de videojuegos Electronic Arts. Finalmente, el experto explica que también ha sido de ayuda su decisión de infraponderar el sector energético en cartera. Dentro de los valores tecnológicos, el experto declara su preferencia por “aquellos con modelos de negocio más establecidos que tienen productos bien integrados, que son intangibles y difíciles de sustituir, como Microsoft y Oracle”.

Ángel Agudo recuerda que él es un inversor de largo plazo, con un horizonte que se sitúa típicamente entre los 3 y 5 años, de ahí que cuando se efectúan cambios en la cartera estos son graduales. Una de las novedades en este sentido es que ahora tiene una ligera sobreponderación en telecomunicaciones, con valores como Verizon, que “ofrece una ruta para aprovecharse de las oportunidades presentes en la subasta del espectro radioeléctrico de Estados Unidos en enero de 2015 y ofrece buena protección frente a caídas del mercado”.

¿Tiempos duros para los inversores value?

Agudo se define a sí mismo con un inversor value centrado en la búsqueda de compañías de buena calidad cuyos negocios cotizan con descuento porque están siendo infravalorados por el mercado. Se fija especialmente en compañías con balances fuertes y resistentes al paso del ciclo que puedan ofrecer protección en momentos de corrección del mercado. Después del fuerte rally de la bolsa estadounidense, se podría pensar que ahora es más difícil encontrar valores que encajen en esta descripción. “Mientras que el sector corporativo estadounidense sigue estando en buena forma, los márgenes de las compañías ya están altos de acuerdo con las medias históricas y las valoraciones son claramente menos atractivas que en el pasado. En este entorno se hace más difícil sacar a la luz los bolsillos de valor que prevalecen en el mercado de valores estadounidense, especialmente dado mi estilo de inversión contrarian”, comenta el gestor.

A continuación, contrapone esta primera reflexión con la siguiente afirmación: “Sin embargo, estoy animado por la fuerza comparativa de la economía estadounidense, con el estrechamiento de sus déficits gemelos y la presencia de fuerzas inflacionarias. Esto es particularmente relevante, cuando se considera el entorno macro global, donde los políticos europeos están luchando contra la deflación y los mercados emergentes están afrontando vientos cíclicos en su contra”.

El gestor menciona algunas de las fuerzas estructurales que han aparecido en EE.UU. en los últimos años y que están impulsando a la economía: energía barata, un mercado laboral más competitivo, el apoyo institucional al emprendimiento y la innovación, el enfoque sobre la generación de beneficios y la flexibilidad. “Creo que estas ventajas estructurales tienen el potencial de rodear muchas de las preocupaciones del corto plazo, incluyendo la significativa capacidad de almacenamiento que está reprimiendo la recuperación del gasto sobre capital”, concluye sobre este punto.

El incremento de la volatilidad en los últimos meses también parecería a priori un obstáculo para invertir, pero Agudo también muestra una actitud constructiva al respecto: “Este entorno puede ofrecer oportunidades de infravaloración causadas por el ruido de mercado en el corto plazo”. Explica que él aprovecha para buscar valores que han perdido el favor del mercado por decepcionar a corto plazo con sus beneficios, pero que en realidad ofrecen modelos de negocio resistentes a largo plazo. Por ello, después de la espectacular caída del petróleo, ahora está vigilando más de cerca los valores del sector energético en búsqueda de oportunidades value. De hecho, puntualiza que en diciembre aprovechó para incrementar ligeramente la exposición al sector de la energía del FF America, aunque la posición sigue siendo infraponderada en comparación con el índice. 

Agudo también accede a comentar el posible impacto del encarecimiento del dólar sobre los valores americanos, y lo hace de forma comparativa: “Mientras que algunos inversores están preocupados por las compañías estadounidenses con exposición global, creo que pueden ofrecer un área de oportunidad, pues el impacto de un dólar más fuerte sobre las ganancias es óptico por naturaleza y ya ha sido descontado por el mercado”.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Próximos eventos