Una visión sobre renta fija americana de Franklin Templeton Investments


El Franklin Strategic Income Fund es un producto de la gama de renta fija de Franklin Templeton Investments que se ha autoimpuesto un objetivo de rentabilidad del 5%. Tiene un enfoque más flexible que otros fondos de la misma gama, sin restricciones, centrado en la selección de bonos de calidad –para la que aprovecha la amplia experiencia del equipo gestor- y con una gestión activa de la duración. El producto ha sido capaz de generar retornos positivos todos los años desde su lanzamiento salvo en 2008, aunque en lo que va de 2015 pierde alrededor de un 3% (datos de Morningstar a 31 de agosto). 

Rober Bayston, gestor del fondo, ha participado en el Franklin Investment Day que organizó recientemente la firma en Madrid. El experto ha aprovechado para comunicar la visión del equipo sobre crédito estadounidense y el posicionamiento del fondo. “Dentro de la renta fija, la gran historia de lo súltimos años ha sido el gran aumento de las emisiones de deudas; en 2014 se registró un récord al emitirse 600 millones de dólares en deuda con grado de inversión. Esto se ha producido en parte por la caída de los tipos”, afirma en primer lugar. La postura de Franklin Templeton sobre esta tendencia es que “la oferta seguirá siendo elevada en 2015 y hasta principios de 2016 por lo menos, por lo que nuestro consejo es que no preste tanta atención al ciclo de subidas de tipos como al ciclo de crédito”. Bayston añade que “cuando se llega al punto en el que la deuda crece más rápido que los beneficios es cuando se produce un punto de inflexión en el ciclo de crédito, pero aún no es el caso, todavía hay potencial para captar rentabilidad”.

El experto admite en cambio que sí que ha repuntado la tasa de impago, debido sobre todo a los registrados en el segmento de high yield vinculado a la energía, “que en muchos casos cotizan cerca de niveles distressed”. En opinión de Bayston, la evolución de los últimos meses en este segmento “nos enseña que hay que ser muy cuidadosos a la hora de identificar las oportunidades a largo plazo, hay que prestar atención a la liquidez de las compañías”. “Ahora, el diferencial de la deuda high yield se encuentra en niveles similares a los de hace tres años, por lo que todavía estamos positivos en esta clase de activo”, aclara. 

“También nos gustan los préstamos sindicados de bancos”, continúa el experto. De hecho, esta clase de activo constituye casi el 21% de la cartera del Franklin Strategic Income Fund: “Como se sitúan más arriba que los bonos en la estructura de capital de los bancos, pensamos que ayudan a construir una posición defensiva, en la que el mayor riesgo sería que los titulares de los préstamos amortizasen la deuda antes de tiempo”, indica. El gestor matiza respecto a este último punto que “no obstante, los flujos de caja se han vuelto más claros en los MBS, al permanecer relativamente silenciada la actividad de refinanciación”.

Respecto a los riesgos que afronta la renta fija estadounidense en los próximos meses, el representante de Franklin Templeton menciona uno en particular: China. “Existe mucha preocupación, porque con 400.000 millones en treasuries, China es el mayor acreedor de EE.UU. Se han producido ventas de bonos del Tesoro en los últimos dos meses, pero sin embargo no hemos visto mucha alteración del mercado”. Ante esta evidencia, Bayston concluye que “el temor a China es tremendamente inapropiado”. 

Sobre la Reserva Federal y su decisión de mantener los tipos de interés cerca de cero, el experto ha manifestado su visión de que la economía estadounidense está mostrando mucha fuerza, especialmente por el ritmo de creación de puestos de empleo, por lo que declara: "Nos ha sorprendido que la Reserva Federal mantuviera los tipos y que a partir de ahora tenga en cuenta las condiciones globales, sobre todo porque no han aclarado qué parámetros van a seguir”. La postura de Franklin Templeton al respecto es que la Fed subirá los tipos este año y que el ciclo de subidas será muy gradual.

Bayston termina su actualización con una serie de rápidas conclusiones. La primera, que el fondo está defensivo en duración, ante la expectativa de que la curva de tipos se aplane. “No prevemos que se produzca un ajuste brusco de los tipos de interés”, comenta al respecto. Dentro de la renta fija, el gestor afirma que “la parte de crédito todavía encierra buenas oportunidades”. “Nos preocupa la caída de la liquidez, pero observamos que por otra parte ha aumentado la oferta disponible de bonos, por lo que pensamos que la mejor manera de protegerse del riesgo de liquidez es a través de la diversificación. Además, hay que recordar que el segmento de mayor calidad es el que suele tener mejor liquidez y suele moverse en dirección contraria a la del resto del mercado”, concluye. 
 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos