Una nueva fuerza en la inversión smart beta en renta fija


Los inversores están exigiendo un cambio en el panorama de la inversión, y el smart beta se ha convertido recientemente en un tema candente en la industria de gestión de activos. Está diseñado para proporcionar a los inversores soluciones con un equilibrio óptimo entre el valor añadido (logrado tradicionalmente a través de la gestión activa) y un coste menor (comúnmente asociado con la inversión pasiva). Al tomar algunas de las técnicas utilizadas por los gestores de activos y fusionarlas con una metodología basada en reglas transparentes, el smart beta ha crecido en popularidad, ya que los inversores demandan soluciones de inversión eficientes, con una rentabilidad ajustada al riesgo  y a un precio razonable. Los inversores en ETF sobre renta fija tienen acceso en tiempo real a los precios intradía, ya que el valor de la cartera física de estos productos cotiza en bolsa, siendo totalmente transparente su valoración.

Los inversores también están cada vez más informados y las consideraciones de liquidez se han vuelto más importantes debido a que los intermediarios de bonos han reducido considerablemente sus inventarios. Por otro lado, los bancos de inversión han reducido sus operaciones y la liquidez en estos mercados no es la que solía registrarse en 2008. Sin embargo, la renta fija es una clase de activo básica en cualquier cartera bien diversificada, por lo que los inversores están buscando formas de obtener liquidez adicional.

Los ETF de renta fija están ayudando a abordar las preocupaciones del mercado de bonos subyacente a través de nuevas alternativas que mejoran la liquidez:

(i) Mercado Secundario: Las transacciones en este nivel no ponen presión adicional sobre el mercado de bonos subyacente ya que la inversión colectiva de los bonos en cartera del ETF simplemente pasaría del vendedor al comprador.

(ii) Mercado Primario: Los titulares de ETF de renta fija se benefician del apoyo que le dan los creadores de mercado, cuya actividad principal es la facilitación de liquidez y tienden a mantener un inventario de bonos que pueden obtener de manera eficiente gracias a su magnitud y de su frecuencia de negociación para sus propios fines de cobertura.

(iii) Estrategia Subyacente: Para beneficiarse de esta capa de liquidez, la estrategia del ETF debe tener un componente de filtrado y un proceso de inversión que analiza y optimiza la liquidez.

La mayoría de los ETF de renta fija actualmente en el mercado no tiene este tipo de filtros, ya que se basan en índices de capitalización bursátil. Esto pone presión sobre los emisores constituyentes de bonos más grandes ya que los administradores se ven obligados a comprar estos bonos para garantizar un seguimiento preciso del índice. La teoría económica clásica de la oferta y la demanda, sin embargo, apuntaría que en los emisores más endeudados es probable que estas inversiones sean a precios inflados. En consecuencia, es importante que los inversores puedan actuar con la debida diligencia en sus inversiones de renta fija para asegurarse de que están recibiendo un valor añadido a un coste razonable y no están expuestos a riesgos no deseados. Los ETF sobre renta fija deben ser capaces de hacer frente a una due diligence y comprobaciones legales.

ETF para la asignación estratégica/táctica de renta fija y como alternativa a la negociación directa de bonos

Los ETF tienden a ser la solución más usada cuando las necesidades de liquidez son determinantes en el modo de ejecutar una estrategia diversificada de renta fija. Por lo tanto, los ETF de renta fija se utilizan a menudo para:

Exposición estratégica: Se pueden utilizar para toda la asignación de renta fija de un inversor para el que la diversificación y la liquidez sean clave.

Ajustes tácticos: También se utilizan para apoyar los enfoques tácticos y que un inversor tenga la posibilidad de ajustar su exposición clave a renta fija como reacción a los acontecimientos o tendencias macroeconómicas.

Herramienta de reequilibrio: En los mercados de rápido movimiento, el crecimiento o la disminución de la exposición de un inversor a una clase de activos pueden desviarle de su nivel deseado de asignación. Los ETF se puede usar corregir esta desviación y  devolver la asignación de activos al nivel deseado de manera rápida y transparente.

Rentabilidad nula del líquido: En el actual entorno de bajos tipos de interés, el efectivo no está generando rendimiento suficiente para al menos compensar la inflación. La renta fija se ha asociado tradicionalmente con la preservación del capital y, por tanto, los ETF pueden ser utilizados para obtener más rendimiento del efectivo. Ya que los ETF pueden negociarse intradía, pueden ser depositados o retirados como una cuenta bancaria, mientras se busca obtener los rendimientos que el efectivo no puede ofrecer actualmente.

Alternativa a la negociación directa de bonos: Es improbable que los inversores acostumbrados a gestionar su cartera por sí mismos estén dispuestos a pagar las tasas exigidas por un gestor de activos. En cambio, son más propensos a utilizar ETF para obtener una exposición a la renta fija eficaz, diversificada, y sobre la que tienen control a un precio inferior. De nuevo, es importante la due diligence para asegurarse de que los activos utilizados para obtener exposición a renta fija diversificada tienen en cuenta los riesgos no deseados.

El mercado tradicional de capitalización de bonos ha sido la base sobre la que la industria de gestión de activos ha establecido el comportamiento del mercado de renta fija (beta). ¿Tiene esto sentido? Los índices de bonos market cap tradicionales se ponderan en base a la cantidad de deuda emitida por un emisor de bonos. Esto significa que la asignación de activos renta fija concentra su inversión en los emisores con más deuda. Del mismo modo que se cuestionan los méritos de comprar las compañías más grandes a precios elevados, se cuestionan los méritos de la inversión en los emisores más endeudados a precios caros. Creemos que la mejor forma de afrontar la inversión en bonos es considerar prestar dinero como un gerente de banco: los buenos gerentes normalmente prestan dinero a personas con un buen historial de crédito hasta por la cantidad que estiman que son capaces de pagar. Debido al potencial riesgo de incumplimiento, no es probable que presten más dinero a personas que ya tienen una gran cantidad de deuda. Por lo tanto, la solvencia es la clave en el enfoque de sus préstamos y creemos que es de sentido común aplicar también este enfoque a la inversión en bonos.

La renta fija ponderada en fundamentales es una estrategia que se apoya en este enfoque, ya que requiere que entendamos los riesgos de cada emisor y prioricemos la calidad, liquidez y rentabilidad. Esto implica:

(i) evaluar la calidad crediticia de un emisor mediante un amplio conjunto de factores fundamentales;

(ii) asegurar que cada emisor dispone de liquidez suficiente; y

(iii) aplicar un ajuste de valoración para limitar el exceso de ponderación de los bonos potencialmente sobrevalorados.

Mediante el desarrollo de una estrategia de renta fija ponderada en fundamentales a través de un ETF, la eficiencia y la transparencia en las que se basa la inversión ETF se combinan con la estrategia de inversión en bonos. En consecuencia, ya sea en el caso de bonos gubernamentales o en el de corporativos, los inversores deben pensar en cómo asignar sus inversiones de renta fija reduciendo al mínimo los diferentes riesgos. El enfoque ponderado en fundamentales está diseñado para proporcionar una exposición a renta fija que refleje la prioridad de los inversores por la calidad crediticia, ofrezca diversificación y aporte una mayor rentabilidad ajustada al riesgo.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos