Tags: Latam |

Una nueva forma de invertir en Private Equity: Clean Growth


En 2006, Robeco Nederland BV adquirió Sustainable Asset Management AG (“SAM”), una boutique de gestión domiciliada en Suiza que está dedicada a la gestión de inversiones sostenibles. Poco después, la división de Robeco de private equity centrada en tecnologías limpias se trasladó a SAM y, bajo el liderazgo de Roland Pfeuti, el equipo de Robeco SAM Private Equity continuó desarrollando sus tesis de inversión acerca de la clean tech private equity: invertir a través de private equity pero con el sello de las energías limpias. Hasta la fecha, y desde el año 2003, tres generaciones de productos de clean tech private equity han sido lanzadas por Robeco SAM Private Equity. El equipo está a punto de lanzar la nueva generación de estos productos.

Esta cuarta generación de productos será ofrecida al mercado en 3 programas distintos: un fondo primario (o fondo de fondos), un fondo secundario y un tercer fondo de co-investment. El inversor potencial tendrá la flexibilidad de elegir la asignación de activos que quiera realizar a cada fondo, dependiendo del nivel de diversificación o riesgo que el inversor quiera asumir.

Tal y como explica Pfeuti, la tesis de inversión de cada uno de ellos es esencialmente la misma, invertir en compañías que estén en etapa de crecimiento y que están ofreciendo los recursos tecnológicos de forma más eficiente en distintos grandes mercados: electricidad, agua, alimentos y agricultura, automoción, etc. Por ejemplo, ya sea indirectamente a través de los fondos primarios o secundarios o directamente a través del co-investment, invertir en compañías que producen la maquinaria necesaria para elaborar automóviles eléctricos o, en el sector aguas, aquellas compañías que permitan ser eficientes en técnicas de regadío. “Lo que hacemos es invertir directa o indirectamente a través de fondos alrededor del mundo en empresas medianas y pequeñas que puedan desarrollarse hasta un tamaño que las convierta en interesantes para las grandes empresas industriales, mayores fondos buy-out de private equity o, en ciertos casos, cotizarlos en una bolsa de valores adecuada”, señala Pfeuti.

En lo que respecta a las ventajas particulares del fondo secundario, el ejecutivo explica: “Estamos en un momento único de mercado. Las oportunidades que se están generando en el segmento de secundarios son impresionantes, no habíamos visto los descuentos actuales hasta ahora”.

¿Cuál es la fase de inversión en la que se centran?

Roland responde: “En relación con el fondo de co-investment, estamos centrados principalmente en Development Capital, lo que nos interesa es la etapa del desarrollo de la compañía. Del Venture Capital nos interesa la parte final en la que hay ideas nuevas pero que ya han sido probadas. De esa manera disminuimos el riesgo”.

¿Y en cuanto al buy-out?

En relación con nuestro fondo de co-investment, en esta fase nos interesa situarnos en un principio. Aquí es donde se encuentran las compañías que necesitan de una ronda de financiamiento para ir al siguiente paso y así lograr el crecimiento de la compañía. Son firmas de pequeño y mediano tamaño que no tienen apalancamiento.

¿Por qué consideran que el cambio climático es tan importante en el asset allocation?

Pfeuti responde: “El cambio climático es una realidad. Para nosotros es muy importante, sobre todo porque hay gran cantidad de inversionistas que no se pueden proteger contra el cambio climático. La apuesta que están tomando al no invertir es mucho más fuerte. Al final, este tipo de productos te permiten, aparte de una rentabilidad, una cobertura frente a potenciales eventos que puedan pasar en relación a la industria y al cambio climático. Un ejemplo es el caso de Nueva York y la cantidad de recursos que se han invertido para que la ciudad sea más amigable, que no haya tanta contaminación, entre otros. Esa es una tendencia que ocurre en gran parte del mundo. Hoy, ya no es cuestión de ser buen ciudadano sino que se está convirtiendo en un tema general el hecho de invertir en energías sostenibles. Si bien para nosotros es muy importante el factor del cambio climático, se trata de una variable a largo plazo. Por ello, también nos preocupan variables a corto plazo, como el tipo de tecnologías que están desarrollando las compañías, de qué forma se implementan y cómo se pueden desarrollar”.

Lo más leído

Próximos eventos