Una diversidad diferente, mujer y desempeño financiero


Varios estudios muestran una correlación positiva entre la diversidad de género y una mejor toma de decisiones en las empresas,  y entre el desempeño financiero y el nivel de atribución de poder en la mujer. Estos hallazgos han llevado a la creación de índices, fondos y notas cotizadas (ETNS) bajo la perspectiva de la diversidad de género, permitiendo a instituciones y  particulares alinear sus estrategias de inversión con sus valores. A raíz de un análisis de Sherree DeCovny, periodista especializa en finanzas y tecnología, vamos en este artículo a conocer algunos de ellos.

Ciertos sectores presentan más mujeres en puestos de dirección que otros. En promedio, en las empresas que componen el índice MSCI hay un 12% de mujeres que forman parte del equipo directivo o están en sus consejos de administración. En el sector de consumo discrecional, la representación es del 13%, mientras que en los sectores de salud y servicios públicos ascienden a  un 14%. Sin embargo, sólo un 10% de los directivos de las empresas que componen el índice MSCI World IT son mujeres, como ocurre también en los sectores industriales y de materias primas

El fondo PAX Ellevate Global Women’s Index utiliza los componentes del índice MSCI World como punto de partida para crear una cartera bajo la óptica de la diversidad de género. Sus gestores han desarrollado un proceso para clasificar y seleccionar aquellas 400 empresas cuyas puntuaciones sobre diversidad de género son superiores.

Con casi 70 millones de dólares en activos bajo gestión, el fondo tiene como benchmark el índice PAX Ellevate Global Women’s Leadership. Cabe destacar que el índice no fue construido para tener un perfil de riesgo específico. Pero la selección de las 400 principales empresas en términos de su puntuación según diversidad de género ha resultado en la creación de un índice con un ratio rentabilidad/riesgo superior. En comparación con el índice MSCI World, el índice tiene una beta más baja y ratio de distribución de dividendos más elevado.

El grupo de Matterhorn, compañía de planificación financiera de Morgan Stanley, estaba analizando opciones de inversión para sus clientes. Entre los estudios analizados, destacaba uno que indicaba que las empresas con tres o más mujeres en sus consejos tenían un 46% más de rentabilidad sobre recursos propios, un 60% más de rendimiento sobre capital invertido, y un mejor rendimiento sobre ventas del 84%. Con esta información, creó un fondo de inversión cuya estrategia está basada en la paridad de género en las empresas y se denomina Parity Portfolio Strategy. El fondo selecciona aquellas empresas con sede en Estados Unidos que formen parte del índice Russell 3000 y que tengan, al menos, tres mujeres en sus consejos de administración.

"Aunque no definimos alcanzar ningún nivel de activos bajo gestión o rendimiento específicos para el fondo, podemos decir que estamos satisfechos con los resultados", comentan. "Estamos haciendo lo que nos propusimos hacer. Ahora que tenemos un historial de dos años, podemos comenzar a hablar con grandes inversores institucionales, porque ellos también tienen interés en este tema", señalan.

El índice Barclays Women in Leadership Total Return USD y su correspondiente ETN tiene como universo inicial las empresas del NASDAQ y NYSE con sede en Estados Unidos. Para la selección de compañías existe un filtro sobre el nivel de liquidez y capitalización de mercado por el que  se excluyen las empresas de micro capitalización. A continuación, las empresas son evaluadas y calificadas de acuerdo a criterios de diversidad de género. Las empresas que tienen como CEO a una mujer se sitúan por encima de los que no lo hacen. Las empresas se ordenan desde el más alto al más bajo porcentaje de representación de las mujeres en sus consejos de administración. Una empresa con un CEO mujer y con el 30% de mujeres en su junta directiva se sitúa por encima de una empresa con un CEO mujer y con una representación del 10% de mujeres en su junta directiva. Aunque ambas compañías se sitúan por encima de una empresa con un CEO masculino aunque tenga un 30% de mujeres en su consejo de administración. Por último, una empresa cuyo CEO es masculino y sólo el 10% de su consejo son mujeres no es una compañía elegible.

"En teoría, tendríamos 100 empresas en el índice", dice Sue Meirs, director de Productos Estructurados de Barclays. "En realidad, tenemos 83 empresas en el índice debido a que varios de los sectores no tienen 10 empresas que cumplen con los criterios de tener un CEO femenino o al menos 25% de mujeres en su junta directiva”, especifica. "Es lógico que las empresas que evitan el comportamiento grupal tengan más diversidad de opciones a valorar y, si las analizan y ejecutan con más cuidado, obtienen un mejor resultado en  el largo plazo. Lo que me sorprende es la rapidez con que la tesis se ha comprobado en las inversiones", afirma.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos