Tropezón del mercado europeo de renta fija: ¿falsa alarma o serio aviso?


La corrección vivida a principios de mes por el mercado de bonos europeo sigue siendo objeto de debate. ¿Estamos ante un simple movimiento técnico, como afirman muchos, o nos enfrentamos a algo mucho más grave? Los últimos en valorar lo sucedido han sido los equipos de Análisis y Renta Fija de Amundi, que atribuyen gran parte de la corrección a los persistentes comentarios de gestores estadounidenses sobre los bajísimos niveles de los tipos de interés y la posibilidad de que se esté gestando una burbuja en renta fija.

Sin embargo, los expertos de la casa francesa no ven motivos para preocuparse: “Aunque los tipos de interés siguen demasiado bajos en relación con los parámetros de valoración existentes, los mercados de bonos –a diferencia de las bolsas– no pueden sufrir un fuerte repunte de los tipos de interés mientras los bancos centrales mantengan políticas acomodaticias”.

En este sentido, recuerdan que el BCE ‘solo’ ha comprado bonos por valor de 110.000 millones de euros, equivalente a un mero 10% del total del programa de expansión cuantitativa, cifrado en 1,1 billones y que se prolongará hasta 2016, “incluso si la economía registra una mejora sustancial”. Por ese motivo, desde Amundi creen que “el desequilibrio entre el calendario de emisiones y la demanda de títulos del BCE respalda claramente una nueva caída de las rentabilidades del bono alemán en los próximos meses”.

Pese a que las expectativas de inflación de la eurozona –que mide el swap de inflación a cinco años dentro de cinco años– han repuntando con fuerza en las últimas semanas por la estabilización de los precios del petróleo, los expertos no anticipan una aceleración de la inflación básica este año: “La recuperación cíclica de la eurozona no bastará para rebajar la tasa de desempleo de forma sostenida y los salarios no aumentarán mientras el desempleo siga alto”, señalan. “Sin olvidar que el reciente repunte de los tipos de interés, del euro y del petróleo podrían frenar la economía europea a corto plazo”.

Por todo esto, desde la firma gala no creen que las rentabilidades de los bonos alemanes hayan iniciado una trayectoria alcista a largo plazo pero tampoco prevén que vayan a regresar a niveles cercanos al cero por ciento. “Unos tipos bajos pero positivos reflejarían más adecuadamente un periodo de reflación gradual”, aseguran.

“La corrección del mercado ha respondido principalmente a las intervenciones en el mercado de futuros, mientras que el dinero real se ha mostrado más cauto y no parece que haya modificado significativamente sus posiciones, como demuestra el hecho de que los diferenciales de la deuda periférica y corporativa han resistido notablemente bien en este contexto”, añaden.

Qué esperar a partir de ahora

Aunque el mercado sigue expuesto a otra brutal corrección asociada a los derivados de tipos de interés, el equipo de Amundi cree que el programa de compra de deuda del BCE y la necesidad de colateral seguirán presionando a la baja los tipos de interés. Sin embargo, es probable que la volatilidad asociada a las recientes correcciones se traduzca en un incremento de la prima de riesgo del mercado europeo. “Algunos inversores lo verán como una oportunidad para reinvertir, mientras que los más aversos al riesgo exigirán tipos de interés más altos”, explican. “Además, los inversores se mostrarán más cautos en las próximas semanas para evitar que las rentabilidades anuales, que se han visto dañadas por los movimientos de las últimas semanas, caigan a terreno negativo ante un nuevo alza de los tipos de interés”.

Estos factores, combinados con el entorno macroeconómico, deberían contribuir a que los tipos de interés se estabilicen a niveles algo más altos, aunque la banda de cotización será algo más amplia y persistirá la volatilidad. En conclusión, “no esperamos un desplome del precio de los bonos, aunque el mercado ha lanzado una señal clara sobre las consecuencias de unos niveles de valoración excesivos”.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos