Tres consejos de PIMCO para evaluar y seleccionar estrategias alternativas


¿Qué es un activo alternativo líquido? Según la definición que utilizan en PIMCO, se trata de activos que presentan una correlación baja con la renta variable y la renta fija y que además son inversiones que están disponibles a través de vehículos accesibles que ofrecen liquidez diaria. En la firma dividen los alternativos en dos grandes categorías, activos alternativos y estrategias de inversión alternativa. Los activos alternativos están pensados para proporcionar diversificación a la cartera a través de la exposición a factores de riesgo diferentes a la renta variable y la renta fija. En cambio, las estrategias alternativas son aquellas que no están atadas a ningún índice, por lo que se espera de ellas que generen más riesgo y retornos superiores a través de una gestión activa.

Los expertos de la firma aportan tres consideraciones que el inversor debe tener en cuenta a la hora de seleccionar estrategias alternativas líquidas para su cartera. La primera de ellas versa sobre el conocimiento de los distintos perfiles de riesgo: “Las características del riesgo varían ampliamente entre las diferentes categorías de estrategias e incluso dentro de la misma categoría. Por ejemplo, dentro de una misma categoría, el riesgo de renta variable juega un rol diferente en estrategias long/short, que suelen tener una exposición positiva a acciones, frente a las estrategias market neutral, que buscan una exposición neta cero a renta variable”. 

También se ha de tener en cuenta que “el riesgo también puede variar significativamente entre los gestores de la misma categoría”, indican desde la firma. Un ejemplo claro de esta afirmación suelen ser los distintos resultados generados por gestores de renta fija, en los que entran en juego los distintos universos de inversión y la exposición a volatilidad, tipos de interés y riesgo de crédito.  

El segundo consejo que proporcionan desde la firma consiste en “prestar atención a la dispersión de retornos”. Aquí también entra en juego la selección de activos que hagan los gestores. “En general, al incrementarse la prudencia de los gestores, también lo hace el potencial para generar un rendimiento superior o inferior al mercado. Con los alternativos, la dispersión de retornos entre los gestores mejores y peores de la misma categoría suele ser mucho más grande que en las categorías tradicionales de renta variable y renta fija long only”, explican los expertos. En este contexto, se recomienda que el gestor seleccionado reúna tres características: experiencia demostrada, un proceso de inversión riguroso y una robusta gestión del riesgo.

El tercer y último elemento a tener en cuenta tiene que ver con las comisiones, concretamente con las razones por las que pueden variar. “Las comisiones de estrategias alternativas líquidas pueden diferir ampliamente entre los diferentes gestores. Parte de la variación puede estar guiada por la estructura del fondo. Por ejemplo, algunos gestores agregan estrategias de hedge funds de terceros, lo que añade comisiones subyacentes a los inversores finales. En cambio, otras estructuras que implementan sus estrategias a través de valores individuales evitan las capas de múltiples comisiones”, detallan desde PIMCO. Su conclusión es que, “como con todas las inversores, es importante evaluar cuidadosamente la comisión del gestor en relación con el valor generado”. 

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos