Tres conclusiones sobre el comportamiento de los mercados y dónde encontrar las oportunidades para hacer dinero


El principio de la navaja de Ockham –también conocido como “principio de la parsimonia”- afirma que “en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta”. Teniendo en cuenta el ruido actual del mercado y el aumento del nerviosismo de los inversores en las últimas semanas, puede que tener unas pocas convicciones, pero muy claras, ayuden a navegar las aguas procelosas de este mercado tan poco convencional. El equipo de La Financière de l’Echiquier ha optado por una filosofía parecida. En un encuentro celebrado recientemente en Madrid, el analista de crédito Uriel Saragusti detalló las tres conclusiones a las que han llegado los expertos de la firma en base al comportamiento de los mercados en verano. 

La primera conclusión es muy clara y está íntimamente ligada al resto: “La volatilidad ha vuelto, y ha sido para quedarse”, comenta Saragusti. Por ello, recomienda preparar las carteras para poder aprovechar las oportunidades que surjan en los próximos bandazos. Por ejemplo, en el caso del Echiquier Major el equipo ha optado por incrementar hasta el 5% la posición de efectivo en la cartera para poder disponer de cash para irse de compras. El analista indica adicionalmente que “la corrección del verano ha sido suficientemente importante, la volatilidad experimentó un repunte que no se había visto en bastante tiempo. Hay que lidiar con ello porque todavía va a durar”. 

La segunda conclusión es igual de clara que la primera: “La única clase de activo interesante hoy en día es la renta variable. No está barata, pero pensamos que tampoco está cara”, indica Saragusti. Apoyándose en los últimos PMI publicados en la zona euro, considera que “no hay razón para sentir inquietud por el ciclo europeo”. 

La tercera conclusión es una derivada de la segunda: “La renta fija ya no es interesante, los tipos están muy bajos. No creemos que el bund vaya al 0 ni que vuelva al 1,5%, sino que se mantendrá en un rango entre el 0,5% y el 1%”, indica el analista, que concluye: “La renta fija no ofrece actualmente oportunidades de entrada. No tiene sentido jugar a que los tipos alemanes bajen a cero para que luego suban al 0,6% en tres semanas y estropeen la rentabilidad de todo el año”, añade. 

Una vez más, ve oportunidades en Europa antes que en EE.UU., especialmente en la deuda emitida por bancos de la zona euro y gracias al programa de compras de activos del BCE. “La mayoría de los bancos presenta actualmente un buen nivel de capital. Con la bajada de tipos provocada por la adquisición de deuda, los bancos prefieren prestar su dinero a las compañías antes que comprar bunds”, concluye. 

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos