Tags: Lanzamientos |

Tikehau llega a España de la mano de Ignacio Pedrosa


Tikehau se ha convertido en la última entidad en registrar sus productos en el mercado español. Se trata de una boutique francesa con sede en París fundada en 2004 que acaba de superar los 4.500 millones de euros en activos bajo gestión. Cuenta con 95 empleados distribuidos entre París, Londres, Singapur, Bruselas y Madrid. Entre sus principales accionistas figuran los directivos y los gestores de la propia compañía, así como Unicredit, Crédit Mutuel Arkéa y Amundi, que el pasado mes de marzo anunciaba la adquisición de una participación del 12,8% en la gestora.

Tikehau −cuyo nombre hace referencia a un atolón de la Polinesia Francesa− cuenta con un equipo de  25 gestores con un alto grado de especialización en crédito corporativo y mixtos flexibles. De hecho, los fondos que ha registrado en España son el TTV  Fund (un producto de renta fija corta duración), el TC+ Fund (fondo de renta fija) y el InCA Sicav (mixto flexible). Antoine Flamarion −ex Merrill Lynch y ex Goldman Sachs− es el fundador y presidente del grupo e Ignacio Pedrosa (en la imagen) el responsable de la entidad para el mercado español.

Una historia de éxito

Flamarion y el cofundador de Tikehau, Mathieu Chabran, se conocieron en Merrill Lynch a mediados de los noventa. En 2004, decidieron dar el salto y fundar su propia firma de inversión, con apenas cuatros millones de euros en activos. Diez años después, gestionan más de 4.000. “Nuestro objetivo era crear una gestora europea que replicase en cierta forma la forma de trabajar estadounidense (múltiples clases de activo, múltiples geografías)”, señala Flamarion. “Decidimos montar nuestra propia empresa, en vez de un fondo, como muestra de nuestro horizonte a largo plazo”.

Aunque empezaron centrándose en operaciones de capital riesgo, la inversión en crédito siempre formó parte del plan de negocio y entraron de lleno en 2007 con el lanzamiento de Tikehau Investment Management (TIM), cuya presidencia ostenta el que fuera el máximo responsable de Merill Lynch en Francia, Bruno de Pampelonne. En opinión de Flamarion, el lanzamiento de TIM fue muy oportuno porque “en aquel momento había muy pocos gestores de crédito en Europa”.

La cartera de fondos de TIM ha crecido mucho, sobre todo en los últimos doce meses. La firma reparte sus fondos en seis categorías: fondos de crédito de tipo abierto, una sicav, deuda mezzanine, inversión inmobiliaria, préstamos directos a pymes y fondos de deuda privada. “Nuestra intención siempre ha sido ser capaces de invertir en todo el espectro del crédito: préstamos, bonos y situaciones especiales (stressed y distressed). Y, desde 2010-11, también ofrecemos préstamos directos”, explica Chabran. “La deuda ofrece a los inversores todo un rango de perfiles de rentabilidad-riesgo, algo que la diferencia de la renta variable, el capital riesgo o la inversión inmobiliaria”.

Una de las claves del éxito de Tikehau ha sido la predisposición de los fundadores a buscar financiación externa. “Los socios son muy importantes para nosotros. De hecho, la firma es una sociedad y todos los empleados cuentan con participaciones en la empresa. Juntos, somos el principal grupo de accionistas, algo que definitivamente influye en nuestro enfoque de riesgo”, destaca Flamarion.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos