Tags: Latam |

"Tener oro en un portafolio que incluye alternativos ayuda a reducir el riesgo sin sacrificar rentabilidad"


La creciente necesidad de obtener resultados positivos ajustados al riesgo y de buscar una mayor diversificación, han llevado a que en la última década el interés de los inversionistas por invertir en activos alternativos (hege funds, private equities, sector inmobiliario y materias primas) aumente significativamente. Sin embargo, según la World Gold Council, a pesar de algunos progresos conseguidos en los últimos años, "el resultado es que sólo un 5% de los activos financieros están en inersiones alternativas, con menos del 1% en oro.

En el caso del metal dorado, Marcus Grubb, managing director investment strategy para la WGC, y Juan Carlos Artigas, director investment research en WGC, indican que "los altos rendimientos de la inversión en alternativos supone también limitaciones de liquidez que pueden limitar el acceso de los inversionistas a los fondos durante tiempos de crisis, o cuando aparecen oportunidades". De esta forma, concluyen que si "el oro forma parte de la estrategia del inversor que invierte en alternativos, puede ayudarle a durante los períodos de riesgo sistémico".

Así, explican que los hedge funds y los fondos de private equity emplean un rango de instrumentos de crédito y deuda que les genera el consecuente riesgo del crédito, mientras que las materias primas y la inversiones inmobiliarias cargan consigo el riesgo de contraparte. En cambio, "el oro, al ser accesible, los inversionistas no sólo eliminan el riesgo crediticio, sino también minimizan el riesgo de contraparte. Por ejemplo, el inversor puede invertir directamente en el oro, o puede tener posiciones en su portafolio a través de ETF con respaldo físico sobre el metal". Recuerdan que estos instrumentos tienen una gran liquidez, y que negocian en conjunto 1.000 millones de dólares al día, rivalizando con las acciones o los diversos ETF sobre renta variable".

Algunos de los ETF sobre más importantes del mercado incluyen ETF Physical Swiss Gold Shares, SPDR Gold Shares, el Junior Market Vectors Gold Miners ETF y el Market Vectors Gold Miners ETF (gestionados por Market Vectors, filial de Van Eck). Este último fondo registra un rendimiento en lo que va del año del 23,5%, y del 19,9% en los últimos tres ejercicios.

Modelo de portafolio

Los autores del estudio de la World Gold Council, "ya sea que los inversores estén basados en EE.UU., el Reino Unido, Europa continental o Japón, incluir entre un 2% a un 10% en oro proporciona beneficios que no pueden ser fácilmente replicado por una combinación de activos tradicionales y commodities. "En particular, nuestra investigación muestra que una asignación del 5% al 6% en oro es 'óptima' para inversionistas con una cartera de riesgo medio bien equilibrado (una cartera de 60/40 en la renta variable, efectivo y bonos)". Asimismo, indican que "cuando una cartera incluye también los bienes raíces, private equity y hedge funds, la asignación óptima para el oro está más cerca de un 4% en la cartera de riesgo medio.

Lo más leído

Próximos eventos