Tendencias en distribución: ¿qué planes tiene Wells Fargo AM para el mercado español?


La marca Wells Fargo suele estar asociada a conceptos como estabilidad o seriedad, y goza del respaldo de grandes inversores, como Warren Buffett. El banco estadounidense es de sobra conocido en todo el mundo, y en concreto lleva operando en España a través de una oficina local desde la década de 1990. Su brazo de gestión de activos, Wells Fargo AM, se está encargando de extender el legado de la matriz y dar a conocer su gama de producto y sus servicios a clientes institucionales europeos. De momento, la empresa ha sido un éxito: si la firma gestionaba menos de 1.000 millones de dólares en activos no estadounidenses en 2008, ahora la cifra alcanza los 20.000 millones. “Invertimos en nuestra gente, el equipo se ha triplicado desde 2008” indica Deirdre Flood, responsable global de asesoramiento y relaciones con clientes. 

La experta señala que este crecimiento de clientes ha sido orgánico y muestra la disposición de la firma a la que representa de seguir consolidando su presencia en el Viejo Continente: “La marca Wells Fargo es bien conocida en todo el mundo, pero los inversores quizá no son tan conscientes de sus capacidades para la gestión de activos”, reflexiona.  “El estilo de Wells Fargo AM para realizar proyectos es lento, metódico y de largo plazo”, añade.   

¿Qué lugar ocupa España dentro de los planes de expansión internacional del negocio? “Percibimos grandes oportunidades en España y creemos que es esencial contar con un portavoz local, Charles Pelham, que cuenta con 30 años de experiencia en el mercado y habla español y portugués”, comenta la responsable. “Creemos que, para poder hacer negocios, es muy importante saber entenderse. Entender a los clientes, sus necesidades y su modelo de negocio. Queremos conocer su cultura para un entendimiento más completo”, añade. 

Tendencias de distribución

En línea con esta filosofía, una de las estrategias de la firma consiste en el desarrollo de productos que se puedan adecuar a las necesidades concretas de cada mercado. En el caso español, Flood comenta que se ha detectado “un apetito significativo por productos de renta fija que ofrezcan rentabilidad, como los segmentos de mayor rendimiento de la deuda, o también los productos de generación de rentas a través del pago de dividendos”.

Actualmente, están a disposición del inversor español cuatro fondos que encajan con alguna de estas dos temáticas. En el caso de la generación de rentas, la firma ofrece el Wells Fargo Emerging Markets Equity Income Fund, que invierte en firmas del universo emergente muy rentables y con dividendos sostenibles. En cuanto a la renta fija, son tres las principales opciones: el ECM European Loans Strategy (deuda corporativa high yield del norte de Europa), el Wells Fargo Global Opportunity Bond Fund (deuda soberana y corporativa global con grado de inversión, con enfoque total return) y el ECM European Senior Secured Strategy (deuda sénior bancaria y de otros sectores con calificación high yield). 

Asimismo, destaca la gama de producto de renta variable estadounidense de Wells Fargo AM, uno de los buques insignia de la casa y de la que presume de contar con un largo historial. Aunque hay cuatro productos a disposición del inversor español, los dos centrados en EE.UU. son el Wells Fargo U.S. Large Cap Growth Fund y el Wells Fargo U.S. Premier Growth Fund.

La responsable indica que esta demanda de rentabilidad es una tendencia que se ha globalizado, aunque dentro de Europa está presente a distintos niveles. “En el entorno de tipos bajos, muchos inversores siguen teniendo la crisis financiera de 2008 en mente. La gente está más centrada en el riesgo, y nosotros tenemos una cultura muy fuerte de gestión del riesgo, viene en nuestro ADN”, declara. A continuación, detalla que la firma cuenta con un equipo dedicado exclusivamente a la gestión del riesgo, encargado de implementar un modelo de gestión compuesto por varias capas: primero, los gestores deben vigilar los riesgos presentes en sus carteras, y después, un equipo independiente las supervisa para detectar correlaciones o fuentes inintencionadas de riesgo.

La forma en que se estructuran los equipos es uno de los rasgos diferenciales que presenta la gestora respecto a otros competidores.  Flood explica que Wells Fargo AM es la suma de la combinación de equipos de inversiones independientes, que cuentan con el apoyo de una estructura que se encarga del negocio. “No están distraídos por la regulación o las infraestructuras. Queremos un pensamiento independiente, no pensamiento de grupo”, aclara la experta. “Somos una organización muy conservadora. Nos define la gestión del riesgo, el pensamiento independiente y la innovación de producto. Ponemos al cliente en el centro de todo lo que hacemos”, resume Flood. 

Formas de adaptarse al tsunami regulatorio

Otro tema de gran importancia para la distribución de producto en Europa es el del tsunami regulatorio. “Europa implica un montón de cuestiones específicas para cada país”, añade Flood. Pone como ejemplo el efecto de RDR en Reino Unido o de Mifid II en Europa. Entre los cambios que se han realizado enumera el lanzamiento de nuevas clases de fondos en Reino Unido, con la posibilidad de ser extendidas a otros países si es necesario. Solvencia II también ocupa un lugar destacado en las previsiones de la entidad: “Solvencia II es un tema importante y presente en los pensamientos de todos. Naturalmente, para nosotros es importante implementar los cambios requeridos en la forma de realizar informes para asegurarnos de que nuestros clientes tienen lo que necesitan y cuando lo necesitan”. 

El segundo tema clave que traen de la mano los cambios regulatorios es el de la transparencia: “Es muy importante, los inversores la demandan por la regulación y nosotros la apoyamos”. La experta comenta que, en los últimos años, se ha producido “una proliferación de informaciones y datos en la industria y cómo se presenta es cada vez más importante; es necesario mostrar claridad, ser concisos y entrar en detalle cuando sea necesario”. En esta línea, destaca los esfuerzos de la firma por ser proactivos. La gestora cuenta con economistas que están disponibles para realizar conferencias en vivo que les permitan proporcionar a sus clientes perspectivas sobre temas macro o de otra índole. 

Está por otra parte la cuestión de los tiempos: “Los horizontes temporales se están acortando, los informes ahora son cada vez más ajustados al tiempo real. Se trata de dar una respuesta a tiempo a los inversores. También es importante tener cuantos más representantes mejor para interactuar con los clientes en mercados locales”, indica la responsable. 

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos