Tags: Latam |

Sura Asset Management espera tasas de crecimiento superiores al 10% anual


El incremento de la base salarial de la población y retorno de inversiones, son dos de las apuestas para el crecimiento de los negocios de Sura Asset Management en América Latina, señala desde Colombia para Funds Americas Tatiana Uribe Aristizábal, gerente de Desarrollo Estratégico y Financiero de Sura Asset Management.

Los activos bajo gestión de la institución “deben crecer a tasas superiores al 10% anual”, una cifra que tiene asidero en la progresión del número de clientes de la institución, que “estará apalancado por la formalización de la economía y una creciente población aún muy joven”, considera Aristizábal.

Se espera un crecimiento cercano a los dos dígitos: “Los ingresos deberán crecer entre el 8 y 12% anual en los siguientes años, dependiendo en parte importante del crecimiento de los activos bajo gestión, ya que cada día pesan más los ingresos por comisiones sobre saldos. Obviamente con un manejo inteligente de costos y gastos, los beneficios deberán crecer a tasas superiores al 15% anual”, expresó.

Para la gerente, han de tenerse en cuenta las diferencias entre los distintos países de América Latina. Revela que “el crecimiento de clientes en el negocio será más moderado, ya que hay algunos países donde ya se llegó al límite de afiliación -como es el caso de Uruguay y El Salvador-, y en otros países los nuevos afiliados se asignan por licitación, como es el caso de Chile y Perú en las líneas de negocio que tienen que ver con el ahorro voluntario (wealth management y seguros)”.

Las sinergias de América Latina

Cada país de Latinoamérica es un mundo, con sus diferencias culturales y de negocios. Para el equipo de Sura Asset Management, el reto está en “conocer a fondo las particularidades de cada país: su regulación, la industria, el entorno competitivo, la cultura”, destaca Uribe Aristizábal.

A su juicio, mayores fortalezas saldrán a relucir al “tener una visión holística de la región, y compartir mejores prácticas y desarrollar sinergias, entendiendo que no todas las prácticas y esquemas son replicables y hay que adaptarlas a la realidad de cada país. El reto es aprender a construir a partir de las diferencias”.

Considera de primer orden lograr consolidar las sinergias en América Latina: “Es importante lograr un equilibro entre las políticas que se imparten a nivel corporativo a todos los países y la autonomía que debe mantenerse en cada unidad. En este aspecto se vuelve muy relevante el poder compartir mejores prácticas e identificar sinergias potenciales”.

Consultada sobre las posibilidades de exportación de las capacidades de gestión de Sura, Uribe Aristizábal comenta que la compañía prevé apostar al alto potencial de crecimiento de los países en los que ya tiene presencia. “También existen fuentes de generación en algunos territorios de Latinoamérica donde aún no estamos y que tienen un gran atractivo”, añade.

Finalmente, comentó que Sura Asset Management posee en la compra y negociación con los proveedores (licencia de TI, equipos, asesorías internacionales), un manejo de las economías de escala alcanzables, y que permiten descuentos significativos lo que, a su vez, permite posicionar la marca SURA a nivel internacional con pautas y publicidad en medios internacionales.

En el mismo marco de las economías a escala, posteriormente, “se podría buscar un back office centralizado que, por volumen y facilidad de comunicaciones a bajo costo, pueda prestar servicios más económicos a todos los países”. No obstante, a juicio de la ejecutiva, “es importante buscar sinergias no sólo en costos, sino también en ingresos, para lo cual se busca replicar la implementación de productos y servicios que son exitosos en un país en los demás, con las modificaciones requeridas por regulación y cultura que se le deban realizar”.

Sura Asset Management surgió en el marco de la adquisición de los activos de pensiones, seguros de vida y fondos de inversión que tenía ING en Latinoamérica, realizada en diciembre de 2011. La negociación se concretó en 3.614 millones de dólares. Tiene operaciones en México, Perú, Chile, Uruguay y Colombia. Es filial de Grupo SURA, y cuenta con cinco co-inversionistas: la Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo del Banco Mundial, el Grupo Bolívar, Bancolombia, el Fondo de Inversión Internacional General Atlantic y JP Morgan.

Próximos eventos