Steen Jakobsen: “El QE es una mala decisión del BCE y su repercusión en la economía será nula"


En un año marcado por “el escenario político europeo y los desfases en los mercados”, Steen Jakobsen, economista jefe del banco de inversión danés Saxo Bank, marca sus perspectivas para los próximos meses, prestando especial atención a Europa.

A nivel económico, Saxo Bank espera que la zona euro, ante las escasas reformas estructurales, crezca a un nivel bajo en la primera mitad del año, periodo donde Jakobsen cree que se alcanzará la deflación. Sin embargo, para la segunda mitad del año, espera que la economía y los factores externos repunten y se acelere el crecimiento.

Para que esto ocurra, Jakobsen hace especial hincapié en la necesidad de que la masa monetaria llegue a la economía real. “La expansión cuantitativa llevada a cabo hasta el momento ha ido a parar a grandes empresas y empresas públicas, que representan el 20% de la economía y que apenas generan productividad y empleo, mientras que no se ha canalizado esta masa monetaria hacia pymes y autónomos que representan el 80% de la economía y son los auténticos generadores de riqueza y empleo”, explica.

En este contexto, confía que se produzca un cambio y el dinero pase de este 20% anteriormente mencionado al 80% restante, lo que significaría que fluye hacia la economía real y que se empezara a apreciar síntomas reales de recuperación a nivel microeconómico. En contraposición, piensa que los mercados de valores y fondos soberanos perderán capacidad de adquirir activos mobiliarios ya que tendrán que ceder dinero a la economía real.

"La consecuencia de todo ello es que finalmente, la economía europea acabará transformándose en un sistema alimentado por compañías pequeñas, innovadoras y ágiles. Estas son excelentes noticias para el futuro de Europa", añade el economista jefe de Saxo Bank.

Pese a la baja tasa de crecimiento esperada para la eurozona en 2015, Saxo Bank prevé que sean los países del Mediterráneo y del este de Europa los que marquen el crecimiento, al llegar a su fin las subidas similares vividas por la economía alemana y por el escaso coste por unidad laboral en países de la periferia, factores que marcaran el crecimiento.

En cuanto al programa de expansión cuantitativa que el BCE planea llevar a cabo, Jakobsen opina “estamos ante la peor decisión política de la historia del BCE, aunque es algo que ocurrirá concretamente cuando las perspectivas en materia de inflación, de crecimiento y de confianza ronde mínimos. En cualquier caso la repercusión en la economía será nula”. El economista añade que según un estudio de RBS harían falta 3,5 billones de euros para que el QE tenga impacto real en la economía, una cantidad que obviamente no va a llegar.

Finalmente, le preocupa que “afrontamos un año de grandes riesgos políticos, con elecciones en distintos países clave de Europa (como Grecia, España o Reino Unido) y en las que se plantea un escenario completamente incierto. La entrada en el panorama de nuevas formaciones políticas con planteamientos radicales y contrarios a la centralización europea acrecienta aún más la incertidumbre”, subraya. En estas elecciones, piensa que saldrá victorioso un partido sin mayoría, el cual, tendrá que recurrir a una coalición que generará divergencias y poca claridad en los objetivos.

EE.UU.

En cuanto a la economía estadounidense, apunta que “es una economía que lleva tres años esperando a despegar, pero este año seguirá sin hacerlo debido a la energía, que suele contribuir en un 0,5% al PIB pero que este año lo hará en un -1%”. Además, cree que la Fed tendrá difícil subir los tipos de interés ante los malos datos que hay sobre salarios en los últimos meses.

Por otro lado, prevé que en el primer trimestre se siga fortaleciéndose el dólar, aunque “debemos esperar un ritmo cambiante en el dólar y probablemente este se verá debilitado a lo largo del año debido a la guerra de divisas provocada por las tensiones económicas y políticas entre China y Japón y el debilitamiento del yen”.

Petróleo, bolsa y materias primas

Para Jakobsen, el actual nivel de precios del crudo es un factor que, en base a su experiencia, te permite hacer predicciones sobre la parte del ciclo económico en la que nos encontramos. Muestra de ello, ejemplifica, el año 2007: “los precios de la energía estaban en valores máximos, lo que significó el comienzo del ciclo recesivo, mientras que actualmente el precio de la energía está alcanzando niveles mínimos, lo que nos dice que el ciclo esta completándose”.

Saxo Bank espera que la renta variable sea el activo que mejor se comportante en el primer trimestre de 2015. El economista jefe de Saxo Bank considera que las bolsas con mayor potencial alcista son Rusia, China, Israel y Suecia. En contraposición, destaca que las bolsas de los países periféricos como España, Portugal o Grecia podrían comenzar una tendencia negativa a lo largo de 2015.

En cuestión de materia primas, se decanta por el oro en un entorno en el que las commodities se están viendo sometidas a la presión de marcar precios más bajos.

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos