Sostenibilidad y rentabilidad pueden ir de la mano


En los mercados de renta variable, probablemente las mejores oportunidades se encuentran en los sectores cíclicos de Europa y el mercado japonés. Pero hay otras regiones que también cuentan con gran atractivo y que, a menudo, son olvidadas por los inversores.

En nuestra opinión, las compañías con el valor más razonable se encuentran en Corea del Sur. Es verdad que no todas las empresas cumplen con los estándares internacionales en materia de gobierno corporativo, pero el hecho de que el won coreano haya ido perdiendo competitividad frente al yen japonés no ha sido útil para las empresas. Así que tienen bajas valoraciones, pero cuentan con sólidos balances y una cuota en los mercados globales que no están reflejados en los precios actuales de las acciones. El resto de mercados emergentes, por su parte, siguen sufriendo debido al elevado peso de China en la región, pero también por el crecimiento más lento de Brasil.

En los países desarrollados, las empresas estadounidenses están aumentando sus beneficios por acción debido a las recompras de acciones, mientras que las compañías japonesas están incrementando su rentabilidad y sus beneficios por acción. Europa está en un punto intermedio con un aumento de los dividendos para incrementar el crecimiento de los beneficios. Así que debido a los balances saneados, dicho crecimiento de los beneficios por acción dará lugar a un crecimiento de ingresos claramente superior en el año que viene.

Las sorpresas negativas podrían venir derivadas del precio del petróleo. Las grandes compañías petroleras han estado recortando el gasto de capital, pero esto va en detrimento del crecimiento futuro. El gas pizarra está descendiendo en la curva de costes dado que la tecnología está madurando y puede haber más recortes en determinados proyectos (o incluso recortes en los dividendos) de este sector.

Además, los minoristas pueden ver una tendencia gradual hacia las compras online (por ejemplo, en China casi el 50% de los productos son comprados a través de internet), añadiendo más dificultad a las compañías que tienen un punto de venta físico. Por otro lado, la generación de jóvenes actuales se decanta por productos diferentes (más locales, más saludables, más naturales) y se mantiene alejada de la generación de las marcas. La transformación del consumo podría desarrollarse más rápido de lo que esperamos.

Este hecho pone de manifiesto la necesidad de invertir no solo atendiendo a la rentabilidad, sino teniendo en cuenta otros criterios como los sociales, los medioambientales, y la sostenibilidad. Un fondo que permite aprovechar todas estas características es Petercam Equities World Sustainable, gestionado por Bart Baetens quien es responsable de renta variable global sostenible de Petercam. El objetivo de esta estrategia es aprovechar la demanda y crecimiento mundial en el 2025, según el FMI. Lo constituyen 50 valores con igual peso, líderes en su producto o servicio y con un track record de 10 años de beneficios y dividendos ininterrumpidos. El fondo favorece tendencias líderes como son Agricultura, Demografía, Energía y Agricultura.  

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos