Small & mid suizas, con Schroder


TRIBUNA de Paula Mercado, directora de Análisis, VDOS, sobre el fondo Schroder ISF Swiss Small & Mid Cap Equity, producto que cuenta con la calificación de Consistentes Funds People.

La renta variable se ha tomado un respiro en las últimas semanas. El rally se ha mantenido prácticamente inalterado desde finales del pasado año, pero algunos factores están llamando a la cautela. La segunda subida de tipos de la Fed en junio y la reciente indicación del Banco Central Europeo (BCE) de que se aproxima un giro de su política monetaria, aún sin especificar cuándo será, han reducido el apetito por el riesgo. El atractivo de las valoraciones se ha reducido y el que nos encontremos en plena etapa estival puede haber contribuido también a reducir el riesgo de las carteras.

Sin embargo, cierto segmento de la renta variable puede seguir ofreciendo oportunidades. Si, como región, se percibe a Europa como la de mayor crecimiento para el año, una cuidada selección de compañías de pequeña y mediana capitalización, de un mercado tan sólido como el suizo, puede ser una de las opciones que aun mantenga atractivo.

Entre los fondos que invierten en este segmento de la bolsa suiza, uno de los fondos que mejores resultados presenta en el último periodo de tres años, tanto por rentabilidad como por volatilidad, es Schroder ISF Swiss Small & Mid Cap Equity anotándose en el año una rentabilidad de 14,07% en su clase I de acumulación en francos suizos. Un resultado por encima del 12,57% obtenido por el índice de su categoría VDOS Renta Variable Internacional Europa Small/Mid Cap desde enero.

Referenciado al índice SPI Extra TR, el fondo invierte en valores de renta variable de pequeñas y medianas empresas suizas. Se consideran como tales, aquellas sociedades que, en el momento de su adquisición, forman parte del 30% inferior de la clasificación por capitalización bursátil del mercado suizo.

La gestora cree que es posible explotar las ineficiencias del mercado suizo para lograr batir al índice de referencia. Las ineficiencias pueden ser, bien específicas de cada valor o bien relacionadas con el estilo, o de ambos tipos. Los factores de estilo que el equipo gestor ha identificado son: valor, calidad y pequeña y mediana capitalización. Su enfoque en fundamental, bottom up, al que aplican su propio criterio; no se trata de un estilo de inversión simplemente cuantitativo.

El fondo está gestionado por Daniel Lenz, analista y gestor de carteras de renta variable suiza y subdirector de Fondos de Renta Variable de Schroder Investment Management (Switzerland) AG. Basado en Zurich, Daniel es también gestor de carteras de renta variable suiza de pequeña y mediana capitalización. Incorporado a Schroder en el año 2000, cuenta con una experiencia en el mundo de la gestión de más de 20 años. Daniel es Máster en Banca y Finanzas por la Universidad de St Gallen, Suiza, y cuenta con la certificación Chartered Financial Analyst (CFA).

Para la selección de compañías a incluir en su cartera, se pasa el universo inicial de 220 compañías del Swiss Performance Index (SPI) por un filtro que les ayuda a identificar los valores que merecen un análisis en profundidad, excluyendo aquellas que son demasiado pequeñas o inaccesibles, o bien que no resultan atractivas como inversión a largo plazo para una cartera institucional.

A partir de este universo invertible, se filtran las oportunidades más atractivas, que serán aquellas en las que centrarán su trabajo de análisis propietario. Las que quedan fuera de este filtro, reciben una menor atención, pero se revisan regularmente. El objetivo es encontrar las mejores empresas en términos de valoración y calidad, a través del análisis fundamental.

Un análisis que está basado en la información obtenida a partir de frecuentes visitas de los analistas a las empresas y reuniones con los equipos directivos. Los analistas locales se apoyan, además, en la experiencia aportada por el equipo europeo de analistas de Schroder basado en Londres.

Como resultado final del proceso, el gestor puede construir una cartera de entre 30 y 50 valores, basándose en las mejores ideas de los analistas y utilizando las herramientas de inversión propietarias de la gestora, para asegurarse de que el riesgo se gestiona adecuadamente y las limitaciones de la cartera son respetadas.

Una cartera que incluye entre sus mayores posiciones nombres como el fabricante de tecnología de consumo Logitech International (5%) la empresa de soluciones para deficiencias auditivas Sonova Holding (4,30) la empresa aeroportuaria Flughafen Zurich (3,90%) el gestor de inversiones privadas Partners Group Holding (3,80) y el mayor proveedor privado de telecomunicaciones de Suiza Sunrise Communications (3,70%). Por sector, las mayores ponderaciones corresponden a industriales (33,40%), financiero (21,40%), bienes de consumo (11,40%), salud (7,90%) y tecnología (7,30%).

Por rentabilidad, la evolución histórica de la clase I de capitalización en francos suizos, de Schroder ISF Swiss Small & Mid Cap Equity se posiciona entre los mejores de su categoría por este concepto, en el primer quintil, durante 2014 y 2016, batiendo al índice de su categoría durante 2013 y el actual 2017. A tres años, su volatilidad es de 15,05% y de 6,07% a un año, posicionándose por este concepto entre los mejores de su categoría, en el quintil cinco, en este último periodo. Periodo en que registra una ratio de Sharpe de 5,35 y un tracking error, respecto al índice de su categoría, de 4,93%. Pensado para inversores institucionales, requiere una aportación mínima de cinco millones de de dólares, aplicando a sus partícipes una comisión de depósito de hasta 0,30%.

El equipo gestor se mantiene positivo sobre las expectativas del mercado suizo de small & mid caps para lo que resta del año. Para los próximos años, son mucho más positivos en activos reales que en nominales. La renta variable está ligeramente sobrevalorada, pero también encuentran a los bonos muy sobrevalorados, considerando la insostenibilidad de los bajos tipos de interés. El exceso de estímulo monetario de los últimos años y la perspectiva de un estímulo fiscal adicional, bajo su punto de vista incrementa los riesgos de la creciente montaña de deuda. Después de una primera parte del año tranquila, en lo que a volatilidad se refiere, esperan un repunte de volatilidad que, aunque puede ser un reto, ofrece también oportunidades de obtención de alfa para un gestor activo de small & mid cap.

Por su comportamiento durante los últimos tres años, tanto por rentabilidad - especialmente durante 2016 en el que el índice de la categoría en que se encuadra el fondo apenas consiguió terminar el año en positivo - como por volatilidad, la gestión del Schroder ISF Swiss Small & Mid Cap Equity obtiene la calificación cinco estrellas de VDOS.

SCHRODER_ISF_SWISS_SMALL___MID_CAP_EQUITY_I_ACC_CHF

Ver ficha a continuación.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos