Similitudes y diferencias entre el Invesco Pan European Equity y el Invesco Pan European Structured Equity


El Invesco Pan European Equity y el Invesco Pan European Structured Equity son dos fondos de Invesco que durante la última década han demostrado una gran consistencia. Ambos son productos con cinco estrellas Morningstar, que han logrado posicionarse en el primer decil por rentabilidad a tres, cinco y diez años. Se trata de dos fondos que siguen una estrategia direccional long only, invertidos al 100% y con un claro sesgo hacia compañías de gran capitalización (ambas estrategias están encasilladas dentro del estilo blend). Pero a pesar de ser dos productos de renta variable europea de la misma casa, los equipos de gestión son completamente independientes. De hecho, la gestión ni siquiera se desarrolla desde el mismo país.

En el caso del Invesco Pan European Equity, la responsabilidad de la estrategia recae sobre John Surplice (en la izquierda de la imagen) y Martin Walker, quienes gestionan la cartera desde Henley, una pequeña localidad británica situada a unos 60 kilómetros al oeste de Londres donde la gestora tiene su centro de inversiones. Sus oficinas, –Perpetual Park-, fueron inauguradas en 1998 por la Reina Isabel II. En el caso del Invesco Pan European Structured Equity, la gestión corre a cargo de Michael Fraikin (a la derecha de la imagen) y Thorsten Paarmann, quienes trabajan desde Frankfurt como parte de un equipo integrado por unos 60 profesionales al frente de otros productos con la misma filosofía pero un universo distinto (global, EE.UU y emergentes). En lo que sí coinciden es que ambos equipos llevan al frente de las estrategias más de 10 años.

En lo que respecta a la filosofía de inversión, las estrategias son muy diferentes. En el caso del Invesco Pan European Equity, John Surplice y Martin Walker se centran principalmente en el análisis de los fundamentales. En lo que respecta al Invesco Pan European Structured Equity, lo más importante para Fraikin y Paarmann a la hora de analizar una compañía es el binomio rentabilidad/riesgo que ofrece. Se trata en este caso de un producto que, además del análisis fundamental, incorpora otros factores como la volatilidad o el behevioral finance. A la hora de seleccionar las compañías, los gestores tienen en cuenta el potencial de rentabilidad, pero también el potencial de volatilidad.

En este sentido, parten de la base de que la correlación entre la volatilidad histórica de una acción y su volatilidad futura es elevada y que las acciones que han sido poco volátiles es muy probable que lo sigan siendo en el futuro. Estiman que la probabilidad de que una acción que haya estado en el primer cuartil de menor volatilidad vuelva a estar en el mismo cuartil en el futuro es superior al 50% y que la probabilidad de que baje al segundo cuartil es del 30%. También se fijan en todos aquellos factores que pudiesen elevar la volatilidad de un valor (como el free float o el nivel de apalancamiento), así como en otros indicadores como el momentum de beneficios, tendencias del mercado, informes de analistas...

Este fondo tiene cierto sesgo a la calidad del activo. El objetivo del Invesco Pan European Structured Equity es tener un riesgo absoluto inferior al del mercado, enfoque que le permite obtener los mejores resultados en periodos de caídas del mercado (como 2008 o 2011). Cuando más sufre la estrategia es cuando se produce una fuerte corriente compradora en el que el inversor no discrimina por calidad del activo (caso de 2009). En cambio, los gestores del Invesco Pan European Equity atienden fundamentalmente a las valoraciones a la hora de tomar las decisiones de inversión, un enfoque que les funciona especialmente bien cuando surgen oportunidades de valoración. Este fondo tiene un tracking error contenido, que en términos históricos se sitúa alrededor del 4%. El Invesco Pan European Structured tenía limitado el tracking error hasta 2006, año en el que se le quitó dicha restricción.

Diferencias claras en la estrategia sectorial y geográfica

Dado que los gestores del Invesco Pan European Structured se centran en la rentabilidad/riesgo y que los gestores del Invesco Pan European Equity en los fundamentales, las carteras son completamente diferentes. El solapamiento (overlap) entre ambas ha sido históricamente bajo. Incluso a nivel sectorial las diferencias son notables. Por ejemplo, el Invesco Pan European Structured mantiene actualmente una posición muy infraponderada en el sector financiero (8,8%) por la mayor volatilidad que entrañan estas compañías, mientras que el Invesco Pan European Equity, por criterios de valoración, tiene una posición de sobreponderación (29%). El peso del sector en el MSCI Europe es el 22,6%.

Lo mismo, pero al revés, ocurre con el sector de consumo básico. John Surplice y Martin Walker están infraponderados al no encontrar compañías interesantes desde un punto de vista puramente de valoración (1,3% frente al 13,2% que pesa en el índice). Por el contrario, Michael Fraikin y Thorsten Paarmann sí encuentran esas oportunidades desde la perspectiva de rentabilidad/riesgo y la ponderación actual del sector en la cartera es del 16,6%. En el caso de este último, el peso máximo de un sector no puede sobrepasar el 25%. En lo que respecta al Invesco Pan European Equity, no existen limitaciones sectoriales.

Donde ninguno de los dos tienen limitaciones es a nivel geográfico. Coinciden en sacar del universo invertible a las compañías que cotizan en Europa del Este. Pero, a partir de ahí, las coincidencias son más bien escasas. Excluyendo Reino Unido, donde ambos fondos mantienen una exposición del 31%, en líneas generales, el Invesco Pan European Structured Equity otorga un mayor peso a empresas afincadas en países del norte de Europa como Suecia, Dinamarca, Holanda o Noruega, mientras que las principales apuestas del Invesco Pan European Equity cotizan en Francia, España e Italia. La exposición del fondo de Surplice y Walker al mercado italiano es del 7,5%. La del Invesco Pan European Structured, del 0%.

Datos comparativos de valores en cartera, patrimonio y rentabilidad

Los dos fondos tienen carteras diversificadas, aunque algo más el Invesco Pan European Structured Equity, donde el número de compañías que integran la cartera está en torno a 100, mientras que en el caso del fondo gestionado desde Henley suele tener alrededor de 75. La posición máxima que ocupa un valor en cartera en el primer caso no supera el 2%, si bien en el Invesco Pan European Equity puede alcanzar como máximo el 5%. El Invesco Pan European Structured (5.400 millones de euros) supera en patrimonio al Invesco Pan European Equity (4.530 millones) y también en rentabilidad anualizada a 10 años (10% frente al 8%), si bien durante los últimos tres años el retorno anualizado del fondo de John Surplice y Martin Walker (20,1%) ha superado al producto de Fraikin y Thorsten Paarmann (19,7%), según datos de Morningstar.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos