Similitudes y diferencias entre el Ethna-Aktiv y sus dos primos-hermanos: el Ethna-Defensiv y el Ethna-Dynamisch


El Ethna-Aktiv se ha convertido en uno de los fondos mixtos más populares en el mercado español. Se trata de un producto gestionado por Ethenea Independent Investors, firma luxemburguesa representada en España por Capital Strategies, cuyo objetivo es generar una rentabilidad de entre el 5% y el 10% con una volatilidad inferior al 6%. El 90% de los activos que gestiona la boutique los concentra este producto (12.000 millones). El resto del patrimonio está en el que hoy son sus dos primos hermanos, el Ethna-Defensiv (1.100 millones) y el Ethna-Dynamisch (250 millones). El Ethna-Aktiv es el producto con un mayor track record, ya que fue constituido en 2002. Tras él vino el Ethna-Defensiv, estrategia nacida en abril de 2007. El Dynamisch es el más joven. Fue lanzado en noviembre de 2009. El equipo de gestión de Ethenea está compuesto por cinco miembros. Arnoldo Valsangiacomo y Luca Pesarini son los encargados de gestionar el Aktiv, Guido Barthels y Daniel Stefanetti los máximos responsables del Defensiv y Peter Steffen el cabeza visible del Dynamisch.

La principal diferencia entre los tres fondos estriba en el riesgo que asumen. En este sentido, el Ethna-Defensiv está diseñado para un inversor con un perfil de riesgo conservador, el Ethna-Aktiv para un perfil de riesgo moderado y el Ethnea-Dynamisch para un tipo de inversor más agresivo. Ello se traduce en la estructura de las propias carteras, que presentan ciertas diferencias. Aunque los tres son productos flexibles, disponen de restricciones a la hora de invertir en renta variable. Esa es la principal diferencia que existe entre ellos en términos de asignación de activos. En el caso del Ethna-Dynamisch, por ejemplo, el fondo puede destinar hasta un 70% de la cartera a activo de renta variable, pero en ningún caso irse por encima de ese porcentaje. En el Ethna-Aktiv esa limitación se sitúa en el 50%, mientras que en el Ethna-Defensiv la exposición al mercado de acciones puede llegar a ser, como máximo, del 10%. El Dynamisch, por tanto, está más centrado en acciones, el Defensive en deuda y el Aktiv es el más equilibrado.

La estrategia del Ethna-Defensiv

En lo que respecta al posicionamiento en renta fija, los tres fondos pueden moverse libremente en términos de asignación, pudiendo asignar al mercado de bonos desde un 0% hasta un 100% de la inversión. Lo mismo ocurre con las posiciones que reservan en liquidez, cuya ponderación en cartera puede oscilar entre dicho rango. Esto es así por folleto. En lo que respecta al Ethna-Defensiv, en septiembre se ampliaron las posiciones en bonos de alta calidad crediticia, principalmente mediante bonos con rating A+ o superior, con el fin de contar con una base estable en momentos de incertidumbre. Aunque se redujo la duración modificada provisionalmente y por motivos tácticos para contener la volatilidad, se aumentó la cobertura inmediatamente después de la declaración del FOMC con el objetivo de beneficiarse de los bajos tipos de interés en EE.UU. a más largo plazo. También redujeron la exposición a divisas a casi el 0%, cerrando la posición larga en dólares estadounidenses. Asimismo, cubrieron tácticamente toda la cartera de renta variable de manera temporal mediante futuros.

La estrategia del Ethna-Aktiv

En lo que respecta al Ethna-Aktiv, en renta fija el fondo está sobreponderado en títulos denominados en dólares, al entender los gestores que la relación riesgo-rentabilidad sigue siendo más atractiva que para los títulos denominados en euros. Debido a la elevada incertidumbre, la volatilidad de los mercados y las implicaciones resultantes para los márgenes de crédito, incrementaron la calificación media del fondo de BBB+ a A-. Para ello, ampliaron las inversiones en bonos con solvencia buena a muy buena. En cuanto a las acciones, como consecuencia de la elevada incertidumbre y la volatilidad, redujeron la cuota neta de renta variable a finales de septiembre en un 19%, hasta dejarla en el 4%. Ante el contexto de un nivel de valoraciones que consideran elevado, reforzaron las coberturas de las posiciones, manteniendo posiciones cortas en futuros sobre el MDAX, DAX, S&P, EuroStoxx 50, Nasdaq y SMI, pero que afirman pueden adaptarse tácticamente en cualquier momento.

La rapidez con la que pueden llegar a mover el posicionamiento de la cartera es una de las señas de identidad argumentadas por Arnoldo Valsangiacomo en una reciente presentación celebrada por el gestor en Madrid. “Una de las claves más importantes a la hora de gestionar la estrategia es ser activos y reaccionar rápidamente a los cambios que se vayan produciendo en los mercados. Tan pronto como veamos volatilidad resulta crucial reducir el riesgo de nuestra cartera”, afirmaba. Además de los movimientos anteriormente mencionados y con el fin de mantener lo más baja posible la volatilidad en un entorno de mercado que consideran está dominado por la incertidumbre, cerraron casi por completo la exposición al dólar estadounidense, ante la decisión de la Fed de no subir los tipos de interés. La asignación a posiciones de tesorería aumentó un 4,4%, hasta el 22,4% actual.

La estrategia del Ethna-Dynamisch

En lo que respecta al Ethna-Dynamisch, al menos el 60% del patrimonio del fondo sigue invertido en renta variable. El elemento central sigue siendo EE.UU, que supone dos terceras partes de la cartera, mientras que el tercio restante se invierte en Europa. En cuanto a sectores y valores concretos, ha habido ligeros cambios. Gran parte de la cartera sigue invertida en valores defensivos como empresas de suministros públicos, telecomunicaciones e inmobiliarias, así como en farmacéuticas, en tanto que ampliaron sensiblemente las posiciones en el sector tecnológico, volviendo a adquirir una compañía energética (RoyalDutchShell), algo que no ocurría desde hace mucho tiempo.

La asignación a la renta fija no registró grandes modificaciones y se mantiene en torno al 20%. Dado que se mantienen las disparidades en los mercados de renta fija con respecto a la ampliación de los márgenes de crédito, por el momento se conforman con unos tipos más bajos que apenas superan el 3%, con una duración relativamente de poco más de 2 años. La exposición a divisas la redujeron por debajo del 10%, distribuyéndose fundamentalmente en posiciones pequeñas en dólares, libras y francos suizos.

Comisiones y resultados históricos

En cuanto a las comisiones, el Ethna-Aktiv tiene una comisión de suscripción de hasta el 3%, comisión de gestión anual del 1,5% y una comisión de rentabilidad del 20% sobre el exceso de rentabilidad superior al 5% de rentabilidad absoluta (high water mark). En los últimos cinco años, el fondo ha obtenido una rentabilidad bruta del 30,22%, lo que significa un retorno del 5,42% anual. En el Defensiv, la comisión de suscripción puede ser de hasta el 2,5%, con una comisión de gestión anual del 0,8% y una comisión de rentabilidad superior del 10% sobre el exceso de rentabilidad al 5% de rentabilidad absoluta. La rentabilidad durante los últimos cinco años ha sido del 20%, lo que supone un 3,71% anual. En lo que respecta al Dynamisch, la comisión de gestión es de hasta el 5%, comisión de gestión anual del 1,6% y comisión de rentabilidad del 10% sobre el exceso de rentabilidad superior al 7% de rentabilidad absoluta. La rentabilidad bruta a cinco años del fondo ha sido del 46,2%, lo que significa el 7,89% anual.

Profesionales
Productos
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos