Siete temas de inversión para desarrollar durante el Año de la Cabra


¡Feliz año nuevo! Hoy empieza para los chinos un nuevo año de su calendario astrológico, el año de la cabra. Este signo simboliza la honradez y la sinceridad, pero también la cabezonería. Este año en particular, la cabra lleva asociada como elemento la madera. Bajo su influencia, el individuo se muestra ingenioso, atento y pendiente de los deseos de los demás. Teniendo en cuenta que se espera que el Partido Comunista Chino (PCCh) acelere el ritmo de las reformas estructurales, supone toda una declaración de intenciones. Andrew Swan, gestor del BGF Asian Dragon Fund, considera que los inversores deberían mirar a la renta variable asiática para reflejar en sus posiciones algunas de las más apreciadas cualidades de la cabra. “La cabra es un animal resistente, acostumbrado a la soledad pero sin miedo a alcanzar niveles más altos. Vemos un viaje similar para las acciones chinas en 2015”, explica el gestor de BlackRock.

Swan comienza su análisis fijándose en el calendario de reformas: “A pesar del escepticismo actual, las reformas han progresado en torno a un número de frentes: presupuesto fiscal, reducción de los riesgos sistémicos de la banca a través de la deuda de los gobiernos locales y ralentización de la expansión de la banca paralela. Todo esto está ayudando a reducir la prima de riesgo que cuelga sobre China”. Para el experto, el reciente recorte de los tipos de interés “demostró que los políticos desean tomar pasos serios para conseguir la estabilidad del crecimiento que pueda proporcionar una base sólida al gobierno para asegurar el empleo y la estabilidad social”. Considera que sin esta voluntad conciliadora sería imposible acometer las reformas con éxito.

Un ejemplo de cómo pueden contribuir las reformas a mejorar la economía china y atraer inversión extranjera es la apertura de nuevos sectores a inversores privados. Swan se fija en las empresas estatales, que “han estado muy fuera del favor de los inversores y ahora proporcionan oportunidades que no habíamos visto antes, en términos de mejora de la eficiencia e incentivos adecuados al equipo gestor”. El experto de BlackRock también muestra su interés por compañías que puedan beneficiarse de la política gubernamental de reorientación de las exportaciones, es decir, la transición desde productos de baja calidad hacia la exportación de otros productos con valor añadido “y que estén vinculados a algún tipo de propiedad intelectual”.

También considera un factor de estímulo la caída de los precios del petróleo: “Ayudará a reducir la inflación, a mejorar el déficit actual por cuenta corriente y a impulsar el consumo y el poder adquisitivo a lo largo de la región”. Swan añade que “estos pasos positivos hacia un cambio cíclico y positivo aún no han sido totalmente apreciados por los inversores”.

Tres temas de inversión para 2015 de Franklin Templeton...

También se pronuncia sobre lo que puede significar el cambio de signo astrológico sobre la bolsa china Eddie Chow, director de gestión de Templeton Emerging Markets. Su postura es más moderada: “La renta variable china podría seguir comportándose bien este año, pero creemos que será difícil repetir la fuerte rentabilidad de 2014”. Las razones que esgrime son conocidas: las valoraciones han subido, no han mejorado demasiado las previsiones sobre beneficios corporativos y se han inflado los márgenes de financiación hasta alcanzar niveles elevados, lo que ha provocado que el Gobierno haya recortado tipos. Chow comenta al respecto que “el Gobierno podría aprobar más medidas para ayudar a los pequeños inversores a evitar un exceso de apalancamiento y un sobrecalentamiento del mercado”.

El experto también menciona algunos temas de inversión con los que se está trabajando en Franklin Templeton Investments para este año. Empiea fijándose en el influjo positivo de la caída de los precios del crudo para China, que es un país importador: “El Gobierno se aprovechó de la situación al incrementar el impuesto sobre consumo de combustible al final del año pasado, beneficiándose por tanto de nuevos ingresos”. Sin embargo, considera que si se toma esta caída del precio como un indicador de la salud económica mundial, entonces “la tendencia sugeriría que la demanda global podría seguir débil. Esto no sería bueno para el sector exportador y manufacturero de China”, porque la producción industrial y la demanda doméstica podrían sufrir presión. Desde Franklin Templeton confían en que, de producirse este escenario, el Banco Popular de China actuará con medidas de estímulo cuantitativo si lo considera necesario.

El segundo tema de inversión es precisamente la divergencia creciente entre políticas monetarias. “Mientras que creemos que la liquidez seguirá fluyendo desde Europa y Japón, el impacto de una subida de tipos en EE.UU. sería generalmente negativa sobre los países emergentes, al inducir flujos de fondos de vuelta a EE.UU.”, teoriza el experto. Sin embargo, desde la gestora creen que “muchos de estos países parecen estar bien preparados para una posible subida de tipos”. En el caso concreto de China, estima que es probable que se vaya a beneficiar de la caída del crudo y al mismo tiempo pueda conserver un superávit comercial. En cambio, países exportadores de materias primas como Brasil o Rusia podrían tener que subir tipos para frenar los flujos de salida, lo que va a incentivar aún más la divergencia entre políticas monetarias.

El tercer tema de inversión tiene que ver con la reforma de las compañías estatales. Los expertos de Franklin Templeton perciben un mundo de nuevas oportunidades de inversión en este campo, así como en segmentos que hayan reducido su exceso de capacidad, como es el caso de los productores de papel y cemento.

... y otros cuatro de Fidelity

Los expertos de Fidelity Worldwide Investment también han celebrado el cambio de año chino con un informe en el que se analizan las temáticas de inversión más atractivas para este año. La primera de ellas tiene que ver con el crecimiento de dividendos y no es exclusiva de China, pues la extrapolan a todo el continente asiático. “A medida que Asia es una historia de crecimiento, también se convierte en una historia de ingresos”, indican desde la gestora. Aportan algunos datos para respaldar esta afirmación: el 95% de las compañías de Asia Pacífico (excluyendo Japón) ya remuneran a sus accionistas, y que el pay out medio es del 40%. En el caso de China, la rentabilidad del dividendo del sector bancario (incluyendo al ICBC y al CCBC) se sitúa en torno al 5,5%, y es superior al 4% entre compañías ferroviarias. Además, uno de los planes del gobierno consiste en alentar a las empresas estatales para empezar a remunerar a sus accionistas.  

La segunda temática tiene que ver con el turismo: “Se espera que los chinos viajen más que nunca este año, llevando con ellos millones de dólares para gastar en aerolíneas, hoteles, atracciones y bienes de consumo en torno a todo el mundo”, explican los autores del informe. Y eso que el año pasado hasta 109 millones de turistas salieron de China para viajar, y se gastaron en torno a 130.000 millones de euros en sus viajes. “Parece que el año de la cabra va a romper ese récord otra vez, alimentados por los salarios al alza, menos restricciones al uso de la visa, un boom de las aerolíneas de bajo coste y un deseo de ver el mundo, ir de tiendas, relajarse y enamorarse”, vaticinan los expertos de Fidelity. Japón y Estados Unidos se encuentran a la cabeza de los destinos turísticos favoritos para los chinos en 2015, gracias a la relajación de ambos en cuanto al uso de tarjetas de crédito. Sin embargo, debido al cambio del yan contra el euro, los países europeos podrían beneficiarse de la llegada de turistas deseosos de comprar objetos de lujo. De hecho, según el informe, los viajeros chinos gastan más dinero en Francia que los de cualquier otra nacionalidad. 

La volatilidad es para la gestora americana la tercera gran temática a tener en cuenta si se quiere invertir en renta variable china este año. Hablan sobre todo el de las acciones clase A. “Creo que el rally del mercado chino todavía puede ir más lejos. Sin embargo, no mantendrá el camino del último trimestre y será volátil”, afirma Jing Ning, gestor del FF China Focus Fund. “El mercado todavía ofrece valor para los inversores, pero preveo vaivenes en el sentimiento guiados por noticias estructurales positivas, todavía sin atemperar por noticias negativas en áreas cíclicas del mercado. Sin embargo, la implementación de reformas y proyectos de inversión serán positivos para el mercado en el largo plazo”, añade. 

La demografía es otra de las ideas de inversión en la lista de Fidelity. Aunque la cabra no es el signo más popular del horóscopo chino – por ejemplo, la natalidad repuntó un 5% en Asia en coincidencia con el año del dragón en 2012-, desde la gestora creen que este año podría verse un boom de natalidad (hasta 9,5 millones de nacimientos en el año) gracias a la relajación de la política del hijo único, que definen como "un tema de inversión multianual". "El gasto en artículos para bebés –juguetes, pañales, comida, ropa, medicamentos, educación- debería ver un crecimiento sostenido en los próximos años”, indican los expertos. 

Sin embargo, la razón principal para que las autoridades del PCCh estén dispuestos a cambiar sus políticas de natalidad es porque se prevé que caiga la mano de obra en los próximos años, “que conducirá a la necesidad de niveles superiores de automatización”, reza el análisis. A su vez, la mejora en los avances tecnológicos revelará que será más barato comprar un robot antes que contratar a un trabajador, lo que abre otro frente para el inversor. Pero esa historia corresponderá a otro cambio de año. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos