¿Se están gestando burbujas? “Probablemente sí, pero los niveles no son extremos”


¿Se están gestando burbujas? Esa es la pregunta que actualmente se hacen muchos inversores. Después de analizar el mercado, la respuesta de Fidelity Worldwide Investment es que "probablemente sí, aunque los niveles no son extremos". Una de las cuestiones más habituales que se plantean los inversores es si estamos ante el fin del ciclo alcista de siete años de la Bolsa de EE.UU. Aunque están apareciendo algunos riesgos, en la gestora consideran que existen buenas razones para creer que la buena racha del mercado no se ha agotado todavía. El análisis técnico realizado por Jeff Hochman, director de Análisis Técnico y miembro del equipo de Asignación de Activos de la firma, revela que las tendencias a medio y largo plazo siguen intactas y que las formaciones de cima que surgieron en los picos de mercado de 2000 y 2007 todavía no han aparecido. “Las perspectivas para la renta variable siguen siendo alcistas, con movimientos de los precios favorables en la mayor parte de los principales mercados y escasas señales de formación de los patrones típicos que preludian picos.Ni siquiera la primera subida de tipos por parte de la Fed perturbaría este escenario, ya que la historia nos demuestra que la tendencia alcista se retomaría después de unos seis meses de volatilidad con movimientos principalmente laterales y desembocaría en una mediana de rentabilidad del 5% después de un año”, asegura.

Si el mercado alcista de EE.UU. todavía tiene recorrido, ¿está aumentando el riesgo de burbuja? Algunos observadores temen que la inflación de los precios de los activos alimentada por el aumento de los niveles de deuda desemboque en otra crisis de mercado, pero los estudios recientes de Citibank indican que este escenario es improbable en la mayor parte de los mercados, especialmente en las bolsas. Sin embargo, también pone el acento en el efecto perturbador de las compras de los bancos centrales en los principales mercados de bonos. Desde esta ‘paradoja de liquidez’, las distorsiones de los bancos centrales han arrojado en masa a los inversores a las mismas posiciones, lo que ha tirado al alza de las correlaciones (positivas) por pares con otras clases de activos en el periodo 2010- 2014, frente el periodo 1997-2007 (hasta junio).

“Probablemente sigan apareciendo episodios de iliquidez cada vez que los nuevos datos macroeconómicos cambien las expectativas de intervención de los bancos centrales, hasta que estos dejen de distorsionar los mercados; tampoco está claro cómo van a diseñar su salida de los mercados sin desencadenar una desbandada”, indica Hochman. En lo que respecta a la renta variable, en Fidelity indican que el caso más preocupante está en China. “La bolsa china parece estar en zona de burbuja, si bien la subida palidece frente a la locura de 2005-2007”. Se trata -según Hochman- “del único mercado que está mostrando señales claras de burbuja, aunque la racha alcista podría no estar próxima a su fin todavía. Las ganancias actuales siguen siendo ridículas al lado de la vertiginosa subida de hace una década y las caídas recientes todavía no muestran los rasgos distintivos del patrón de 2007 que precedió al retorno a niveles menos elevados”. (Ver gráfico 1).

 

Sin embargo, en la gestora señalan que la subida del mercado de pequeña y mediana capitalización hace pensar que podría producirse un accidente, ya que ha registrado un boom de OPV por el que 225 empresas han salido al mercado de acciones “A” este año, con una rentabilidad media desde la OPV de más del 400% y un PER estratosférico de 92 veces, a pesar de que el crecimiento medio del BPA apenas es del 4% en el año anterior a la salida a bolsa. “Este mercado vale actualmente más de 500.000 millones de dólares, y en gran parte se ha financiado con deuda (que ha aumentado muchísimo durante los últimos años) y está en manos de inversores particulares que podrían no tener mucha capacidad para soportar pérdidas”. Pero el PER de este segmento de mercado no es el único que  está caro. Sin llegar a estos extremos, en Fidelity reconocen que “los PER están caros actualmente” (Ver gráfico 2).

“Aunque el análisis de las tendencias sigue apuntando a nuevas ganancias en el mercado estadounidense y hay pocas razones para sospechar que se estén formando burbujas, la bolsa de EE.UU. está cara por valoración actualmente. Los PER han subido, por lo que las expectativas de rentabilidad futura han descendido en proporción” (Ver gráfico 3). Esa es la principal preocupación de Hochman. A su juicio, las ganancias futuras del mercado dependen ahora del crecimiento de los beneficios, ya que las valoraciones son elevadas tras varios años de expansión de los múltiplos y escaso crecimiento de los beneficios.

“De hecho, la revisión al alza de las valoraciones ha sido la causante de la práctica totalidad de las ganancias de las bolsas mundiales durante los últimos tres años, como, mientras que los beneficios han tirado a la baja de las ganancias bursátiles durante el último año. La inflación y los tipos de interés bajos han sustentado esta revisión al alza de las valoraciones ante la pobre evolución del BPA, pero cabe preguntarse cuánto tiempo más va a durar sin que se acelere el crecimiento de los beneficios, especialmente si la inflación repunta”, afirma el experto.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos