Tags: Legal | Asesoramiento | Europa |

Se abre el debate sobre la cualificación profesional del comercial y el asesor financiero en MiFID II


Gracias a MiFID II, el conocimiento específico y los requerimientos de competencias tanto para aquellos profesionales que realicen labores de asesoramiento como para los que hagan un trabajo puro comercial de ventas serán incluidos, previsiblemente, en la regulación europea por primera vez.

Esta novedad legislativa es importante hoy día porque, como recuerda Markus Ferber, vicepresidente de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo y ponente de MiFID II, “con los tipos de interés tan bajos, los inversores están comenzando a adoptar un mayor perfil de riesgo”, de ahí que el entorno actual se haya convertido en “el mejor momento para dar confianza a los inversores privados”, necesitados de un asesoramiento financiero y un acceso a la información íntegros.

Para paliar la falta de confianza en el sector financiero por parte de los clientes nacida tras la crisis, desde la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés) se lanzó una consulta pública sobre un proyecto de directrices referidas a la cualificación y capacitación de los profesionales financieros que asesoran patrimonios (asesor) o suministran información de productos (comercial-ventas), una interpelación que EFPA Europa, una de las organizaciones docentes y certificadoras más importantes del Viejo Continente, ha respondido recientemente.

Los dos presupuestos básicos que maneja EFPA Europa -sobre ellos se sustentan sus proposiciones- son que ESMA debe definir claramente el rol y distinguir entre las tareas llevadas a cabo por un comercial y un asesor, por una parte, y que también ha de incluir ciertos requerimientos en torno al conocimiento y competencias de estos dos tipos de profesionales financieros, apunta Josep Soler, presidente de EFPA Europa.

Entre ellos, se encuentran algunos como el establecimiento de estas capacidades por un organismo de certificación profesional independiente, el desarrollo profesional continuo para asegurar la actualización de los conocimientos necesarios exigidos o la inclusión de este tipo de actores del sistema financiero en un registro profesional público.

Asesor vs Comercial

Tal y como se desprende del documento elaborado por EFPA Europa, esta organización y ESMA coinciden en varios aspectos referidos a la diferenciación entre asesores y comerciales. A los primeros se les exigiría una experiencia profesional de cinco años consecutivos en la fecha de aplicación de estas directrices para desempeñar sus funciones dentro del staff, periodo que descendería hasta los tres años en el caso de los segundos.

Además, EFPA también está de acuerdo con que el nivel e intensidad de conocimiento y cualificación de los asesores deben ser más altos que los de los proveedores de información, “debido a su mayor responsabilidad en la protección de los consumidores”.

Subir
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos