Tags: Alternativos | Latam |

Schroders: el consenso está equivocado sobre el petróleo


El problema de la fuerte caída del precio del petróleo parece claro de dónde viene. Existe un claro exceso de la oferta en el mercado global impulsado por los países de la OPEC (productores del 36% del petróleo mundial), las nuevas tecnologías de exploración en EE.UU. (fracking) y el levantamiento de las sanciones a Irán, que pone en circulación 600.000 barriles diarios, con el único propósito de incrementar su cuota de mercado. “Digamos que estos dos factores han sido los que han llevado el precio del crudo a la cota de los 45-40 dólares el barril. El resto de la caída (que lo ha llegado a situar por debajo de los 30 dólares) ha venido propiciada por las dudas sobre los datos de demanda especialmente en EE.UU y China, unos inventarios en máximos históricos especialmente en el mercado americano, el sentimiento económico (prácticamente no hay ningún inversor que quiera energía en estos momentos o que no esté infraponderado en el sector) y la puesta en precio de expectativas de rebaja o quita del dividendo de las compañías ligadas a este tipo de compañías”, afirman los gestores del Schroder ISF Global Energy.

En su opinión, el consenso del mercado está equivocado y a estos niveles nadie gana dinero. "El mercado estima que las cifras de la demanda están creciendo un 2% año tras año, cuando en realidad está creciendo en torno al 4%. La razón fundamental de esto es el cálculo erróneo de la demanda por parte de las agencias de energía, donde esta estimación consiste en despejar la demanda de la siguiente ecuación: Oferta – Demanda = Inventarios +- Exportaciones/Importaciones. Desde Schroders el cálculo de la demanda lo hacemos a través del consumo energético, que tiene más sentido, ya que el 65% del petróleo es consumido en transporte de vehículos. En China se venden al trimestre 4,8 millones de coches, lo que se traduce un incremento de demanda de gasolina del 6% anual. Y en Estados Unidos existe la misma tendencia. Por tanto, la demanda es buena”, explican desde la entidad.

El otro punto que cabe destacar es el gran recorte en capex de más del 20% en 2015 y un 22% adicional que, según las estimaciones de la gestora, esperan para 2016. “Estos niveles no se veían desde 2005, cuando la demanda era de 83,5 millones de barriles al día. Ahora la demanda es de 95 millones de barriles al día. Estas medidas tan drásticas tienen un único propósito, que es no tocar el dividendo el tiempo que sea posible. Como consecuencia de ello estamos entrando en un periodo de reducción de inventarios que veremos materializado en la segunda mitad de año”. Por compañías, esta ha sido la caída más fuerte de mercado en los últimos 35 años. Las empresas están cotizando a 0,5 veces su valor en libros, la cota más baja desde 1983. A estos niveles y con unos vencimientos de deuda entre 2019 y 2022 en el sector americano de 69.000 millones de dólares, es muy complicado que toda esta deuda pueda ser refinanciada/pagada”, señalan desde la firma.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos