Tags: Alternativos | Latam |

Sale el sol para los hedge funds: febrero se despide con resultados positivos en casi todas las estrategias


Después de varios meses consecutivos de travesía por el desierto, finalmente el pasado mes de febrero fue positivo en términos generales para las estrategias de hedge funds, con una subida mensual en torno al 2% del índice HFRX Global Hedge Funds. A continuación, FRM (filial de Man) detalla cómo les ha ido a los gestores de hedge funds en las principales estrategias que se desarrollan en este universo. 

El repaso comienza por las estrategias macro discrecionales, que han sido las que mejor funcionaron: “Los temas principales fueron similares a los de enero y la diferencia de rentabilidad agregada se debió principalmente a la falta de grandes contribuciones negativas (causadas en enero por la fluctuación del franco suizo)”, indican desde la firma. La estrategia más brillante el mes pasado es una a la que se ha recurrido en ocasiones anteriores, la reactivación de la economía japonesa, implementada a través de largos en el Nikkei (que subió más del 6,5%) y cortos en el yen. 

El mes pasado también dejó buen sabor de boca a los gestores event driven: “El arbitraje de fusiones generó buenos resultados gracias a la contracción generalizada de los diferenciales y a la ausencia de fracasos de operaciones importantes”, resumen desde la firma. En complementariedad, las estrategias de Situaciones Especiales también funcionaron, en parte como consecuencia del repunte general del mercado, si bien los factores idiosincrásicos también fueron positivos. Una de las posiciones que más beneficios generó en este apartado fue el diferencial de la operación entre Allergan y Actavis. “La rentabilidad refleja un conjunto de oportunidades que consideramos sólido para esta estrategia”, indican desde FRM, en referencia a la (relativa) buena salud del M&A y los diferenciales amplios en algunas operaciones selectas como la mencionada.

Dentro de las estrategias con buenos resultados figura en tercer lugar el arbitraje astadístico, que terminó bien el mes pero – a diferencia de otras estrategias- afrontó un cambio de momentum con respecto al mes de enero que afectó tanto a los precios como a los beneficios. Desde la filial de Man indican asimismo que “las estrategias técnicas más rápidas, que suelen incluir un cierto componente de reversión a la media, tuvieron un mes excelente y se recuperaron tras la gran debilidad de enero”. También subrayan el buen comportamiento de los modelos contrarían, con el matiz de que Asia fue la región donde menos funcionó esta última estrategia. 

En materia de renta variable, el informe comienza con un breve recordatorio del buen comportamiento de las bolsas europeas en febrero (el Stoxx 600 subió un 14,5% entre enero y febrero), aunque matizan que “una parte considerable de la subida puede atribuirse a la debilidad del euro”, ya que la subida habría ascendido a tan sólo el 6% si se cambia la denominación a dólares. Los analistas de FRM constatan que “los gestores de renta variable long/short europea quedaron considerablemente rezagados con respecto al índice en febrero, aunque cerraron con rentabilidades positivas”. 

Comentan adicionalmente que “todos los argumentos que respaldan la rentabilidad superior de Europa frente a EE.UU., presentados en los últimos meses por los gestores, siguen vigentes”. Se refieren por ejemplo a la mejora en las previsiones de los PIB español e italiano, la mejora del crecimiento alemán y un crecimiento de los beneficios corporativos superior al registrado en EE.UU. “Desafortunadamente para los gestores, esto se está manifestando mediante un repunte de calidad relativamente baja, lo que crea un contexto muy difícil para la generación de rentabilidad en posiciones cortas. Los gestores obtuvieron beneficios, pero en gran parte como resultado de su exposición larga neta, ya que las carteras de posiciones cortas generaron alfa negativa”, matizan. 

Los gestores de renta variable long/short estadounidense registraron resultados positivos en febrero y generaron menos alfa negativo que los de Europa. En este punto, desde FRM comentan que “los valores de mediana capitalización, hacia los que suelen estar sesgados los hedge funds, se comportaron mejor que la media y contribuyeron a la rentabilidad de la estrategia, pero también hubo una serie de situaciones idiosincrásicas que funcionaron para los gestores”.  

En la parte de la renta fija, destaca la rentabilidad del 2% en crédito a pesar de una ampliación de 35 puntos básicos en los bonos a 10 años, gracias al repunte de los títulos ligados a la energía y los elevados flujos de entradas en fondos de inversión del mes. Los principales contribuidores a la rentabilidad han sido los gestores de crédito value y crédito estructurado gracias a la contracción de los diferenciales, aunque también registraron resultados positivos los gestores de crédito long/short gracias al buen funcionamiento de algunos temas, como el de Fannie Mae y Freddie Mac. “Las participaciones preferentes también tuvieron un mes positivo. Los instrumentos a tipo variable han comenzado a recibir flujos de entradas de la comunidad long only que busca cierta protección frente al tipo de interés al aumentar la incertidumbre en torno al momento de la subida y la senda futura de los tipos en EE.UU.”, concluyen los autores del informe en este punto.

Los rezagados

Dos estrategias figuran como las de comportamiento más irregular en el mes de febrero. En primer lugar, futuros gestionados vivió un mes volátil que terminó con pérdidas mínimas debido a los cortos en materias primas (principalmente, energía) y largos en renta fija. En el lado positivo, las posiciones largas en índices de renta variable de todas las regiones fue lo que más contribuyó a la rentabilidad. Adicionalmente, la negociación de divisas también fue ligeramente positiva, con la posición corta en el euro como principal impulsor.  

Finalmente, en el apartado de estrategias relacionadas con materias primas, el petróleo repitió como determinante de las fluctuaciones en febrero, provocando rentabilidades dispares en este universo. Por un lado, los gestores de metales básicos que confiaron en su análisis fundamental de oferta y demanda se beneficiaron de la estabilización del precio del crudo. Por otro, desde FRM observan que “los gestores agrícolas han protagonizado un recorrido muy sólido a lo largo de los últimos seis meses, y su visión bajista se está agotando. Los gestores consideran que, en este punto, el conjunto de oportunidades es relativamente escaso a juzgar por criterios recientes, y así pareció en febrero, cuando la mayoría cerró con ligeras pérdidas”.  

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos