Tags: Latam |

Rusia y Sudáfrica, oportunidades para 2011


Los mercados de Europa emergente y Sudáfrica (EMEA)

Las condiciones actuales de tensión y disturbios en el Medio Oriente han hecho que se eleve el precio del petróleo y se limite el suministro de crudo por parte de Libia hacia África y el Sur de Europa, en especial hacia a Italia. Rusia se convierte hoy en la solución para el suministro hacia estas regiones al existir tensiones también con Arabia Saudita (otro posible proveedor de crudo) y esta es la solución más viable no solo por la rapidez y el fácil acceso desde Egipto y Grecia si no por la calidad del petróleo. Lo que la convierte hoy en una región atractiva para invertir: uno por el aumento excesivo que ha tenido el precio petróleo ante el conflicto del Medio Oriente y por ser una de las soluciones más viables de suministro hacia la región, y dos por tener las valorizaciones más atractivas del mundo.

Otra de las regiones a tener en cuenta es Sudáfrica, la cual posee un sistema financiero más sano vs otras regiones emergentes y un alto potencial de explotación de metales preciosos, los cuales han tenido un demanda importante en el último trimestre dadas las volatilidades del mercado originadas por las tensiones del Medio Oriente, los problemas fiscales del Sur Europa y los problemas latentes de una posible nueva reactivación nuclear en Japón, que hacen que los inversionistas ante estos hechos demanden metales preciosos al ser tomados como refugio y como un medio para minimizar el riesgo de sus inversiones.

Recordemos que el 2010 a pesar de ser un año de unos buenos retornos para la renta variable, también fue un año lleno de altibajos, de volatilidad, marcado por la incertidumbre macroeconómica y por los problemas fiscales del sur de Europa que llevaron a periodos de tendencias negativas y una importante valorización y demanda para los metales preciosos. De hecho seguimos pensando que el 2011 será un año igual al 2010 de mucha volatilidad, sumado a una debilidad del dólar que hará que los bienes básicos en especial los metales preciosos alcancen valorizaciones importantes.

El alto potencial que mantienen los países desarrollados en este momento, en especial Estados Unidos por los buenos datos macroeconómicos que presenta y que llevan a pensar que se encuentra por una senda de crecimiento sostenible, hace que muchos de los inversores liquiden ganancias de los mercados emergentes por los problemas inflacionarios que estos presentan y se trasladen hacia los países desarrollados. ¿Pero por qué no diversificar la cartera y el riesgo? Mantengamos nuestras exposiciones en Estados Unidos y seamos más selectivos en los mercados emergentes con opciones como las que hoy se nos presentan con importantes niveles de valorización en el largo plazo como lo son las acciones en Rusia y Sudáfrica.

 

Lo más leído

Próximos eventos