Tags: Latam |

Robeco: Tres tendencias a prueba de crisis


Beneficiarse del consumo en un entorno de crecimientos planos o muy débiles en Estados Unidos y Europa y menores que en el pasado en el mundo emergente parece a primera vista una paradoja, pero no lo es. En Robeco han identificado tres tendencias de consumo –consumo digital, consumo emergente y grandes marcas–, que funcionan muy bien en un entorno de este tipo. Dentro de esas tendencias, seleccionan compañías capaces de crecer con fuerza y con esa filosofía, e invirtiendo en sus acciones, han conseguido batir al mercado de forma consistente, con retornos anualizados a tres años cercanos al 20% y superiores al 12% en periodos de cinco y diez años, publica Funds People.

De hecho, Richard Speetjens, gestor del fondo Robeco Global Consumer Trends, considera que el comportamiento pasado de un fondo es un factor muy importante a tener en cuenta y no comparte la visión de que en el futuro no pueden repetirse las ganancias del pasado. El fondo que gestiona desde 2010 junto a Jack Neele ofrece ganancias del 18,4% a un año a pesar del raquítico crecimiento económico en algunas zonas del mundo y, en todos los periodos señalados, bate al índice de referencia. “Sin tomar un riesgo excesivo hemos ofrecido rentabilidades por encima del 10%”, dice, algo que cree sostenible.

Superando obstáculos

En ese camino hacia la rentabilidad hay obstáculos, como el alto precio en nombres ligados al consumo emergente, la amenaza de aterrizaje económico en China, la volatilidad ante los problemas en Europa o las consecuencias del abismo fiscal estadounidense, pero para el gestor, todos son salvables. Con respecto al alto precio en algunas compañías emergentes de calidad, Speetjens argumenta su gran capacidad de crecimiento y considera que las autoridades en países como China están haciendo lo posible por limar los excesos en sectores como el inmobiliario. “Están trabajando para lograr un mejor equilibrio en la economía entre las exportaciones y las infraestructuras, base del crecimiento en los últimos años, y el consumo doméstico”, explica.

Aunque reconoce que la falta de un sistema de seguridad social que obliga a los ciudadanos a ahorrar mucho limita el consumo, explica que la desaceleración económica permitirá crecimientos de en torno al 7%-8% en el país, cifras aún muy atractivas. “Los años de crecer al 10% se han terminado pero no hay razones para pensar que el crecimiento será bajo”, afirma. Como factor añadido, el fondo está diversificando su historia de consumo emergente desde China a otros mercados como Indonesia o Turquía.

En Europa, aunque no ve signos de mejora en el sentimiento, explica que los inversores buscan empresas que generen ingresos fuera, con lo que el riesgo queda limitado. El abismo fiscal en EE.UU. es más preocupante, pero, en la medida en que el consumo supone el 70% del PIB, confía en que las autoridades encuentren "la flexibilidad para mantenerlo, lo llevan en sus genes”. Por eso, en su día a día pueden permitirse el lujo de evitar ruidos de corto plazo, como el de las elecciones italianas. Es más, lo aprovechan: “Los miedos crean oportunidades de compra”. Podría ser el caso de Inditex, en cartera. "A pesar de que en 2012 subió mucho y probablemente sea necesario que el precio se estabilice antes de volver a subir, su modelo de negocio es fuerte”.

Tres historias ganadoras

Otro riesgo que contempla es de encontrarse en un escenario de recuperación muy rápida, que podría beneficiar a firmas muy castigadas, del sector de industriales o materiales, pero considera que sería una historia de corto plazo, y la suya es de largo. Así ve Speetjens la historia de las grandes marcas (con un peso de entre el 35% y el 40% en el fondo), que consiste en buscar nombres establecidos y bien conocidos pero también capaces de innovar (como Starbucks con la incorporación de tecnologías que permiten pagar a través del móvil, por ejemplo) y que son consumidos incluso en momentos difíciles. También marcas nacientes pero con gran potencial a nivel global.

Igual de resistente es la historia de consumo digital (con un peso de entre el 40% y el 45%), relacionado con Internet o el crecimiento de los dispositivos móviles para el acceso a la red, que hacen que Apple o Samsung parezcan obligados en cartera. Con todo, en los últimos meses han reducido posiciones porque creen que en los mercados emergentes aparecerán competidores locales más baratos. Compañías de redes sociales como Facebook o Linkedin entran en este apartado. La tercera, la del consumo emergente (actualmente con un peso de entre el 20% y 25% en el fondo), se divide en dos: la de demanda de bienes básicos, que que implementa a través de compañías locales, y la demanda de lujo, con entidades occidentales.

Suscripciones

A favor del fondo juega también la tendencia observada en los últimos meses hacia un mayor apetito por el riesgo. “El sentimiento hacia las acciones está mejorando ante la búsqueda de rentabilidad, algo más difícil de lograr en algunos segmentos de renta fija. Cada vez más inversores buscan fondos activamente gestionados, centrados en el consumo y con carácter global”. Por eso, el fondo de Robeco ha tenido entradas de capital en los últimos meses.

 

Próximos eventos