Tags: Latam |

Robeco: perspectiva alcista para la renta variable china


Lo peor ya ha pasado

Parece que lo peor ya ha pasado. Está tomando forma un entorno macroeconómico que apoya una visión optimista para la renta variable china. Finalmente, comienzan a verse avances en la Eurozona que pueden resolver los problemas de deuda soberana de la región; y la economía estadounidense muestra signos de crecimiento, con una reciente serie de sorpresas positivas en los datos económicos, incluyendo las bajas cifras de desempleo.

Más cerca de casa, el gobierno chino ha anunciado planes para que la reestructuración económica se centre en un crecimiento sostenible, de calidad. Igualmente, se espera que la política monetaria continúe siendo flexible, tras la primera y largamente esperada reducción de los requisitos de reserva de los bancos, en noviembre pasado. Mio prevé que el PIB chino crezca un 8,5% en 2012; una visión más optimista que el objetivo revisado por el gobierno, del 7,5%.
 
La renta variable china está barata

Contra este telón de fondo de reactivación y crecimiento, las valoraciones chinas son atractivas, pues se han estado negociando significativamente por debajo de sus promedios históricos durante más de un año. La relación precio/beneficio esperada para los próximos 12 meses se sitúa ahora alrededor de 9,3 veces, frente a un promedio a largo plazo del 12,6. Y en el tramo de 1,8 veces, el precio/valor contable para 2011 es también bajo en comparación con el promedio a largo plazo, de 2,28 veces.

Tras un crecimiento de beneficios por acción del 15% en 2011, Mio considera que el índice esperado de crecimiento, del 11,8% para 2012 parece “realista”.

Igualmente, espera que se presenten revisiones de beneficios a principios del segundo trimestre. “Hemos comenzado ya a ver signos de que se ha tocado fondo”, afirma. “Normalmente, cuesta de seis a nueve meses que las políticas de relajación monetaria rindan fruto en la economía real. Posiblemente los datos económicos de China comiencen a mostrar recuperación en mayo, seguidos por revisiones de beneficios más positivas a lo largo de la segunda mitad del año.”

Mio se muestra particularmente entusiasta sobre las perspectivas para los sectores de la industria y de la energía, neutral en el sector bancario, y pesimista hacia el sector de las telecomunicaciones, así como hacia determinados segmentos de consumo, como los grandes almacenes y los supermercados.
 
Energía e industria al alza

Las mayores sobreponderaciones en la cartera de Robeco Chinese Equities se encuentran en los sectores de la industria (sobreponderación del 5,6%) y de la energía (1,8%). Mio observa que los mayores precios del petróleo favorecen el crecimiento de beneficios tanto para los productores de energía primarios como para los secundarios.

Pero no todas las acciones son iguales, y el precio sigue siendo clave. Mio pasa por alto PetroChina, con su ratio precio/beneficios de 11 veces en 2012, y en su lugar escoge acciones de precio más moderado, como China National Offshore Oil (CNOOC) y Sinopec.

En la sección de la cartera correspondiente a la industria, Mio se posiciona para un repunte de la inversión en activos fijos. “Se desaceleró hasta llegar a paralizarse en la segunda mitad de 2011”, afirma, “pero esperamos que la segunda mitad de 2012 sea mejor.”

En particular, la cartera invierte en China Communication Construction (CCCC), que espera un crecimiento de los ingresos del 10-15% en los próximos años, a medida que continúa captando proyectos municipales de obras públicas y de vías fluviales. China State Construction (CSCI) es otra posición de la cartera, escogida por el inesperado incremento de los proyectos de viviendas públicas.

En el ámbito de la maquinaria de construcción, Mio escoge grandes nombres de calidad frente a otros de menor envergadura. La cartera mantiene una posición sobreponderada en Zoomlion, fabricante de grúas y de camiones, que prevé un incremento de ventas del 35% interanual en 2012.
 
Bancos infravalorados, pero afrontando vientos en contra

Entre las acciones chinas infravaloradas, Mio considera que los bancos en particular han sufrido excesivamente. “El mercado ha sido demasiado bajista”, afirma. Cree que la restricción monetaria de los últimos años ha resultado positiva para los bancos chinos. “Los márgenes de interés neto se ampliaron y no se produjo una desaceleración brusca de la economía”, observa. “Como resultado, los ratios de préstamos problemáticos son menores de lo esperado”.

No espera mayores problemas. “Los bancos cotizados dan servicio principalmente a los consumidores, al gobierno local y a empresas de tamaño mediano y grande, y mientras la economía continúe con su crecimiento constante, los beneficios de los bancos deberían ser estables”.

No obstante, a medida que el Gobierno endurece el control sobre ciertos productos de gestión del patrimonio, los ingresos por comisiones podrían resentirse. De hecho, Mio afirma que podría haber un retroceso del crecimiento, desde el 37% del año 2011, a tan solo el 20% en 2012.

El panorama para la demanda de crédito también es variopinto. Se espera que el crecimiento se mantenga lento para las hipotecas y los créditos comerciales en las áreas prósperas, pero también que la demanda de crédito sea sólida en las regiones menos desarrolladas. Dada la perspectiva maltrecha a largo plazo para los bancos, Mio mantiene una posición neutral, y procurará recortar la cartera cuando la flexibilidad monetaria impulse el precio de las acciones.
 
Estrés en los segmentos del consumo

A pesar de que el consumidor de los mercados emergentes se considera en general como uno de los pocos motores del crecimiento global, Mio mantiene la infraponderación en los sectores del consumo. Su postura se basa en la creencia de que la desinflación limitará el poder de fijación de precios, particularmente en los segmentos de supermercados y grandes almacenes. También ve estrés en el mercado de los bienes de lujo, dada la desaceleración del crecimiento de beneficios para los minoristas de joyería y de relojes.

Pero aún sigue habiendo puntos brillantes en los sectores de consumo. Mio mantiene una opinión positiva sobre los minoristas del mercado de masas con exposición en los mercados rurales y en ciudades de segundo nivel. Entre estas empresas, Mio muestra preferencia por Haier Group, fabricante de electrodomésticos, y por Daphne, minorista de calzado femenino.
 
El gasto de telecomunicaciones beneficia a las empresas de Internet

Una de las posiciones más infraponderadas de la cartera (-7,8%) se encuentra en los servicios de telecomunicaciones. Recientemente, Mio redujo las posiciones de la cartera en este sector, citando su naturaleza defensiva. Otra razón para la reducción es el incremento en el gasto de capital. Los operadores de telecomunicaciones Unicom, China Telecom y China Mobile han registrado incrementos de las inversiones de capital en 2012. Las telecomunicaciones también están reduciendo márgenes mediante sus constantes subsidios para terminales, lo que favorece el rápido crecimiento de la telefonía inteligente.

“Los mayores beneficiarios del explosivo crecimiento en telefonía inteligente son las empresas chinas de Internet”, afirma Mio. La cartera de Robeco Chinese Equities está ligeramente sobreponderada en el sector tecnológico, donde las posiciones incluyen al motor de búsqueda Baidu y al portal de servicio de Internet, Tencent.

Lo más leído

Próximos eventos