Tags: Latam |

Robeco: ASG y los bonos del Estado


Actualmente, hay gran entusiasmo por la integración de factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) en el proceso de toma de decisiones para la inversión. El entusiasmo en torno a temas tan populares suele desvanecerse con la misma rapidez con la que surge, pero como destaca Raymond Verstraelen, en este caso no se trata de una moda pasajera más. Tampoco se trata de un complemento atractivo pero innecesario. En Robeco, se ha convertido en una parte central del marco de inversión.

En el ámbito de la renta fija, el equipo de Tipos lleva realizando el análisis ASG desde hace cuatro años. Además, ASG se ha integrado plenamente en el proceso de asignación de deuda soberana por países, junto a otros dos elementos de información más tradicionales, como son el ciclo económico y la sostenibilidad de la deuda (véase gráfico 1).

Gráfico 1: ASG es uno de los tres pilares del modelo de asignación por países

Fuente: Robeco

Se le otorga un papel tan fundamental porque permite una comprensión más profunda de la dinámica de la deuda soberana, que no captan esas otras fuentes de investigación.

“Allí donde se detiene el análisis tradicional, ASG llega más lejos”, explica Verstraelen. “El análisis ASG proporciona mayor información acerca de cómo se gestiona verdaderamente un país. El poder del análisis ASG por países radica en su capacidad para identificar problemas potenciales en los mismos, ya desde los primeros estadios.”

La información ASG aportada debe ser fidedigna y coherente

 Así pues, ¿cómo se realiza este trabajo de investigación ASG a nivel diario? Clave para el equipo de Tipos es realizar análisis ASG relevantes para todo aquello importante en el mercado de bonos. Partiendo de este requisito, sus perfiles finales ASG son resultado de una combinación de investigación interna discrecional y de un exhaustivo análisis de la información ASG facilitada por agentes externos.

Verstraelen observa que este análisis es importante para garantizar que los datos externos sean fidedignos, coherentes y pertinentes. Por otra parte, la investigación interna es necesaria para captar cuestiones importantes que no quedan adecuadamente cubiertas por los agentes externos que suministran información al equipo.

Una de tales cuestiones es el envejecimiento poblacional. ¿Hasta qué punto anticipa el Gobierno futuros costes relacionados con el envejecimiento? ¿Qué medidas está tomando para garantizar la sostenibilidad de sus finanzas?

Otras cuestiones incluyen el uso de la energía —clasificación del país en cuanto al uso de la energía, dependencia y eficiencia, por ejemplo— y el riesgo político. “Datos sobre cuestiones como la cohesión social, el funcionamiento del Gobierno y el riesgo político ayudan a identificar oportunidades y riesgos potenciales”, afirma Verstraelen.

El último paso es incluir el perfil final ASG en el proceso decisorio para la inversión. Como ocurre con la mayoría de las variables, la importancia de los factores ASG para prever el futuro desarrollo del mercado varía. Como resultado, el peso dado a ASG en cualquier decisión individual no está predeterminado. Más bien, se trata de una decisión tomada en consecuencia.

Guía importante para surcar la crisis de deuda de la Eurozona 

 Una vez examinadas las bases de la integración de los factores ASG, dirijamos ahora nuestra atención al impacto que la investigación tiene sobre la toma de decisiones.

Verstraelen señala que el análisis ASG ha sido una guía importante para surcar las peligrosas aguas de la crisis de la Eurozona. “Nos ha permitido distinguir más eficazmente entre los países en las primeras fases de la crisis de deuda de la Eurozona. Las promesas políticas de austeridad y de crecimiento podrían considerarse desde un ángulo diferente, que nos permite juzgar con mayor precisión su viabilidad”, afirma.

De ese modo, ASG proporcionó las primeras señales de peligro que permitieron al equipo ajustar su asignación de activos en los países de la Eurozona. “Existe una conexión directa entre nuestros análisis y nuestras decisiones de inversión”, afirma Verstraelen.
Grecia y Portugal son los peor situados en el análisis ASG

Así pues, ¿qué ha revelado la investigación ASG acerca de la Eurozona? Como muestra el gráfico 2, la clasificación de los países de la UME indica que Finlandia y los Países Bajos son los que mejores resultados obtienen en factores ASG. Al otro extremo de la escala se encuentran Grecia, Portugal, España e Italia. No es ninguna coincidencia que estos sean generalmente los países en que la crisis de la Eurozona ha sido más pronunciada.

Gráfico 2: Clasificación ASG de Robeco sobre países UME

Fuente: Robeco
 
Tomemos el ejemplo de Grecia: el análisis ASG captó elementos como la debilidad de las instituciones públicas griegas —por ejemplo, no existe un instituto independiente de estadística—, el elevado nivel de corrupción y la debilidad del Estado de derecho. “Es complejo poder implementar un cambio cuando incluso información tan básica como cuántas personas viven en una zona determinada no está al alcance”, observa Verstraelen.

ASG emitió señales de advertencia para reducir posiciones en Francia desde 2010

Pero no es solo para identificar países amenazados por el impago donde el análisis ASG demuestra su utilidad. También permite distinguir entre países supuestamente de toda solvencia, arrojando evaluaciones idénticas a las de las agencias de calificación.

Pongamos por caso Francia: hasta enero, el país mantuvo una calificación de triple A. Pero —mucho antes del comienzo de este año— el análisis del equipo mostró que Francia presentaba un rendimiento significativamente inferior al de los Países Bajos en factores ASG.

Hubo un conjunto de elementos responsables de esa situación. En primer lugar, los costes de las pensiones francesas son elevados. Se han ido aprobando algunas reformas en materia de pensiones, pero no son suficientes para abordar el problema en su totalidad. En segundo lugar, la estabilidad política se resiente debido al menor apoyo popular. En tercer lugar, el mercado laboral francés, relativamente poco flexible, ha debilitado la competitividad del país. Estos problemas significan que será difícil llevar a cabo la tan necesaria reforma estructural.

Por lo tanto, se encendieron las luces de alarma. “Nuestro análisis ASG nos proporcionó una ventaja importante para determinar factores que finalmente iban a contribuir a la rebaja de la calificación de Francia”, afirma Verstraelen. “Comenzamos a reducir posiciones en Francia ya en 2010”. Al haber adoptado de manera anticipada un enfoque ASG a nivel de país, el equipo está comenzando a cosechar los beneficios.

Robeco patrocina Funds Americas.

Lo más leído

Próximos eventos