Rentabilidades de los hedge funds en 2015: un año de comportamientos dispares


El 2015 fue de nuevo un año de gran dispersión en la rentabilidad en las distintas estrategias de hedge funds. Long Short Equity Variable bias destacó con ganancias del 7,6%, mientras que Situaciones Especiales terminó con una rentabilidad del -7,6%. Todo ello en un año caracterizado por rentabilidades moderadas en términos generales en el universo hedge fund y la aportación de alfta en frente a los activos tradicionales. Durante el año, se han observado cuatro entornos de mercado bien distintos el año:

Enero-Marzo: El precio del petróleo tocó suelo tras la fuerte caída de la segunda mitad de 2014, y el anuncio de QE por parte del BCE. Muy buen comportamiento de estrategias direccionales, en especial Long Short Equity, Event Driven y CTAs.

Abril-Julio: Toma de beneficios, preocupación acerca de la sostenibilidad del crecimiento. Las estrategias direccionales, en especial los CTAs, sufrieron como consecuencia de la corrección en renta fija.

Agosto-Septiembre: Deflación y preocupación por el crecimiento. Event Driven, Asia y aquellos gestores con mayor exposición neta fueron los que más sufrieron. En este periodo muchos gestores “pesos pesados” de la industria incurrieron en pérdidas elevadas, aunque también hay que destacar que hubo estrategias que se comportaron bien, como LS Equity Variable, CTAs y Global Macro.

Octubre-Diciembre: Recuperación en los activos de riesgo. Muchos gestores tenían un posicionamiento cauto antes del rally. Buen comportamiento de Long Short y negativo en Event Driven por la fuerte corrección en el sector de sanidad en EE.UU.

Balance de 2015: Los hedge funds acabaron el año de  manera positiva. La rentabilidad del índice Global de Lyxor fue del +0,20% en el año, llegando al +0,4% en las últimas dos semanas de 2015, gracias en mayor parte a los gestores event driven. Las diferencias del entorno macroeconómico entre países fueron notables en 2015. Como resultado, la dispersión de rentabilidad entre activos de distintas zona fue considerable, lo que apoyó especialmente a gestores de valor relativo.

Sin embargo, estas oportunidades no fueron fáciles de capturar, requiriendo habilidades tácticas  y utilización activa de coberturas. Parte de estas oportunidades vinieron por los cambios en la curva de tipos de interés de los países del G-20 y por el vaivén de acontecimientos en China. La actividad monetaria estuvo detrás de los mayores picos de volatilidad del año, incluyendo la intervención del Banco Nacional Suizo en el cambio de divisa, la devaluación del PBOC en agosto y la decepción del BCE.

Las estrategias L/S Equity y Global Macro tuvieron mejor rentabilidad. Los fondos L/S equity obtuvieron alfa, debido a la gestión cautelosa de la exposición neta desde verano. Por su parte, los fondos Global Macro, se beneficiaron de las divergencias monetarias entre países desarrollados y también de las divergencias de los países emergentes y activos EM.

L/S Equity

La estrategia L/S Equity obtuvo la mejor rentabilidad en 2015, un 4,1%, impulsado tanto por Long bias (6,9%) como por Variable bias (+7,6%). Por lo general, se han beneficiado de haber mantenido una exposición neta cauta, ya que los gestores no aumentaron la exposición tras las correcciones de verano.

Global Macro

Se beneficiaron principalmente de las posiciones largas en dólares y cortas en commodities. Sin embargo, la dispersión de rentabilidad entre los diferentes gestores ha sido elevada.

CTAs

Los CTAs terminaron el año con una caída del 2,6%, obteniendo peores rentabilidades los modelos a corto plazo que los modelos a largo. Los gestores sufrieron los cambios de tendencias durante el segundo trimestre, que produjo un drawdown del 11,5% en la estrategia. Sin embargo, se mantuvieron estables durante las caídas del verano.

Event Driven

La estrategia Event Driven tuvo una rentabilidad de -3,3%, como consecuencia de los pobres resultados de situaciones especiales (-7,6%). Después de un primer trimestre bueno, los gestores se vieron perjudicados por las fuertes caídas de las compañías del sector de sanidad en verano, pero lograron recuperar parte de las pérdidas durante el ultimo trimestre. En general, los gestores de M&A aguantaron mejor, por el entorno de altos diferenciales en las operaciones, y a la boyante actividad corporativa.

L/S Credit

2015 no fue bueno para la estrategia L/S credit, perdió de media un 4,5%. En general, los gestores sufrieron por la ampliación de diferenciales de crédito en el segmento de high yield en Estados Unidos y Europa. Los gestores europeos se vieron además afectados por la volatilidad derivada de la situación en Grecia durante el verano.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos